Conexión Oscar 2015: El doble comeback de “Birdman”

Conexión Oscar 2015: El doble comeback de “Birdman”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,20 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

El término comeback se ha convertido en habitual en la carrera por el Oscar ya que siempre es habitual encontrarse con algún director o intérprete que vuelve a la arena de los premios, o simplemente de la vida cinematográfica, tras años de retiro, fiascos u ostracismo. Quizás los casos más evidentes de los últimos tiempos han sido, cada uno a su manera, los de Mickey Rourke, Bruce Dern y Robert De Niro. El primero un icono de los 80 que recibía una meritoria candidatura por un personaje duro pero con tiernos toques autobiográficos en “El luchador”, el segundo un veterano acostumbrado a papeles de refuerzo que se erigía como gran protagonista en la última película de Alexander Payne, mientras que De Niro volvía a los Oscar 21 años después de su última nominación gracias a ser el padre de Bradley Cooper en “El lado bueno de las cosas”. Tom Hanks y Emma Thompson también podrían incluirse aquí pero ellos se quedaron sin candidatura a pesar de estar muy presentes en la carrera del año pasado. Este año en “Birdman” encontramos dos ejemplos claros de esto que decimos.

Michael Keaton lidera por el momento la carrera a nivel de premios a mejor actor gracias a los reconocimientos de la crítica, aunque de momento no le da para ocupar esa privilegiada posición en el oscarómetro. Keaton siempre ha sido un actor del montón con dos papeles icónicos de finales de los 80 y primeros 90, Bitelchús y Batman, pero ahora parece que todo el mundo está dispuesto a reconocerlo. Keaton sigue la senda del anteriormente mencionado Mickey Rourke, como actor que parecía amortizado y que de repente vuelve a irrumpir con una interpretación potente y aprovechándose de la fuerza de un personaje que permite que el actor se sumerja y confluya de tal manera que no se sepa muy bien donde empieza la labor del intérprete y donde las vivencias personales que provocan una inmersión más auténtica en el personaje. Una cinta que presenta la trama en clave de humor negro con un actor veterano venido a menos que triunfó en su juventud interpretando a un superhéroe y que decide reverdecer laureles montando un espectáculo en Broadway mientras lucha contra su ego e intenta enderezar su vida y recuperar a su familia. Un puñetazo amargo al estómago en una cinta arriesgada y compleja técnicamente que navega entre la irreverencia, el humor, la ternura y la nostalgia.

Oscar2015MichaelKeatonEdwardNorton01

Mucho ha llovido desde que se convirtió en el primer actor fetiche de Tim Burton y también en el primer Batman cinematográfico. A partir de ahí la carrera de Keaton ha sido errática y poco interesante sólo destacando una serie de personajes que encaró en el momento de mayor popularidad. Su excéntrico personaje en “Mucho ruido y pocas nueces” (1993), un padre que se prepara para su muerte a través de cintas de vídeo que graba a su hijo pequeño en “Mi vida” (1993), o las comedias “Detrás de la noticia” (1994), “Sin palabras” (1994) y “Mis dobles, mi mujer y yo” (1996). Tarantino intentó recuperarlo en “Jackie Brown” (1997), protagonizaba la psicotrópica “Medidas desesperadas” (1998), era un muñeco de nieve en “Jack Frost” (1998) o se metía en el terreno del telefilm en “Camino hacia la gloria” (2000). A partir de ahí secundarios poco lucidos como padre de chica adolescente o como excéntrico villano en propuestas como “Una hija diferente” (2004), “Herbie: A tope” (2005), “Recién graduada” (2009), “Los otros dos” (2010), “Robocop” (2014) o “Need for speed” (2014), prestando su voz también en trabajos de Pixar como “Cars” o “Toy Story 3”, dan buena muestra del estado casi comatoso de la carrera de Keaton.

Oscar2015MichaelKeatonBitelchus

Michael Keaton se ha encontrado en bandeja el papel de su vida (sí, ahora ya es algo más que el Batman de Burton), uno de esos protagonistas que justifican la carrera de un actor. Ahora hay que ver hasta qué punto la Academia siga la inercia apuntada por los críticos o se mueven por otras opciones. ¿Le perjudicará su cuestionable carrera o primara la interpretación a pesar de todo?

Oscar2015MichaelKeatonEdwardNortonPor otro lado, qué bien tiene que estar Edward Norton en “Birdman” para, a pesar de lo mal que cae en Hollywood por su perfeccionismo enfermizo y sus intentos de mangonear a directores y productores imponiendo sus decisiones, ser la única alternativa posible al (por otro lado) inevitable Oscar para J.K. Simmons. Tras algunos tímidos intentos de regreso en breves intervenciones para Wes Anderson, Edward Norton vuelve tras ser en la segunda mitad de los 90 el llamado “mejor actor de su generación”. Y es que eso mismo provocó que le juntaran en “The score (Un golpe maestro)” (2001) con dos leyendas como Marlon Brandon y Robert De Niro. Norton venía de sorprender con su debut y obtener su primera nominación al Oscar por “Las dos caras de la verdad” (1996), para sólo dos años después quitarse la imagen de chico inocentón con su brutal trabajo de un neonazi redimido en “American History X” (1998) que no quiere ver como su hermano cae también en las garras del fanatismo. Cantó gracias a Woody Allen en “Todos dicen I love you” (1996), fue el abogado de Woody Harrelson en “El escándalo de Larry Flint” (1996), protagonizó una de las películas de culto de David Fincher, “El club de la lucha” (1999), y se atrevió con la dirección con “Más que amigos” (2000).

Oscar2015EdwardNortonAmericanhistoryX

Parecía que la carrera de Norton no podía ir más que hacia arriba y que el Oscar terminaría llegando pero fue espaciando sus trabajos sin dejar de ofrecer grandes momentos en “Smoochy” (2002), “El dragón rojo” (2002), “La última noche” (2002), “El reino de los cielos” (2005) (sin necesidad de que se le viera el rostro) y “El velo pintado” (2006) como marido que reacciona de una manera bastante peculiar a la infidelidad de su mujer. Fue el segundo Hulk (de tres que habría en una sola década) y continuó aportando su oficio en “El ilusionista” (2006), “Cuestión de honor” (2008), como un par de gemelos en “Hojas de hierba” (2009), reencontrándose con De Niro en “Stone” (2010) o como villano en “El legado de Bourne” (2012), enfrentándose a Jeremy Renner como ya lo había hecho con Matt Damon en “Rounders” (1998) o Mark Wahlberg en “The italian job” (2003). Ha estado presente en las dos últimas películas de Wes Anderson y ahora apunta de nuevo al Oscar tras una etapa de replanteamiento en la que el actor ha huido de los papeles obvios y, aunque su inconformismo haya minado su carrera, el destino se lo ha devuelto con un papel también a medida que es de lo más reconocido de la cinta.

“Birdman”, por tanto, se erige no sólo como la confirmación de González Iñarritu como director (volando solo sin la necesidad de apoyarse en un guión de Guillermo Arriaga) sino en el regreso momentáneo de dos actores claves de los 90 que, dentro de la magia que también desprenden los Oscar, no es que vuelvan a casa por Navidad pero sí que han encontrado dos papeles que les ha permitido reivindicarse y demostrar que nunca se puede desprestigiar a un actor o dar su carrera por terminada, ya que el fogonazo de talento que tienen estos intérpretes siempre puede volver a avivarse en el momento menos pensado.

Oscar2015MichaelKeatonEdwardNorton02

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Manuel - 30.12.2014 a las 21:33

Soy yo o Norton en la primera imagen amenazando a Keaton se parece a Benedict Cumberbatch?

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario