Conexión Oscar 2015: Las 30 películas que arrancan la carrera por la estatuilla

Conexión Oscar 2015: Las 30 películas que arrancan la carrera por la estatuilla

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Un año más arrancamos en LoQueYoTeDiga nuestra particular carrera al Oscar, ahora que parece que ya nos hemos recuperado (y en algunos casos olvidado) de los nombres que monopolizaron la temporada anterior (sí, Lupita, sí). Borrón y cuenta nueva. Nuevas películas y nuevos candidatos porque, al fin y al cabo, lo más emocionante de los Oscar siempre es ver quienes logran llegar a la tan ansiada nominación. Ya se sabe que luego las opciones de cada uno llegan tan mascadas y comentadas que las sorpresas son prácticamente inexistentes. ¿Qué nos encontraremos este año? ¿Qué intérprete desconocido saldrá del anominato? ¿Qué veterano toca recuperar? ¿Qué olvidado tendrá su comeback? ¿Quién recogerá la estela fulgurante que dejó el fenómeno McConaughey? ¿Qué película se convertirá en la “Philomena” de nuestros ojos? ¿Qué record se batirá? ¿Volverán a ser 9 las películas nominadas como ha ocurrido de manera irremediable los tres últimos años? ¿Tendrá la ceremonia algo más de vidilla sin tener que depender de un selfie y un pizzero? Con la mirada puesta al próximo 22 de Febrero de 2015 (las nominaciones serán el 15 de Enero) ya empieza a ser un buen momento (cualquier quiniela que se hiciera la pasada primavera no puede ser más que ilusoria) para ir pulsando el ambiente y ver cuáles son las películas que aspiran a que, en el momento en el que se dé el disparo de salida, puedan tirar de ilusión, pulmones y campañas de marketing para llegar a una meta que es la culminación de un recorrido que no puede dejar de apasionarnos cada año. Por cierto, como todos los años los martes tendremos actualización de oscarómetro y cualquier novedad la comentaremos por Twitter. ¡Adelante candidatos!

“Invencible (Unbroken)”

Pocos podrían haber apuntado hace nada que veríamos de nuevo a Angelina Jolie en la carrera por el Oscar, y no como actriz sino como directora. Sobre todo teniendo en cuenta que su ópera prima “En tierra de sangre y miel”, a pesar de adentrarse en un entorno bélico y romántico con buenos mimbres, no terminó de cuajar. Pero Angelina, que tras ganar el Oscar en 2000 como actriz de reparto por “Inocencia interrumpida” sólo ha recibido candidatura en 2009 por “El intercambio” y el Jean Hersholt humanitario el pasado año, ha aplicado la máxima en su segunda película de que siempre hay que contar con los mejores. Si, además, estamos en una historia real de supervivencia con épica deportiva, humana y bélica el caramelo es demasiado apetecible.

Siendo un proyecto que bien podría haber caído en manos de Steven Spielberg o Clint Eastwood, Angelina ha adoptado un tono clasicista para narrar la odisea real de Louis Zamperini, ex deportista olímpico y soldado en la II Guerra Mundial que sufre un accidente aéreo en el océano Pacífico en 1943, y que sobrevive junto a dos compañeros sufriendo una lucha por la supervivencia durante 47 días que se verá amenazada cuando sea capturado por el ejército japonés. En el reparto el joven Jack O’ Connell (que con su papel protagonista puede revelarse tras aparecer en películas británicas como “This is England”, “Eden lake” o “Harry Brown”, así como la serie “Skins”), Domhnall Gleeson, Finn Wittrock, Jai Courtney y Garrett Hedlund. Los hermanos Coen han metido mano al guión junto a Richard LaGravenese y William Nicholson contando con el empaque de la fotografía de Roger Deakins y la música de Alexandre Desplat, estos dos últimos eternos candidatos que (quién sabe) si este año podrían romper por fin su racha de derrotas. Angelina Jolie ha demostrado su inteligencia y determinación en el panorama de Hollywood actual y, además de aspirar a ser la quinta directora en ser nominada al Oscar, puede poner patas arriba la carrera este año y poner el viento a su favor si la cinta logra tocar las fibras emocionales necesarias, más cuando su protagonista real falleció a primeros de Julio a los 97 años de edad y, posiblemente, el espíritu de todo un luchador como él también de alas a la cinta.

“Fury”

Si bien la película de Angelina Jolie no llegará hasta el 25 de Diciembre (fecha que cada vez parece tener menos valor de Oscar), Sony Pictures parece confiar en lo que tiene entre manos y ha decidido adelantar el estreno de la película de David Ayer al 17 de Octubre (no hay que olvidar que tanto “Argo” como “12 años de esclavitud” llegaron a las salas USA ese mes). Y es que no nos extraña que se confíe en un proyecto que tiene a Brad Pitt como mascarón de proa porque, sin duda, el avance demuestra el gran potencial que tiene la cinta contando la historia de una brigada de cinco soldados americanos que luchan contra el ejército nazi a bordo de un tanque en los últimos coletazos del conflicto bélico. Brad Pitt da vida al sargento Wardaddy en una última misión en el que la camaradería y la difícil empresa que emprenden estos hombres convertirán su historia en toda una odisea.

Siempre centrado en películas con mucha testosterona y corrupción, David Ayer puede dar el salto con su quinto largometraje siendo hasta ahora su mayor logro cinematográfico ser el guionista de “Día de entrenamiento”. Con la música de Steven Price (ganador del Oscar por “Gravity”) y con Brad Pitt nuevamente en la producción (ganó su primer Oscar en este campo el año pasado), además de con un reparto en el que Shia LaBeouf y Logan Lerman respaldan a Pitt, podemos estar ante una gran candidata si las críticas confirman las buenas sensaciones que despertó el trailer con una historia épica en los últimos compases de una guerra tan simbólica para el cine que, en los últimos tiempos, no ha tenido una candidata de peso para poder aspirar a los Oscar, concretamente desde los tiempos de “Salvar al soldado Ryan” y “La delgada línea roja” en 1999 ya que las únicas excepciones que han tocado el tema (más desde el punto de vista humano que el de la primera línea de combate) han sido “El pianista”, “Expiación” (la guerra sólo es un episodio de este drama romántico), “Cartas desde Iwo Jima” (parte del díptico de Clint Eastwood desde la perspectiva japonesa) “En tierra hostil” (aunque se centra en un conflicto contemporáneo y más desde el punto de vista psicológico de un artificiero) y “Caballo de batalla” (ambientada en la I Guerra Mundial).

“American sniper”

Aunque la película todavía está en fase de montaje, hace unos días se anunció que la cinta tendrá un estreno limitado en USA el 25 de Diciembre, lo que le permitirá meterse de lleno en la carrera por el Oscar. El que podría haber sido el nuevo trabajo de Steven Spielberg después de “Lincoln”, pasó a manos del siempre enérgico Clint Eastwood que, de esta manera, presenta este 2014 dos películas como ésta y como la musical “Jersey boys” (que no incluimos en este listado ya que la tibieza con la que ha sido recibida la ha descabalgado prematuramente de cualquier opción).

Un proyecto impulsado por Warner y la productora de Bradley Cooper (el actor va en busca de su tercera nominación consecutiva) que se centra en la figura del marine Chris Kyle en sus años en Irak, siendo el francotirador del ejercito USA con más muertes a sus espaldas y toda una leyenda negra incluso para la población irakí que valoró su cabeza en 80.000 dólares siendo apodado “El demonio de Ramadi”. El Pentágono señala que Chris Kyle tiene en su haber 150 muertes, aunque en su autobiografía se elevan a casi 250, superando en esa cruenta lista a Adelbert Waldron, con 109 muertes en Vietnam. Desde luego una historia que hubiera hecho las delicias del Oliver Stone de los 80 y 90 o bien del tandem formado por Kathryn Bigelow y Mark Boal. Finalmente, es Clint Eastwood el responsable de ver si la Academia vuelve a acogerle en su seno, o bien vuelve a dinamitar todas las expectativas que se tienen en la cinta, ya que tras el triunfo de “Million dollar baby” en 2005 (precisamente la última película que ganó el Oscar estrenándose en USA en Diciembre), sólo con “Cartas desde Iwo Jima” en 2007 volvió el denominado “último director clásico” a las categorías de película y director.

“Boyhood”

Una de las películas más esperadas y la que ha ido haciendo más ruido ya durante este verano al ser una de las primeras nominables en llegar a las salas y también por presentar un planteamiento más que original que ha sido respaldado por una buena media por copia en taquilla que ya ha convertido a este pequeño milagro cinematográfico en la tercera película más taquillera de la carrera de Richard Linklater, un director que nos ha hecho sentir y emocionarnos con el amor y desamor de la pareja formada por Jesse y Celine (desde un punto de vista natural y espontáneo) en las distintas películas de “Antes del amanecer” y que ahora ha puesto la cámara para ver (sencilla pero ambiciosamente) ver la vida pasar.

Linklater ha ido desarrollando un proyecto muy especial viendo la evolución de un niño a lo largo de 12 años (de 2002 a 2013) apostando por el naturalismo, la vida, las pequeñas cosas y la transformación de niño a joven de manera cronológica, pasando por el estado adolescente, plasmado en el crecimiento del actor Ellar Coltrane. Todo para, sobre ello, contar el deterioro de la relación de sus padres (acabando en divorcio) y como es vista esa situación familiar en los ojos del crío, así como los problemas, responsabilidades e inseguridades que genera toda esta evolución. La producción ha durado 4.208 días y el conjunto final se ha quedado en dos horas, destacándose como un material tan prolongado en el tiempo funciona tan bien como conjunto y transcurrir natural, sujeto también a la improvisación de sus artífices entre los que están Ethan Hawke y Patricia Arquette como padres del joven protagonista. Desde luego si esta película hubiera sido dirigida por Terrence Malick ya tendría la nominación asegurada, pero no creemos que la Academia se resista (a priori) a reconocer el mérito de un proyecto vital y revolucionario validando, al menos con la nominación, el trabajo como director de Linklater.

El Festival de Berlín precisamente destacó la película en ese apartado y, a priori, la cinta sólo tiene en contra (teniendo en cuenta que es una de las candidatas que más puede conectar emocionalmente con varios nichos dentro de la Academia) la poca relevancia que han tenido las películas del director en las carreras de premios, la campaña que pueda organizar una productora pequeña como IFC Films, y la necesidad de que la crítica (cosa que no pasó con “Antes del anochecer”) apoye y respalde a la película como una de las mejores del año, y que no lleven a cabo ese ejercicio de hipocresía que hizo que el año pasado nadie reparara en “Antes del anochecer” a pesar de ser la película mejor valorada en los termómetros críticos sólo por detrás de “Gravity” y “12 años de esclavitud”. ¿Se decidirá la Academia a abrir las puertas a Linklater de una vez con el canto a la vida que pretende desprender la meritoria empresa que ha sido “Boyhood” convirtiéndose posiblemente en la más humanista y menos artificiosa de cualquier otra candidata que pueda haber este año?

“Perdida”

David Fincher es el claro ejemplo que demuestra que la Academia no te reconocerá por tus mejores trabajos sino por el momento en que se decide abrirte la puerta. Le pasó a Philip Seymour Hoffman, por poner un ejemplo, y le ha ocurrido a un David Fincher cuya carrera en los Oscar cuenta a partir de “El curioso caso de Benjamin Button”, a pesar de haber sido antes el director de “Seven”, “El club de la lucha” y “Zodiac”. La cuestión es que, tras arrancar como favorito las carreras de 2009 con “El curioso caso de Benjamin Button” y de 2011 con “La red social”, dos directores británicos (Danny Boyle y Tom Hooper) le amargaron el poder recibir un reconocimiento que a nivel de público y crítica, al menos, ya tiene. Con “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres” no llegó a tanto, aunque consiguió 5 nominaciones, y se quedó a las puertas de su tercera nominación como director si tenemos en cuenta que sí que fue candidato al Gremio de Directores. Tras encargarse del bestseller de Stieg Larsson (y ganar por el camino un Emmy gracias a “House of cards”) ahora adapta uno de los libros más comentados y leídos últimamente (desde luego en mi TL sí que es auténtico bestseller). Hablamos de “Perdida” de Gillian Flynn en el que ha podido meterse de lleno en esa atmósfera de misterio, tensión y ambigua sordidez en la que el realizador sabe moverse tan bien.

La película se centra en un verano en el que una pareja formada por Nick y Amy van a celebrar su quinto aniversario de boda en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Esa misma mañana ella desaparece sin dejar ni rastro. Las sospechas acaban recayendo en el propio Nick que lleva a cabo una reacción bastante poco convencional tras la noticia. ¿Un actuar evasivo y frío le convierte automáticamente en sospechoso? Ben Affleck y Rosamund Pike se antojan buenas elecciones de casting (la duda es ver si Pike competirá como protagonista o en reparto) y Fincher cuenta con viejos conocidos en la música (Trent Reznor y Atticus Ross), la fotografía (Jeff Cronenweth), el vestuario (Trish Summerville), el montaje (Kirk Baxter), etc… ¿Demasiado de género para la Academia o un nuevo éxito para la carrera de Fincher que puede darle (quizás partiendo como menos favorito) su esperado triunfo? Mucha curiosidad por la película y por su evolución en esta carrera.

“Foxcatcher”

Bennett Miller va camino de seguir los pasos de Alexander Payne y David O. Russell el año pasado y ser uno de los pocos directores que ha conseguido nominaciones a mejor película por tres trabajos de manera consecutiva. Sí, Miller, el director de “Capote” y “Moneyball”, vuelve a estar en esta lista al igual que el año pasado ya que finalmente Sony Pictures Classics decidió retrasarla a 2014 y, la verdad, es que estar en la nevera no le ha venido mal ya que ahora llega con fuerza y con el aval de haber conseguido ya en el pasado Cannes el premio al mejor director.

“Foxcatcher” está basada en la historia real de John du Pont, millonario y mecenas del deporte que en los años noventa puso en marcha el centro de lucha libre Team Foxcatcher dentro de su rancho de Pensilvania. Du Pont, conocido tanto por su fortuna como por sus excentricidades, saltó inesperadamente a las páginas de crónica negra por asesinar a tiros en 1996 a David Schultz, deportista ganador del oro olímpico que entrenaba en sus instalaciones. ¿Una película demasiado oscura para la Academia? Todo parece indicar que para ganar sí, ya que a muchos puede atragantárseles este levantar la alfombra y mostrar la miseria y podredumbe del sueño americano. Eso sí, la gran baza de la película son sin duda los trabajos de Steve Carell, Channing Tatum y Mark Ruffalo de los que, sin duda, se hablará mucho en esta carrera ofreciendo (sobre todo en el caso del primero) ese tipo de interpretaciones que hacen callar muchas bocas a algunos críticos despectivos.

“Birdman”

Cuando todavía se habla mexicano tras el triunfo de Cuarón el año pasado en la categoría de mejor director, otro ilustre compatriota como Alejandro González Iñarritu se mete en la carrera de 2015 con el que es su quinto trabajo, y la verdad es que siempre es un valor seguro porque todas sus películas han conseguido nominaciones al Oscar. Es más, 5 actores (Naomi Watts, Benicio del Toro, Adriana Barraza, Rinko Kikuchi y Javier Bardem) fueron candidatos a la estatuilla gracias a trabajar con Iñarritu. Y, precisamente, otro actor se puede sumar a la lista ya que es la gran baza de las opciones de la película. Hablamos de Michael Keaton que cubriría el nicho “comeback” que suele haber todos los años (Mickey Rourke, el más evidente) por echarse la película a sus espaldas en una comedia amarga con muchos puntos en común con la biografía del propio Keaton.

La cinta se centra un actor veterano venido a menos que triunfó en su juventud interpretando a un superhéroe y que decide reverdecer laureles montando un espectáculo en Broadway mientras lucha contra su ego e intenta enderezar su vida y recuperar a su familia. Le acompañan Emma Stone, Naomi Watts, Zach Galifianakis, Edward Norton, Andrea Riseborough, Amy Ryan y Merritt Wever. Iñárritu escribió el guion junto a Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Jr. y Armando Bo adaptando un texto breve de Raymond Chandler. ¿El gran reto técnico de la película? El ser narrada a través de un solo plano secuencia contando precisamente con Emmanuel Lubezki (especialista en esta técnica y reciente ganador del Oscar por “Gravity”) encargándose de la fotografía. Sus opciones irán creciendo (o no) cuando pase por el Festival de Venecia (es la película encargada de abrirlo) y cierre el Festival de Nueva York.

“Inherent vice”

Paul Thomas Anderson es un nombre respetado pero que ha ido dando bandazos en su relación con la Academia, hasta ahora más valorado como guionista que como director a pesar de tener un reconocible estilo de autor, denso y rico en matices. “Inherent vice” se antoja un proyecto difícil de adaptar y, como suele ser habitual en el director, críptico y muy complicado de presentar de cara al espectador medio. ¿Superará la Academia todas estas trabas al ser ahora un director a tener en cuenta en sus candidaturas por esa aura de gran autor norteamericano o este año la película quedará en alguna cuneta a lo largo de esta carrera cómo ocurrió con el caso de “The master” que sólo sacó nominaciones para sus tres actores a pesar de comenzar en su momento como la gran apuesta de los Weinstein?

Es una adaptación de Thomas Pynchon sobre un detective privado de Los Angeles a finales de los 70 que investiga la desaparición del amante de la que fue su novia, la típica femme fatale de este tipo de relatos deudores del cine negro. Como personaje secundario destaca un abogado que ayuda en sus investigaciones al protagonista. La gran baza es Joaquin Phoenix (que sigue en la brecha tras su nominación por “The master” y quedarse a las puertas con “Her”) pero en el reparto también están Reese Witherspoon, Owen Wilson, Josh Brolin, Benicio del Toro, Martin Short, Jena Malone y Michael K. Williams. Personalmente me parece una incógnita lo que pueda pasar con esta película y dependerá mucho de hasta qué punto se han empachado (o no) del estilo del director porque quién haya leído la novela comprobará que no es un proyecto fácil.

“Into the woods”

Hay que confesarlo. Una mezcla de interés y miedo es lo que tenemos en nuestro cuerpo cuando se habla del proyecto cinematográfico del musical “Into the woods” que está dirigido por Rob Marshall, capaz de lo peor y de lo mejor en estas lides. Aunque intermitentemente, raro es el año que no llegan uno o dos títulos representantes del género, siendo verdad que la mayoría tienen que sufrir críticas más hirientes que otro tipo de películas, primero por lo difícil de hacer cohesionar sin fricciones dos técnicas como el cine y la del teatro musical y segundo por el gran reto que supone el estar a la altura de musicales exitosos y prestigiosos. Los que mejor fortuna han corrido en los últimos tiempos son los que ofrecían algo original y que no venían del precedente teatral, tal es el caso de la simpática “Todos dicen I love you”, la descorazonadora “Bailar en la oscuridad”, el festín visual y pop “Moulin Rouge” o “Across the universe” combinando canciones de The Beatles. Y todo sin olvidar que “Chicago” es el único musical que ha ganado el Oscar en más de 45 años (y precisamente Marshall fue el director) y que hubo ejemplos hechos con oficio que no desmerecían al original (“Los productores”) o auténticos éxitos taquilleros (“Mamma Mia!”). En cambio, “El fantasma de la ópera”, “Rent” y “Nine” fueron todo un fiasco artístico, mientras que “Sweeney Todd” y “Los miserables” salvaron con nota la papeleta, aunque esta última tenga que sufrir toda la vida la crítica de los primeros planos del señor Hooper y de no haber sacado todo el jugo a una de las mejores obras musicales de la Historia. Llegados a este punto, ¿qué pasará con “Into the woods” de Stephen Sondheim?

“Into the woods” parte de la iconografía popular de los cuentos de los hermanos Grimm, con cierto punto de sátira sobre las miserias humanas que va más allá de la fábula aparente, en el que un panadero y su mujer se adentran en un bosque encantado lleno de personajes del imaginario colectivo de este autor, como Caperucita Roja, Rapunzel o Cenicienta, con el fin de romper el hechizo de una bruja que les ha condenado a no tener descendencia. Su mejor baza es el enganche que tiene un musical cuando la película cae de pie y el contar con un gran reparto que tiene en Meryl Streep, Emily Blunt, Anna Kendrick o Johnny Depp sus opciones de conseguir nominación. Habrá que ver si hay baile de categorías (¿Streep protagonista o secundaria como la bruja de la historia?) pero lo que sí que no conseguirá nominación es la canción que había compuesto expresamente Sondheim para la película y que iba a estar interpretada por el personaje de Meryl Streep, ya que Marshall ha considerado dejarla fuera del montaje final mientras los rumores de que la postproducción ha sido difícil no han tardado en aparecer. Desde luego Rob Marshall se la juega (posiblemente su carrera no resista otro fiasco) y la fecha del 25 de Diciembre (la misma que “Los miserables” que finalmente a los Oscar llegó bastante diezmada a pesar de ser un musical mucho más lucido y popular que el de Sondheim) es un arma de doble filo, así como que la última experiencia de Sondheim en el cine (la quizás algo infravalorada “Sweeney Todd”) sólo se saldó con 3 nominaciones. Desde luego que se le acabe comparando (por intentar ir a un público más amplio) con “Alicia en el país de las maravillas”, “Oz, un mundo de fantasía” o “Maléfica” no será la mejor señal.

10º “Interstellar”

2 nominaciones como guionista (“Memento” y “Origen”) y una como productor (“Origen”) son las tres candidaturas que pueblan el expediente de Christopher Nolan en los Oscar. Y eso que es el responsable directo de que tengamos desde la edición de 2010 más de 5 nominadas a la estatuilla. Todo por la polvareda que levantó que “El caballero oscuro” no entrara ni en película ni en director y sí la mucho más académica y convencional “The reader” de Stephen Daldry. “Origen” sí que entró (pero porque eran 10) aunque de manera bastante limitada quedando fuera de dirección y montaje. ¿Y con “Interstellar”? Su estreno en Noviembre es el claro mensaje por parte del Estudio de que estamos ante una película con ambiciones de premios y que no hay que confundirla con el típico producto rompetaquillas del verano. Y es que no sólo por la fecha, los avances que ha habido de la película no han podido ser más potentes e impactantes y, desde luego, parece que Nolan se quitará (al menos) la espinita de ser considerado un director frío, ya que esta vez sí que garantiza haber tirado por la vía de la emotividad.

La trama versa sobre una teoría del experto en relatividad Kip S. Thorne, que afirma que los agujeros de gusano no sólo existen si no que se pueden usar como portales para viajar en el tiempo. El proyecto pudo haberlo dirigido Spielberg pero finalmente cae en el universo Nolan, siendo los dos hermanos (Christopher y Jonathan) los autores del guión. En el reparto Matthew McConaughey, Jessica Chastain, Anne Hathaway, Wes Bentley, Michael Caine, John Lithgow, Ellen Burstyn, Casey Affleck, Bill Irwin, Topher Grace, David Oyelowo, Mackenzie Foy, Timothée Chalamet y Matt Damon en un pequeño papel. Hoyte Van Hoytema sustituye al habitual Wally Pfister en la dirección de fotografía y Hans Zimmer vuelve a poner la música.

¿Visionario incomprendido, filósofo de baratillo o charlatán efectista? Nolan no lo ha tenido fácil hasta ahora (y aunque “Gravity” puede haber derribado algunos prejuicios sobre el cine espectáculo de cara a ser premiado), ya se sabe que la Academia no suele mostrar apego por Nolan en particular y por los adelantados a su tiempo en general. Y es que ni eso ni el alargado “momentum” que vive McConaughey parecen poder solventarlo.

11º “Mr. Turner”

¿La apuesta british de este año? Desde luego de Cannes salió bien parada (buenas críticas y premio al mejor actor para Timothy Spall) y el aval de que Mike Leigh sí que es un director bastante querido en los Oscar con 2 nominaciones como mejor director y 5 como guionista, además de meter a sus actores en las carreras de premios aunque (hasta el momento) sólo lo ha logrado con “Secretos y mentiras” y “El secreto de Vera Drake” (precisamente las dos cintas que también le dieron candidatura como realizador).

Tras ofrecer la tierna historia otoñal de un matrimonio a lo largo de las cuatro estaciones de un año en “Another year”, el director vuelve a contar con uno de sus actores fetiche (Timothy Spall) para este biopic sobre los últimos 25 años de vida del pintor británico del siglo XIX Joseph Mallord William Turner. Un genio de personalidad complicada (con una caótica vida amorosa y alguna rivalidad de órdago en la profesión) pero poseedor de un talento innegable que supone todo un regalo interpretativo para Spall que puede gruñir y farfullar mientras intenta sacar adelante su carrera, pasan por su vida algunas mujeres muy importantes para él, y mantiene una tierna relación con su padre. De la cinta se ha alabado mucho su aspecto técnico (especialmente la fotografía y diseño de producción) así que (aunque quizás no sea de momento una candidata fuerte a película y director) sí que hay que tenerla muy en cuenta en esos apartados, junto a los de actor y guión.

12º “Wild”

Reese Witherspoon podrá ser rubia legal pero no tiene un pelo de tonta y, aunque haya estado algo desaparecida estos años (no olvidemos que ha sido “el pivonazo de piernas largas” de “Mud”), no ha hecho más que ir extendiendo tentáculos y ganando peso en la industria. El resultado de toda esta siembra viene este 2014 con tres películas como actriz (“Wild”, “The good lie” e “Inherent vice”) y dos como productora (“Wild” y “Perdida”). Es la cinta en la que lleva a cabo las dos facetas la que le podría devolver a un premio que ya ganó en 2006 por “En la cuerda floja” en una carrera en la que no se antoja que haya (a priori) una gran competencia en mejor actriz.

En “Wild” se adapta la novela de Cheryl Strayed sobre su propia experiencia en la que, tras una serie de desgracias personales y una adicción a la heroína, se lanzó a la aventura para recorrer más de 1.000 kilómetros en solitario a través del desierto de Mojave con el fin de reencontrarse a sí misma. ¿A alguien le recuerda a “Hacia rutas salvajes” de Sean Penn? Esperemos que no sufra el mismo episodio de fracaso en sus expectativas oscariles, aunque no hay que olvidar que el director es Jean-Marc Vallée, absolutamente lanzado tras “Dallas Buyers Club”.

13º “La teoría del todo”

Aunque sus máximas aspiraciones las podamos encontrar en el gran acierto de casting que es elegir a Eddie Redmayne para hacer de un joven Stephen Hawking, la verdad es que la cinta de James Marsh (ganador del Oscar por el documental “Man on wire”) presenta un aspecto extraordinario que hubiera hecho las delicias de los académicos de los 90 antes de que a partir de “Una mente maravillosa” los biopics de este tipo comenzaran a sonar anticuados.

“La teoría del todo” se centra en los años de juventud del respetado físico y, especialmente, en la relación con su primera mujer (Jane) a la que conoció en la universidad de Oxford y con la que se casó en 1965 a los 23 años, poco después de que le fuera diagnosticada la enfermedad motoneuronal degenerativa que le condenó a una silla quedando totalmente paralizado y comunicándose con los demás desde entonces a partir de un aparato generador de voz. A pesar de que sólo se le pronosticó dos o tres años de vida, Hawking se ha labrado una gran carrera en el campo de la física y la ciencia ganando prestigio y numerosos premios, habiéndose casado dos veces (de Jane se divorció en 1991) y tenido tres hijos, contando en la actualidad con 72 años.

Una historia real de superación personal es demasiado apetecible, y más con un actor al alza como Redmayne que aquí puede dar ya el Do de pecho (tras su alabada nasalidad en “Los miserables”) y justo antes de que con otro proyecto como “The danish girl” pueda dejarnos con la boca abierta. Con un buen trabajo de Redmayne, y unas críticas aceptables, la película podría extender sus posibilidades a la categoría reina, a la de guión o a la de actriz de reparto para Felicity Jones.

14º “The imitation game”

Ya tardaban en aparecer por aquí los Weinstein que, por supuesto, el año pasado también se colaron entre los nominados a mejor película con “Philomena”, algo que siempre han conseguido ininterrumpidamente desde 2009 con “The reader”. Aunque no tengan este año tampoco (en principio y de momento) una baza que destaque sobre los demás, por supuesto tienen su ramillete de películas que irán viendo la evolución que tienen hasta que decidan mover sus cartas (siempre que no estén tan pasivos como el año pasado). Una de esas apuestas es “The imitation game”, como la anterior un biopic centrado en una de las figuras claves del siglo XX como es la del matemático e inventor Alan Turing al que pone voz y físico un Benedict Cumberbatch que, tras participar el año pasado en “El quinto poder”, “12 años de esclavitud” y “Agosto”, tiene ante sí, quizás, uno de los papeles de su vida profesional.

En “The imitation game” Cumberbatch da vida a Alan Turing (matemático, criptólogo y científico de la computación británico), que fue una figura clave en desentrañar los códigos de Enigma, mecanismo de cifrado utilizado por los nazis. Posteriormente, Turing sería perseguido por su homosexualidad y mandado a prisión donde fue castrado químicamente y terminó suicidándose ingiriendo una manzana con cianuro. Junto a Cumberbatch, podremos ver a Keira Knightley (la mejor amiga y prometida de Turing), Matthew Goode, Mark Strong, Rory Kinnear, Charles Dance, Allen Leech y Matthew Beard, dirigidos por Morten Tyldum (“Headhunters”) y trabajando un guion de Graham Moore que en 2011 encabezó la lista de los mejores guiones no producidos. Apunte para fans de la banda sonora, la música corre a cargo de Alexandre Desplat, mientras que la fotografía es obra del español Óscar Faura. ¿Logrará el bueno de Benedict hacerse un hueco en la competida categoría de mejor actor?

15º “Big eyes”

Más biopic y más Weinstein. No podemos tener más ganas de ver “Big eyes” para comprobar si por fin estamos ante el resurgir de Tim Burton después de que se haya ido dejando llevar con proyectos rutinarios, en los que su sello y estética han estado presente, pero que quedan muy por debajo de trabajos como “Eduardo Manostijeras”, “Ed Wood”, “Sleepy Hollow”, “Big fish” o “Sweeney Todd”, aunque incluso estas últimas no generan la unanimidad positiva que sí que generan las dos primeras. Unas primeras imágenes que recuerdan al Hitchcock o De Palma más setentero, tratar sobre el caso real de un matrimonio de artistas, venir distribuida por los Weinstein, y con Amy Adams y Christoph Waltz en el reparto (dos adorados de la Academia de Hollywood), sin duda se merece algo más que nuestra atención, lo que presume que podemos estar en la buena senda y, posiblemente, ante la primera gran oportunidad de la carrera de Burton de meterse de lleno en la próxima temporada de premios y es que, hasta ahora, lo máximo que ha podido conseguir para alguna de sus películas es llegar a las 3 nominaciones (“Sleepy Hollow”, “Sweeney Todd” y “Alicia en el país de las maravillas”) y a título personal constar como nominado en la producción de “La novia cadáver” y “Frankenweenie” de cara al Oscar a la mejor película de animación.

“Big eyes” (que recuerda un poco a lo que contaba “Retrato de una obsesión” con Nicole Kidman) es un biopic sobre la pintora Margaret Keane, conocida en los años 50 y 60 por retratar en sus trabajos a inquietantes niños con grandes ojos. Lo más curioso del caso es que, mientras ella era la artista, el que se llevaba la fama era su marido Walter, un charlatán especialista en mover los hilos para comercializar una obra que era firmada por él (con el objetivo de potenciar en mayor manera su difusión) y que seguirá reclamando los derechos de esos cuadros cuando el matrimonio llega a su fin. ¿Nueva nominación (y posible premio) para Amy Adams? ¿Por muy bien que lo haga Christoph Waltz lo dejarán fuera hastiados de sus 2 Oscar tan recientes? ¿Por fin veremos a una película de Tim Burton con una destacada presencia en la carrera? ¿O será una nueva decepción en la filmografía de un director al que parece que se le han agotado las ideas? Confiemos en que esta película le ayude a remontar vuelo, aunque sólo sea porque su estreno el 25 de Diciembre, y que anden los Weinstein detrás, ayuda a tener confianza. Eso sí, a poco que las críticas no sean positivas terminará relegada a las posibilidades de Amy Adams (la Academia la ha nominado siempre que ha tenido ocasión para ello salvo en el caso de “Encantada”) y a alguna mención técnica.

16º “Whiplash”

En Sundance y en Cannes ya han podido vibrar con esta cinta de Damien Chazelle que ofrece un enérgico y casi orgiástico retrato musical de superación y de esfuerzo por cumplir los anhelos personales y convertirse en el mejor, aunque sea de una manera estoica y casi militar. Miles Teller y J.K Simmons protagonizan y se han destacado muy mucho sus interpretaciones, especialmente la del segundo que podría ser candidato fijo a la categoría de mejor actor de reparto.

Del éxito dependerá, sobre todo, cómo enfoque la campaña Sony Pictures Classics y sí logra convertirla en un pequeño fenómeno entre el público, ya que por su perfil tiene muy complicado salir de sus posibilidades más obvias como puedan ser las de actor de reparto y guión.

17º “Selma”

Una película de Paramount Pictures protagonizada por David Oyelowo como Martin Luther King y Tom Wilkinson como Lyndon B. Johnson en unos años revueltos por la marcha de los derechos civiles. Un proyecto que estuvo en manos de Lee Daniels en su momento pero tiene ahora a Ava DuVernay como directora y guionista.

La cinta llegará también in extremis el 25 de Diciembre y habrá que tenerla en cuenta por su reparto y por tener a Brad Pitt y Oprah Winfrey en la producción tras el triunfo del primero con “12 años de esclavitud” y el chasco de la segunda con “El mayordomo”.

18º “A most violent year”

“A most violent year” es uno más de los títulos que estrenará esta temporada Jessica Chastain (las otras cintas son “Interstellar”, “La desaparición de Eleanor Rigby” y “Miss Julie”). En esta cinta es dirigida por J.C. Chandor (su tercer trabajo tras “Margin call” y “Cuando todo está perdido”) que se centra en un ambicioso hombre de negocios enfrentado a la corrupción del sistema del Nueva York de los 80 mientras el entorno de la ciudad vive un año especialmente violento con revueltas y con muchos conflictos a raíz de la inmigración.

En el reparto también Oscar Isaac, David Oyelowo, Alessandro Nivola, Albert Brooks y Catalina Sandino Moreno. Sin fecha confirmada todavía en USA, todo parece indicar que también acabará llegando este año.

19º “La desaparición de Eleanor Rigby”

Uno de esos proyectos que parece que no van a llegar a buen puerto pero que finalmente cobran realidad gracias al empeño e interés de sus creadores. James McAvoy y Jessica Chastain (la actriz estaba vinculada con el proyecto desde antes de saltar al estrellato y el director y guionista Ned Benson escribió la historia con ella en la cabeza) dan vida en esta película a Conor y Eleanor, una pareja que se conoció en la universidad y que vive en Nueva York intentando salir adelante y mantener viva la llama de un amor que parece chocar contra el mero desarrollo de la subsistencia en una gran ciudad, él como dueño de un restaurante y ella como aspirante a actriz. La historia se presenta como un soneto en el que la música es una protagonista más de ese desamor en la gran ciudad que se suma a otras historias como las de “Antes del anochecer”, “Buscando un beso a medianoche”, “Once”. “Blue Valentine” o “Her”.

Los Weinstein decidieron guardársela un año (compraron sus derechos en el Festival de Toronto 2013) y ahora llegará a USA tanto como la concibió el director (dos películas cada una de ellas desde la perspectiva de uno de los miembros de la pareja) como Weinstein desea (una única versión de dos horas que fue la que se pudo ver en el Festival de Cannes). Aunque no parece que vaya a tener grandes opciones en la carrera, una Jessica Chastain cada vez más estrella sería su mejor baza, sobre todo porque es el papel con el que puede tener más posibilidades de todos los que tiene en liza este año.

20º “Begin again”

Un pequeño fenómeno en la cartelera veraniega española pero, aunque estemos ante una versión mucho más accesible y USA que “Once”, parece que todo su recorrido se centra en el mismo apartado en el que esa pequeña cinta irlandesa terminó triunfando, el de mejor canción en el que, sobre todo, el tema Lost stars destaca sobre los demás y podría reportarle a la película una candidatura mientras los productores del espectáculo ya se frotan las manos con la posibilidad de que la canción sea candidata y Adam Levine la interprete en el escenario mientras las fans le lanzan la ropa interior desde el patio de butacas.

Quizás eso sólo pudiera verse en una secuela de la cinta, pero ni los actores ni el guión hacen pensar que la película tenga más opciones que la citada.

21º “El Gran Hotel Budapest”

Esta cinta se ha convertido en la película más taquillera de Wes Anderson con 59 millones de dólares superando los 52 de “Los Tenenbaums” y los 45 de “Moonrise kingdom”. Precisamente por esas dos películas consiguió Anderson nominación al mejor guión original… ¿hay que pensar que se repetirá lo mismo? La cinta funcionó bien, con un buen promedio en taquilla, pero quizás sin despertar tanta unanimidad como otros trabajos. “Moonrise kingdom” se quedó a las puertas de ser la décima candidata a los Oscar de ese año, pero el cine de Anderson, como él, es peculiar, genuino e inclasificable, lo que provoca que el amor de unos se transforme en rechazo de otros que no comprenden que la cosa se quede en un envoltorio, siempre preciosista, pero un envase barroco (y a veces demasiado hueco) más que nada. Mismas opiniones que ha despertado la acción desarrollada en este hotel en unos años de entreguerras que, eso sí, deja una de las mejores interpretaciones del año en la figura de Ralph Fiennes que, no obstante, tiene difícil llegar a la candidatura ante la gran competencia que ya se vislumbra.

A la espera de que llegue la remesa de los nuevos títulos de la temporada, mucho apoyo crítico tendría que despertar la película para así mantenerse viva durante toda la carrera y no llegar a su triste destino que no parece otro que el del olvido. En caso contrario tendrá que conformarse con guión original y, como mucho, alguna mención técnica, siendo la primera vez que se valorara en los Oscar el aspecto de fotografía o diseño de producción en una cinta de Anderson ya que sólo “Fantástico Sr. Fox” logró conseguir más de una nominación (película de animación y música).

22º “Queen of the desert”

Tiene altas posibilidades de que finalmente se retrase a 2015, al no ser que tenga un estreno limitado a finales de año, ya que el nuevo trabajo de Werner Herzog no llegará a tiempo ni a Toronto ni a Telluride por lo que parece que la postproducción está muy poco avanzada. La cinta trata sobre la exploradora y arqueóloga Gertrude Bell, quien a finales del siglo XIX viajó a través de Oriente Medio para definir las fronteras de Irak, Jordania y Arabia Saudí. Allí conocerá a T.E. Lawrence, militar y escritor popularizado en el cine por la película de David Lean de 1962, y el oficial británico Charles Doughty-Wylie del que se enamora.

Nicole Kidman, Robert Pattinson, Damian Lewis y James Franco protagonizan una de esas cintas que puede recuperar ese aroma clásico que tanto se echa a veces de menos o bien convertirse en un auténtico pastiche anacrónico, más cuando Herzog es un director de renombre pero que ha construido una carrera enormemente irregular. Su única nominación data de 2009 en la categoría de mejor documental por “Encuentros en el fin del mundo”. Eso sí, según él (aunque no parece que sea el más objetivo) Nicole Kidman lleva a cabo una de las interpretaciones de su vida. Hemos oído eso tantas veces….

23º “El juez”

¿El director de “De boda en boda” y “El cambiazo” por aquí? Pues sí, el bueno de Dave Dobkin ha juntado a Robert Downey Jr. y Robert Duvall en una comedia dramática que se centra en un abogado de la gran ciudad con pocos escrúpulos que regresa a su hogar familiar tras la muerte de su madre. Es en ese momento cuando se entera de que su padre, un prestigioso juez que sufre Alzheimer y del que lleva un tiempo distanciado, es sospechoso de haber cometido un crimen. El hombre se propone descubrir la verdad sobre el asunto, reencontrándose en sus pesquisas con una familia de la que se alejó hace ya tiempo.

El avance tiene muy buena pinta y que llegue a USA el 4 de Octubre de la mano de Warner debe de ser una señal cuando en ese mes los dos últimos años el Estudio estrenó dos auténticos monstruos para los Oscar como fueron “Argo” y “Gravity”. Eso sí, seamos realistas porque el tono es el que es y su oportunidad es básicamente la de Robert Duvall como mejor actor de reparto. Todo un grande del cine que encajaría en ese perfil de veterano que lleva tiempo sin pasar por la gran gala del cine y que los académicos recuperan (el año pasado fue Bruce Dern y hace dos Robert De Niro). Duvall ganó el Oscar en 1984 por “Gracias y favores” y no es candidato desde “Acción civil” en 1999, quedándose a las puertas por “El último gran día” en 2011 el año en que finalmente Javier Bardem logró la candidatura por “Biutiful”.

24º “Men, women & children”

Parece que en la Academia ya se les ha caído la venda en los ojos con Jason Reitman, un director que entró muy fuerte en el panorama con “Gracias por fumar”, “Juno” y “Up in the air”, dispuesto a convertirse en uno de esos directores reconocidos y valorados por tratar la sociedad USA con cierto tono de comedia empática, absurda y amarga y demostrarse a sí mismos que perfectos retratistas son del entorno que les ha tocado vivir, a pesar de arrojar un mensaje mucho más conservador del aparente. Con “Up in the air” se fue de vacío, tras ser favorito en guión adaptado, y “Young adult” y “Una vida en tres días” no tuvieron ninguna mención a pesar de que, en algún momento, se habló de que tanto Charlize Theron como Kate Winslet podían ser perfectas nominadas.

Su nueva película gira alrededor de las frustraciones sexuales de unos adolescentes y sus padres en la era digital en la que vivimos actualmente y en el reparto encontramos gente como Adam Sandler, Jennifer Garner, Rosemarie DeWitt o Emma Thompson. ¿De qué lado caerá la balanza más cuando en esta ocasión no tiene a la guionista Diablo Cody en la que ampararse? Pues sí, toda la pinta de ser la típica dramedia que se pone al inicio de una carrera pero que luego nadie acaba reparando en ella.

25º “Bajo la misma estrella”

“Bajo la misma estrella” ha superado el peso del referente literario exitoso y ha cobrado vida en una adaptación cinematográfica que ha sido bastante valorada, tanto por la inteligencia del tono en este drama romántico juvenil nunca sensiblón, como en la química que desprenden sus protagonistas. 123 millones de dólares en USA es un buen dato para el segundo trabajo como realizador de Josh Boone, al que hay que seguirle la pista desde “Un invierno en la playa”.

Lamentablemente para Boone (y los cada vez más al alza guionistas Scott Neustadter y Michael H. Weber) parece difícil que pueda aspirar realmente a una categoría de guión adaptado siempre copada por los grandes nombres del año, pero cosa distinta es el caso de Shailene Woodley que, tras ser obviada por “Los descendientes” cuando su nominación parecía hecha, ahora podría resarcirse con este papel al que llena de vida, determinación y esperanza. Un papel jugoso que ella resuelve con sorprendente maestría, tras una carrera todavía muy incipiente, y que, si supera los envites más habituales que puede tener la carrera, podría terminar dentro de unos meses con una nominación al Oscar que desde luego no sería inmerecida. No siendo ya una desconocida, sino una estrella gracias a este título y “Divergente”, sus opciones en la carrera no son nada improbables.

26º “I feel good”

Un biopic de James Brown podría ser carne de Oscar hace unos años, pero (salvo excepciones) parece superada la época de que todo proyecto de cantante musical que superara la media conseguía estar presente en la carrera, sobre todo si se cumplían dos paradigmas; que el artista fuera notoriamente conocido, y su influencia en la cultura popular evidente, y que su vida hubiera sido una sucesión de sacrificios y adicciones. Quizás ahora no proliferen tanto como en los 90, pero la última película de este tipo que recibió la candidatura fue “Ray” en 2005, algo que por ejemplo sí que le fue negado al año siguiente a la cinta sobre Johnny Cash “En la cuerda floja” (a pesar de que tanto Phoenix como Witherspoon fueron candidatos a la estatuilla).

El director de “Criadas y señoras” ha vuelto con la historia de James Brown que es encarnado durante toda su trayectoria por el casi desconocido Chadwick Boseman y la verdad es que parece haber sido un acierto ya que el actor del drama deportivo “42” no ha hecho más que recibir elogios. En los tiempos que vivimos no parece suficiente, más cuando hay tanto biopic ya en liza, y la película no puede evitar tener ese tono telefilmero y racial tan visto en los últimos tiempos en la citada película de Tate Taylor o en “El mayordomo”. Por allí andan unas robaescenas natas como Viola Davis (que también hace lo propio en “La desaparición de Eleanor Rigby”) y Octavia Spencer pero, o mucho nos equivocamos, o la película terminará quedándose sin posibilidades (Boseman es su baza y la categoría de mejor actor echa fuego) habiendo deseado ver qué hubiera pasado si esta cinta hubiera llegado hace unos años.

27º “Maps to the stars”

Julianne Moore ganó el premio en Cannes a la mejor actriz por hacer de una famosa y desequilibrada actriz que va al terapeuta con el fin de superar los traumas que le provoca interpretar el papel que hizo su madre en los años 60. Sí, perfecto, muchos tienen ganas de que Julianne Moore se desquite en los Oscar tras 4 nominaciones sin éxito, pero Cannes (al contrario que con los actores) no es el mejor referente para calibrar las posibilidades de cara al premio a mejor actriz. No hay más que ver los casos de Isabelle Huppert por “La pianista” o Kirsten Dunst por “Melancolía”, siendo Penélope Cruz por “Volver” la última en recibir la nominación al Oscar y Holly Hunter por “El piano” la última ganadora.

El cine de Cronenberg nunca ha sido valorado en los Oscar (consiguiendo nominaciones actorales sólo para las más academicistas “Una historia de violencia” y “Promesas del este”) pero su vuelta a un cine de autor con personajes psicóticos y enfermizos no le convierte en el mejor caballo para disputar la carrera. Es más, todavía queda por ver si Julianne Moore será propuesta como protagonista o como secundaria y eso será clave para valorar sus opciones.

28º “El hombre más buscado”

Se sigue llorando la muerte de Philip Seymour Hoffman y, desde el Oscar póstumo para Heath Ledger por “El caballero oscuro”, parece que se ha ganado confianza para dejarse llevar por el morbo y pedir nominaciones para actores fallecidos por sus últimos trabajos. Ya hubo runrún el año pasado con la posibilidad de que James Gandolfini fuera candidato por “Sobran las palabras” (como si la Academia se tuviera que sentir obligada en reconocer a una estrella de la televisión, que no del cine, por decreto) y a lo mucho que llegó fue al guiño de sus compañeros nominándole en el Gremio de Actores.

La dolorosa pérdida de uno de los mejores actores de los que disfrutaba el cine ha abierto la posibilidad de que su trabajo en “El hombre más buscado” de Anton Corbijn pueda ser visto con otros ojos, más allá de que el actor siempre estaba brillante. La sinopsis oficial de “El hombre más buscado” nos indica que el protagonista, nacido de la relación entre una chechena y un oficial ruso, llega a Hamburgo tras huir de una cárcel turca. Cuenta con la ayuda de una abogada y un banquero para poder cobrar la herencia de su padre y destinarla a distintas ONG islámicas, pero los servicios secretos alemanes sospechan que sus intenciones son muy distintas. ¿Tendrá recorrido la posibilidad de nominación para Seymour Hoffman? Sería el cuarto intérprete en lograrlo por una adaptación de Le Carré tras Richard Burton por “El espía que surgió del frío” en 1966, Rachel Weisz por “El jardinero fiel” en 2006 y Gary Oldman por “El topo” en 2012.

29º “Matar al mensajero”

En “Matar al mensajero” se cuenta la historia real de Gary Webb, periodista ganador del premio Pulitzer que destapó un gran escándalo cuando hizo público en 1996 que la CIA estaba involucrada con el tráfico de crack y cocaína procedente de Nicaragua en el estado de California a lo largo de la década de los 80. El periodista fue encontrado muerto en 2004 debido a dos disparos y, aunque el hecho se archivó como un suicidio, las causas siguen sin estar muy claras.

La cinta la dirige Michael Cuesta (habitual realizador de capítulos televisivos en series como “A dos metros bajo tierra”, “Dexter” y “Homeland”) y está protagonizada por Jeremy Renner. Un thriller de denuncia potente que si coge el ritmo de las películas de Paul Greengrass, o de algunos buenos episodios televisivos de las citadas series, podría tener alguna mínima opción, aunque necesitaría que los críticos se mojaran por ella y se erigiera como una de las revelaciones del año en un género que la Academia debería tener más en cuenta. Llegará a USA y España en Octubre.

30º “Rosewater”

Jon Stewart se pasa al drama denuncia tras ser conocido por su tono cómico en su show televisivo y por haber presentado los Oscar en dos ocasiones. La cinta está basada en los hechos reales que le sucedieron a Maziar Bahari, un periodista iraní-canadiense que fue apresado y torturado 118 días en Irán.

Gael García Bernal protagoniza y el hecho de que la cinta haya conseguido fecha en USA para el 7 de Noviembre le hace merecedora de estar en este listado, tanto por su temática como por la espera de ver como es acogida la ópera prima de alguien tan popular en USA en un tono en el que no se había movido.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Loli - 19.08.2014 a las 22:32

¡Me encanta que hayáis empezado de nuevo con la carrera! Estaba deseándolo 😀

Pepe - 19.08.2014 a las 22:33

Por cierto, en el caso de Boyhood son 12 años, no 11. Hay que contar tanto 2002 como 2013, no es una resta. Esas cuentas…

Alcácer - 20.08.2014 a las 17:27

¿La Philomena de vuestros ojos? Hasta donde yo sé, fue una película que cosechó unas notas bastante mediocres entre vuestros propis miembros en el foro.

Chris - 20.08.2014 a las 17:37

Ya solo estaba contando los días para esto y la lista de películas esta apetecible. Gracias!

William Harford - 20.08.2014 a las 20:18

Pues yo sí tuviera que apostar hoy por una ganadora , diría que Unbroken será la que se lleve el Oscar a la mejor película . Cumple a priori con todos los requisitos para serlo. Historia real emotiva y narrada de forma accesible al gran público por lo que se puede ver en el trailer. Creo también que Whiplash tiene plaza fija entre las nominaciones importantes, fue la ganadora absoluta en Sundance e impresiono en Cannes, no descarto hasta que de la gran campanada.

Por otro lado seguramente habrá una pequeña batalla entre todos los biopics por hacerse un hueco, imagino que sólo sobrevivirá uno, apuesto por el de Hawking.

Personalmente muero de ganas por ver boyhood y birdman

lacasito - 20.08.2014 a las 22:24

Si ponéis Begin Again reconociendo que su única opción es optar a mejor canción, no entiendo que no pongáis La LEGO película que, de hecho, seguramente conseguirá más nominaciones: película de animación y también la propia mejor canción. Cómo entrenar a tu dragón o Big Hero 6 también deberían haber tenido cabida antes que ella.

Nacho Gonzalo - 20.08.2014 a las 22:37

Hola Lacasito. No están incluidas estas apuestas animadas porque no contamos con que tengan ninguna posibilidad de entrar a mejor película que al final es de lo que se trata. “Begin again”, aunque las tiene casi nulas, creo que entraría antes ahí que las películas que mencionas.

lacasito - 22.08.2014 a las 00:16

Entendido entonces, Nacho. Gracias por la explicación. En ese caso las que me faltarían son Trash, Suffragette, The Homesman o Life Itself, pero eso ya depende de cada uno.

Nacho Gonzalo - 22.08.2014 a las 00:30

Gracias por comentar. Pues sí, podrían estar aunque ahora mismo parecen demasiado “verdes” y hay que poner el límite en algún sitio. Veremos si se meten en la carrera.

decabo.com - 28.01.2015 a las 08:10

¿Sabéis de cine? Concursar en nuestra Quiniela de los Oscars 2015:

http://decabo.com/cine/2015/01/26/la-quiniela-de-los-oscars-2015/

decabo.com

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario