Conexión Oscar 2017: Ang Lee patina en el Festival de Nueva York con su ambiciosa “Billy Lynn”

Conexión Oscar 2017: Ang Lee patina en el Festival de Nueva York con su ambiciosa “Billy Lynn”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Hay pocas películas que a estas alturas (a pesar de estar todavía en una fase temprana de la carrera) puedan tener garantías de disputarle el Oscar de tú a tú al fenómeno chazellista “La la land”. De las que ya se han visto en los circuitos festivaleros sólo “Manchester by the sea” (aunque parece demasiado autoral e introspectiva) y “Lion” (críticas desiguales pero una fórmula que es puro Weinstein) pueden aspirar a ello a día de hoy. Al margen de estas las únicas no vistas con perfil para tener cartel de potencial favorita eran hasta el momento “Silencio” de Martin Scorsese, “Billy Lynn´s long halftime walk” de Ang Lee y (en menor medida) “Fences” de Denzel Washington. Hoy se descuelga de ello la cinta de Ang Lee ante su fría acogida en el Festival de Nueva York, lugar en el que ha tenido lugar la premiere mundial de la cinta.

Ang Lee ha demostrado su gran versatilidad en el cine USA y se ha caracterizado más por su eficacia que por impulsar un sello de autor en sus películas. Representando la idiosincrasia de la Usamérica profunda como si hubiera nacido en Texas, así como la sociedad victoriana de época como si tomara té a las 5 de la tarde, el taiwanés iguala un record con el director George Stevens como es el de ganar 2 Oscar como mejor director pero no consiguiendo la estatuilla de mejor película. Tras el exhausto rodaje de “La vida de Pi”, por la que consiguió su segunda estatuilla en 2013, emprendía un proyecto no menos ambicioso entrando de lleno en el sentimiento patriotero de una sociedad carente de héroes pero que eleva a sus soldados a estatus de estrella casi como si fuera un show televisivo. Ese camino a la fama y sus claroscuros (algo que ya retrataron con acierto William Wyler en “Los mejores años de nuestra vida” o Clint Eastwood en “Banderas de nuestros padres”) se presenta en una cinta cuyo reto técnico ha sido en esta ocasión rodar a 120 fotogramas por segundo y en 3D favoreciendo lo inmersivo de la experiencia. A pesar de todo esta vez parece no haber convencido.

billylynnnuevayork02

La adaptación de la novela de Ben Fountain parece haber quedado fría en esta ocasión supeditada al hito tecnológico que plantea Lee. Y es que las primeras críticas apuntan que se pierde la agilidad del humor y también la emoción latente de algunas de sus escenas como aquellas que implican el regreso a casa del protagonista, un joven soldado y su pelotón que vuelven tras salir victoriosos de una cruenta batalla en Irak. Una película que muestra las debilidades de una sociedad que se ampara en héroes anónimos como escape al drama que está viviendo marcado por la psicosis del terrorismo internacional y el gen adrenalítico que lleva a muchos jóvenes a la guerra por un deber a su país mal entendido. El hiperrealismo está servido pero no parece haberse sacado partido salvo en las escenas en el campo de batalla (que llevan a otra dimensión lo que se vio en “Salvar al soldado Ryan”) o ampulosas escenas de heroicidad y tributo en el campo de fútbol. Una película que parece que quiere contar muchos episodios pero que termina pasando por alto los más interesantes a costa de minar la emoción.

Lo que sí se destaca más allá de tanto prodigio técnico, posiblemente fallido e innecesario para esta historia, es el drama introspectivo del protagonista entre el trauma de lo vivido y la furiosa rabia del que se siente invencible y triunfafor. Un joven vulnerable entre loas y artificios que le condenarán a darse de bruces, más pronto que tarde, con su realidad. En el reparto actoral se ha destacado el trabajo de Joe Alwyn, joven actor británico de 25 años que se echa la película a sus espaldas en su primer trabajo en el cine convenciendo como soldado más americano que los espectáculos de rodeo. Todo ello secundado por un reparto muy peculiar en el que sobre todo se reconoce a Garrett Hedlund (que ha ido ganando presencia y carisma en cada película tras no aventurarse nada bueno para él por su soso trabajo en “Tron”), Kristen Stewart (la ambivalente hermana del protagonista) y un Steve Martin que, teniendo buenas opiniones, no parece tener un papel que le sirva de lucimiento para estar en las quinielas de la categoría de actor de reparto como aventuraban algunas tempranas predicciones.

billylynnnuevayork01

Todo parece indicar que estamos, sin llegar al descalabro, ante una favorita caída que posiblemente bastará sus máximas aspiraciones en los apartados técnicos de fotografía, diseño de producción, montaje, efectos visuales y las categorías de sonido. Casi imposible que alguno de los actores se cuele como nominado (hay mucha competencia este año y sólo Alwyn se lleva críticas realmente buenas) y complicado para verla como una apuesta segura en película y director aunque nunca se sabe si la Academia tendrá a bien valorar el esfuerzo titánico y siempre inconformista del bueno de Ang Lee. En todo caso, las estrellas del cielo siguen brillando en la ciudad de “La la land”. Próxima parada, Scorsese.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Nicola07 - 17.10.2016 a las 10:32

Lo mencione en el utilmo Oscarrometro, yo creo que indudablemente no fue la revolución de criticas que alabaran a Ang Lee y a su película a lo mas alto, pero no hay que olvidar que tambien hubo grandes criticas a su favor, yo a lo contrario creo obvio que Billy Lynn´s long halftime walk no va ganar a mejor película, pero no podemos dejarla de tener en cuenta claro esta ella será nominada y optara por todo los apartados técnicos y Director la Academia no pasara por alto el esfuerzo innovador del gran Ang Lee.

A nivel Interpretativo no hay mucho que destacar tan solo una escena de Kristen Stewart que aunque emotiva no genera expectativas referente a un gran papel de reparto, Steve Martin prácticamente va desaparecer de todas las predicciones dejando tan solo a Joe Alwyn un gran trabajo que en mayor parte esta somatizada en si mirada comparado con los comienzo de Leonardo DiCaprio, pero no lo suficientemente bueno para poder hacer sombra, aunque claro esta no se debe dejar se tener en cuenta en un año no tan especialmente repleto de grande interpretaciones masculinas.

Como dijo nacho nos quedan dos opciones Scorsese y Washington para derrocar a la gran favorita La la land, tanto en película como director.

Nicola07 - 17.10.2016 a las 10:53

También hay que espera las critica de living by night de Ben Affleck y Miss Sloaneno de John Madden, y no hay que dejar de lado Passengers en los apartados técnicos

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario