Conexión Oscar 2017: “The birth of a nation”, auge y caída de la primera aspirante de esta carrera

Conexión Oscar 2017: “The birth of a nation”, auge y caída de la primera aspirante de esta carrera

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Hace 100 años D.W. Griffith estrenaba “Intolerancia” como respuesta a las críticas recibidas por “El nacimiento de una nación” que le acusaban de justificar la existencia del Ku Klux Klan como solución para frenar las aberraciones cometidas por la población negra en el sur de los Estados Unidos una vez abolida la esclavitud. Lo que no sabía Griffith, considerado el padre del cine moderno, es que se había iniciado su declive. “Intolerancia” fue un gran fracaso comercial que le arruinó de por vida, su carrera como director terminó definitivamente en el año 1931 tras el poco éxito cosechado con sus últimas películas, y prácticamente se habían olvidado de él cuando falleció en el año 1948. En el año 2016 otro film con el mismo título, que se centra en la figura de Nat Turner, el líder de una importantísima rebelión en el Estado de Virginia décadas antes del inicio de la guerra de Secesión, se ha convertido en el film más polémico de esta temporada y ha pasado de ser la primera “frontrunner” de esta carrera a ser una seria duda cuando se den a conocer las nominaciones el próximo 24 de Enero.

El pasado 25 de Enero el Festival de Sundance acogía la presentación de la ópera prima de Nate Parker, “The birth of a nation”, con la esperanza de que estaba llamada a tener el mismo impacto de “12 años de esclavitud” de Steve McQueen, que acabó llevándose el Oscar a la mejor película en el año 2014. 11 días antes la Academia había dado a conocer las candidaturas a los Oscar y, ante la ausencia de nominados de las minorías raciales, se pidió el boicot a la ceremonia bajo el hashtag #OscarSoWhite, creado el año pasado por la abogada y activista April Reign. El ruido generado por las redes sociales y la prensa dejó en evidencia a una industria en donde la diversidad brilla por su ausencia y la presidenta de la Academia, la afroamericana Cheryl Boone Isaacs, comenzó a tomar medidas para asegurar mayor representación de las mujeres y los miembros de las minorías raciales en la institución de aquí al 2020.

La película sobre Nat Turner tuvo una gran acogida por parte del público en el certamen creado por Robert Redford y, aunque las críticas no destacaron su excelencia, sí que se coincidió en alabar su valor emocional y su sentido de la épica, algo que le asemeja con la oscarizada “Braveheart” y es que de hecho Mel Gibson actuó como consejero de Parker. “The birth of a nation” no tardó en adquirir la condición de título acontecimiento, de esos que marcan un festival, no solo por el éxito cosechado sino por las disputas entre sus pretendientes para asegurarse su distribución, que harían palidecer a cualquier tronista de “Mujeres y hombres y viceversa”. Fox Searchlight, con 17´5 millones de dólares, se hizo con el botín, dejando en la cuneta a una The Weinstein Co. capaz de pedir donativos en cualquier Starbucks de Park City para cubrir los 15 millones de dólares de su oferta, y a Netflix con sus tentadores 20 millones de dólares. Nate Parker se hizo también con los dos grandes premios del Festival de Sundance, los concedidos por el jurado y el público. Antes de que se entregasen los Oscar del 2016, y en pleno debate sobre la falta de diversidad en Hollywood, había surgido la primera candidata a reinar en los premios del próximo año y era difícil encontrar a una aspirante que fuese tan oportuna como “The birth of a nation”.

Hasta su deslumbrante paso por el Festival de Sundance Nate Parker, de 36 años, había desarrollado su carrera como actor teniendo sus trabajos más destacables en “The great debaters” de Denzel Washington y en “Beyond the lights” de Gina Prince-Bythewood. En el año 2009 comenzó a escribir el guión de “The birth of a nation” partiendo de un argumento elaborado por él y Jean McGianni Celestin, que había sido su compañero de estudios y de cuarto en la Universidad Estatal de Pensilvania. Para ello le fue de gran ayuda el Instituto Sundance que le concedió una beca de investigación de su laboratorio de guiones. A Parker le costó muchísimo que la película saliese adelante, se pateó todo Hollywood y siempre obtuvo una respuesta negativa y se le aconsejó que no siguiese con su propósito de hacer una película sobre la figura de Nat Turner porque iba a ser muy cara, nada interesante para el mercado internacional y no iba a funcionar sin una gran estrella como protagonista. Él no cejó en su empeño y puso dinero de su propio bolsillo en el proyecto y logró que once grupos de inversores aportasen el 60% del presupuesto que está estimado en los 10 millones de dólares, entre ellos están los jugadores de baloncesto Tony Parker y Michael Finley, que también puso su capital en “El mayordomo” de Lee Daniels.

Nada más presentarse “The birth of a nation” en el Festival de Sundance comenzó a hablarse del pasado de Nate Parker y su vinculación junto a Jean McGianni Celestin en un caso de violación sucedido en el año 1999 en el campus de la Universidad Estatal de Pensilvania. Parker había empezado a salir con una compañera de clase y, tras una fiesta, con sus correspondientes copas, comenzó a mantener relaciones sexuales con la chica que se había desmayado por los efectos del alcohol. El futuro actor y director invitó a Celestin y a un tercer joven a unirse. Celestin accedió y el tercero no lo hizo y se convirtió en el principal testigo de la víctima que, en los momentos intermitentes de consciencia, notaba lo que estaba sucediendo. A la mañana siguiente acudió a enfermería, casi no podía ni caminar, y presentaba desgarros vaginales e inflamaciones abdominales. Ella también denunció que después de acudir a la policía fue acosada por Parker y Celestin, que pertenecían al equipo de lucha libre y contaban con el respaldo del Departamento de Deportes de la Universidad, y se vio obligada a abandonar los estudios, ellos alegaban que era una campaña racista ya que tanto la víctima como el principal testigo eran de raza blanca. El juicio se celebró en 2001 y solamente Celestin fue condenado a dos años de prisión, los abogados de Parker lograron demostrar que él y la víctima ya habían mantenido relaciones sexuales de manera consentida en el pasado. En el 2005 Celestin logró que se anulase su condena, porque la principal prueba en su contra era una grabación de una llamada telefónica obtenida de manera ilegal. En dicha conversación Parker le admitía a la víctima que lo hecho por él y su amigo no estaba bien y le pedía disculpas, y la fiscalía se negó a reiniciar el procedimiento después de que el principal testigo de la acusación decidiese no volver a declarar.

En Agosto a Fox Searchlight no le importó que Nate Parker hablase abiertamente de esta historia con la prensa y diese la imagen de buen padre de familia, tiene cinco hijas y ha adoptado a su sobrino, que se ha rehabilitado en la sociedad gracias al cristianismo. Pero la bomba estalló cuando se dio a conocer que la víctima se suicidó tomándose 100 pastillas para dormir en el año 2012 mientras estaba ingresada en un centro psiquiátrico. Su familia ha decidido guardar silencio menos una hermana que no ha dudado en hablar, la última vez escribiendo un artículo en Variety en donde muestra su indignación por usar la violación de la mujer de Nat Turner, que no sucedió en la realidad, como justificación de su rebelión, e instaba a Fox Searchlight a eliminar por completo esas escenas o a indicar que esa parte de la historia no es real.

el-nacimiento-de-una-nacion

 

Cuando Fox Searchlight compró los derechos de “The birth of a nation” ya era consciente de la situación de Parker y elaboró una estrategia de campaña más sociopolítica que cinematográfica, centrándose en las charlas dadas en universidades y centros religiosos, y para ello reclutaron al reverendo Marshall Mitchell para que se encargase de supervisar la promoción. El objetivo no es otro que crear la necesidad de ver la película y de debatir sobre la importancia de su historia, ya que el conflicto racial sigue latente en los Estados Unidos, pensaban que de esa manera la figura de Nate Parker iba a quedar en un segundo plano. Cuando se dio a conocer que la mujer que acusó al director y su coargumentista de violación se había suicidado, el Estudio suspendió la proyección seguida de un coloquio en el Instituto de Cine Americano (AFI), al que acudirían estudiantes de cine, y decidió que la prueba de fuego de Nate Parker tendría que ser el Festival de Toronto. Su primera proyección, que contaba con la presencia del director y que fue acompañado de una rueda de prensa en donde no se habló del escándalo, fue muy aplaudido, y el titular fue “Toronto le concede una segunda oportunidad a Nate Parker”, pero poco después se supo que en ese pase estaban los empleados de los inversores del film por lo que se podía entender que estaban haciendo su trabajo, de todas formas esta práctica no deja de ser habitual en un certamen en donde se está tan pendiente de la reacción de los espectadores. Y aunque el paso de “The birth of a nation” por Toronto fuese bueno no fue ni de lejos el acontecimiento de esta edición y ni siquiera figuró entre las primeras opciones del público.

Nate Parker ha evitado hablar de su pasado durante la promoción realizada en las últimas semanas pero sí que lo ha hecho en el programa de la CBS “60 minutes” en donde aseguró que no tiene que pedir disculpas por algo de lo que fue acusado falsamente. No es la primera vez que Parker afirma que no debe pedir perdón por algo que no ha hecho, y eso le ha llevado a ser criticado tajantemente por Jessica Chastain, y de una manera mucho más velada por Brie Larson. La actriz y activista Gabrielle Union, que interpreta en “The birth of a nation” a una mujer que ha sido violada, algo que también le sucedió en la vida real, escribió una carta a Los Angeles Times en donde afirmó que no podía tomarse la acusación de violación contra Nate Parker a la ligera. Y por último, durante los primeros pases del film en la noche de su estreno, se organizó una vigilia en el Hollywood Arclight en señal de protesta.

activistas-en-plena-vigilia-durante-los-primeros-pases-de-el-nacimiento-de-una-nacion

 

“The birth of a nation” llegó a los cines el pasado 7 de octubre, con un gran despliegue ya que en lugar de optarse por un estreno limitado se apostó por proyectarla en 2.105 salas y sus 7 millones de recaudación son escasos, teniendo en cuenta la gran inversión realizada por Fox Searchlight. En verano el Estudio estimaba que el film podía llegar a superar los 50 millones de recaudación en los Estados Unidos, no hay tanto optimismo con respecto al mercado internacional, ahora aspira a que el boca a boca positivo ayude a atraer a los espectadores. Las críticas, aunque sean positivas, tampoco han sido entusiastas, hay otros títulos de la carrera que han generado mayor consenso, y no podemos olvidar que por el “backlash” ha pasado de ser una aspirante idónea a un título especialmente incómodo, aunque su primer pase en la sede de la Academia fue bien recibido. El tiempo dirá si “The birth of a nation” está solamente herida o tocada mortalmente en la carrera.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario