Conexión Oscar 2020: Lo que nos ha dejado una noche para el recuerdo

Conexión Oscar 2020: Lo que nos ha dejado una noche para el recuerdo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Hemos asistido a un momento histórico protagonizado por una pequeña producción surcoreana que ha ganado el Oscar a la mejor película. Esto no lo pudo conseguir el pasado año Alfonso Cuarón (un director ya consagrado) con “Roma” pero lo ha hecho Bong Joon-ho con “Parásitos” que con un grandísimo mérito se ha convertido en el acontecimiento cultural del año. Ese ha sido el punto culminante de una gala que ha estado marcada por las actuaciones musicales, al contar nuevamente sin maestro de ceremonias, y con algunas intervenciones muy divertidas de algunos de los presentadores.

La ceremonia arrancó con un espectacular número musical protagonizado por Janele Monáe que acompañada de Bill Porter (uno de los presentadores del preshow de la ABC) ha querido homenajear a algunos de los títulos del 2019, tanto a los presentes entre las candidaturas como “Un amigo extraordinario” o “Joker” como a los ausentes como “Nosotros” o “Midsommar”. Monáe, que es una de las artistas más admiradas de este siglo XXI, ha recibido la aclamación de todos los presentes en el show.

Algo que también logró Eminem con su aparición por sorpresa en donde ha interpretado Lose yourself, el tema principal de “8 millas” y por la que ganó el Oscar a la mejor canción en el año 2003, un galardón que pasó de recoger en su momento. Eminem que ha abandonado el rubio platino del Mercadona hizo vibrar a la platea menos a Martin Scorsese que se quedó dormido, a decir verdad él ya lleva meses durmiendo sabiendo que se iba a ir con las manos vacías en esta carrera al Oscar.

La gala ha contado con algunos antiguos maestros de ceremonias como Steve Martin y Chris Rock pero quienes han hecho méritos para encargarse de este evento en el futuro, si es que se decide optar por un presentador o si alguien se atreve a decir que sí, son Maya Rudolph y Kristen Wiig. Las actrices, que se dieron a conocer gracias al “Saturday Night Live”, estuvieron divertidísimas en su intervención y sin pasarse de rosca, algo a lo que lamentablemente estamos acostumbrados a ver en este tipo de espectáculos. Ellas han sido las mejores junto con una Olivia Colman que ha vuelto a hacer de la naturalidad su seña de identidad y que no se corta en absoluto en decir que no recuerda nada en absoluto de lo que sucedió cuando recogió el Oscar por “La favorita” pero que su marido sí califica aquella noche del pasado año como la mejor de su vida. Otro momento memorable vino de mano de James Corden y Rebel Wilson, miembros del reparto de “Cats”, que han homenajeado al gran descalabro del año en la gala.

Cynthia Erivo, más que el galardonado Elton John, se llevó la ovación de la noche por su actuación de la nominada Stand up de “Harriet” pero la interpretación musical de las candidatas a mejor canción que más ha dado que hablar, aunque no por ser la más lucida de todas, ha sido la de Into the unknow de “Frozen II” en donde Idina Menzel ha estado acompañada de las Elsas internacionales, entre ellas la española Gisela.

Homenajes como el dado por Billie Eilish interpretando Yesterday para brindar tributo a los fallecidos (se abrió con Kobe Bryant y se cerró con Kirk Douglas enmendando el olvido de Stanley Donen el año pasado incluyéndolo en el vídeo), el de Penélope Cruz reivindicando la importancia del cine en lengua no inglesa (algo que ha cobrado un especial sentido con la gran triunfadora de la noche) o el de algunas de las canciones más icónicas de la historia del cine han sido los más destacados de una ceremonia que no ha contado con esos clips que en el pasado nos han hecho vibrar, como los ganadores históricos del año 2003, por ejemplo.

Brad Pitt no ha tirado de discurso cómico en su agradecimiento por el Oscar a “Érase una vez en… Hollywood”, ha preferido reivindicar la figura del especialista y le ha dedicado el premio a sus hijos, Laura Dern ha sido emotiva, acordándose de sus grandes héroes, sus padres Bruce Dern y Diane Ladd, Renée Zellweger ha sido tan lánguida como de costumbre y Joaquin Phoenix se ha puesto especialmente intensito cuando subió al escenario a recoger la estatuilla por “Joker”, abogando por el cambio y señalándose como ejemplo de ello.

Pero los principales héroes de esta edición ha sido el equipo de “Parásitos”, especialmente su traductora. Para el recuerdo nos quedará esa imagen de algunas estrellas como Tom Hanks instando a que se levantara el escenario y se encendieran las luces para que el reparto del film de Bong Joon-ho, que no domina el inglés, hablase. Todo eso ante una atónita Jane Fonda que acudió a la ceremonia con el abrigo rojo con el que ha sido detenida varias veces durante los últimos meses.

Ha sido una ceremonia dinámica con algunos altibajos en la que hemos vivido un momento que podremos contarle a nuestros descendientes, una modesta cinta surcoreana, que habla sobre la lucha de clases, ganando el Oscar a la mejor película. David venció a Goliat.

Mary Carmen Rodríguez 

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Patrick - 10.02.2020 a las 14:36

Para mi los Oscars pierden credibilidad con la gala de ayer. Sencillamente no hay una mejor dirección en Parasitos que en 1917. Y como película, ambas tienen fallos, pero los fallos de Parásitos son más bastos y hacen que incluso rocen el cargarse a la película. No se entiende la explicación. Parasitos ambientada en Madrid o Nueva York, no se hubiera comido ni una rosca.

Isra - 12.02.2020 a las 16:18

Patrick, de hecho todo empezó mal desde le dieron el Óscar a Toy Story 4, pero si, lo mas garrafal fue la mejor dirección y mejor película 🙁

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario