Conexión Oscar 2021: Las razones por las que "El juicio de los 7 de Chicago" puede ganar el Oscar

Conexión Oscar 2021: Las razones por las que "El juicio de los 7 de Chicago" puede ganar el Oscar

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

"Nomadland" está siendo (como se esperaba) la favorita indiscutible de las Asociaciones de Críticos USA y algunos ya están prematuramente considerando que tenemos ganadora del Oscar. Si todo fuera tan calculado, y tuviera causa-efecto, películas como “Entre copas” (2004), “Brokeback Mountain” (2005), “La red social” (2010), “La noche más oscura” (2012), “Boyhood” (2014), “La la land” (2016) o “Roma” (2018) se hubieran hecho con el Oscar a mejor película. Todas ellas arrasaron ante la crítica en sus respectivos años y se desfondaron cuando llegó la hora de la verdad. Algunas en los grandes premios, otras en la misma noche de los Oscar siendo todavía para ellas más amarga su derrota. Aunque no se puede negar que a día de hoy es muy difícil apostar en su contra también es verdad que quedan semanas por delante que pueden girar en un sentido u otro el panorama. ¿Existe alternativa a la película de Chloé Zhao? Desde aquí sólo vemos una y, como apuntamos en el primer oscarómetro de la temporada, esa no es otra que "El juicio de los 7 de Chicago" de Aaron Sorkin.

“El juicio de los 7 de Chicago” puede ser una película de consenso

“El juicio de los 7 de Chicago” nos devuelve a los dramas judiciales que no brillaban tanto en el cine desde los 90. Con una factura impecable, llevándonos a ese estrado en el que sobrevuela la indignación, los prejuicios y el cambio cultural de finales de los 60, la cinta nunca pierde el ritmo y permite que todos los actores tengan su momento de lucimiento. Una película de calidad y pertinencia que no carga tintas, ni con unos ni con otros, más allá de la burocracia y el sesgo político de los que componen unas instituciones que, aun así, están por encima de todo como garante de la democracia. Un final inspirador, emotivo, clásico y efectivo deja a la película en todo lo alto con esos títulos de crédito finales que le dan un barniz de relevancia y de importancia a esa historia que ha sido contada, sin olvidar los evidentes paralelismos con la agitación política y social vivida en Estados Unidos en 2020. El sistema de voto preferencial parece concebido a beneficiar a una película como ésta, accesible, inspiradora, sin detractores y con el mejor empaque posible que puede sacar la industria.

Valores inspiradores para tiempos oscuros

No sólo la pertinencia y la analogía con la situación actual en Estados Unidos le beneficia sino también los valores que desprende y que se alejan del cinismo de otras propuestas más crípticas y sesudas que terminan sacando al espectador emocionalmente de la película. Algo que coincide con los nuevos tiempos de la administración de Joe Biden queriendo volver a abrazar mensajes inspiradores y de esperanza para el futuro defendiendo el valor de la democracia y la justicia. “El juicio de los 7 de Chicago” es cine intenso y necesario para comprender de dónde venimos pero también a dónde vamos fomentando el espíritu crítico en un mundo de grises en el que más que llamar a la revolución lo que se propone es construir una sociedad más unida, empática y reflexiva en la que de verdad quepan todas las voces y las personas siempre estén por encima de las idea desembocando cinematográficamente en un final poderoso, patriótico y muy humano.

Se ha convertido en la mejor opción de Netflix para la temporada de premios

Dentro de la amplia cosecha que presenta Netflix este año para la temporada de premios da la impresión de que la película de Sorkin es la que más ha aguantado el tipo y la notoriedad. Es la cinta que ha encontrado mejor aceptación crítica frente a la división de opiniones generada por “Mank” y dejando rezagadas a otras propuestas como “La madre del blues” o “Da 5 bloods: Hermanos de armas” que tendrán su premio en la nominación. Netflix está rozando el Oscar tras “Roma” y “El irlandés” y, aunque la Academia podría negárselo de nuevo, parece ser cuestión de tiempo que caiga de su lado ante el dominio que está teniendo la plataforma aprovechándose de la situación crítica en salas y tirando de chequera. Sería muy simbólico en este año pandémico un Oscar para Netflix, no sólo por el gran papel que han jugado en el confinamiento, sino por el hecho de que acudiera al rescate cuando Paramount Pictures (y varias productoras más) decidiera deshacerse de la película debido a la situación con la distribución en salas y llamara a su puerta vendiéndola por 56 millones de dólares.

“El juicio de los 7 de Chicago” puede salir reforzada en premios como los Globos de Oro, el Gremio de Actores (SAG) y el Gremio de Productores (PGA)

La tendencia de la carrera podría cambiar con la llegada de los grandes premios. Los Globos de Oro podrían sentirse más cómodos reconociendo a una película que cuenta con un gran reparto y más popular para el público general que “Nomadland” o “Mank” mientras que, ante el Gremio de Productores (PGA), podría marcar la diferencia las circunstancias del voto preferencial siguiéndose el mismo sistema que en los Oscar. Una de las citas que más pueden relanzar las opciones de la película es el premio al mejor reparto del Gremio de Actores (SAG). No hay que olvidar que la rama interpretativa es la más representada en la Academia y, por tanto, la más decisiva. En años anteriores el triunfo de “El discurso del rey”, “Argo”, “Birdman”, “Spotlight” o “Parásitos” en el SAG supusieron el trampolín hacia el Oscar cuando hasta ese momento sus opciones reales estaban en entredicho. Aun así no será un premio fácil de conseguir disputándoselo a buen seguro con cintas de alto calibre actoral como “La madre del blues”, “One night in Miami” o “Da 5 bloods: Hermanos de armas” que ya se antojan como presumibles nominadas en este apartado. No olvidemos que, debido a contar con buena parte de actores no profesionales, “Nomadland” tiene muy difícil ser candidata en el SAG al mejor reparto y no hay que olvidar que sólo “Braveheart”, “La forma del agua” y “Green book” se han hecho con el Oscar sin estar nominadas en este apartado.

Es favorita en apartados tan importantes como guión original y montaje

Aunque desde 2012 con “The artist” no hay película que sea capaz de ganar el Oscar con más de 4 estatuillas siempre es importante cimentar el triunfo siendo reconocido en categorías importantes y que son señales previas que muestran que se llega con posibilidades de hacerse con el premio máximo. Independientemente de lo que pase con Aaron Sorkin como mejor director (si la categoría es tan revolucionara como los últimos años bien podría quedarse fuera), “El juicio de los 7 de Chicago” llega como favorita en los apartados de guión original (sería el segundo Oscar de Sorkin tras “La red social” en 2011) y de montaje (Alan Baumgarten ya fue nominado por “La gran estafa americana” en 2014). Con esos dos premios a su favor (a la espera de ver si tiene opciones reales en actor de reparto) nos aseguraríamos emoción hasta el final ya que en lo que llevamos de siglo sólo en cinco ediciones la ganadora del Oscar a mejor película no ganó también el premio al mejor guión; “Gladiator” (2001), “Chicago” (2003), “Million dollar baby” (2005), “The artist” (2012) y “La forma del agua” (2018). “Traffic” en 2001 y “La red social” en 2011 son las únicas dos películas en lo que llevamos de siglo que, a pesar de ganar guión y montaje, no se hicieron con el Oscar a la mejor película.

El efecto desgaste para “Nomadland”

En un tiempo en el que nos cansamos rápido de todo y prevalece la novedad es muy complicado que una película domine de principio a fin la carrera de premios. No hay que olvidar que ésta empezó oficiosamente a primeros de Septiembre cuando “Nomadland” triunfó tanto en el Festival de Venecia y en el Festival de Toronto. Esa sensación de fortaleza y favoritismo puede terminar jugando en su contra y que los siempre imprevisibles académicos se inclinen por otras opciones aburridos de una inercia ganadora tan apabullante. Si algo han demostrado los Oscar es que no se casan con nadie y no dudan en romper la baraja si es necesario a última hora a pesar de que el resto de premios previos intenten jugar a adivinarlos para aumentar su prestigio como precursores de la carrera.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario