Conexión Oscar 2022: Cara y cruz para las películas del Festival de Toronto

Conexión Oscar 2022: Cara y cruz para las películas del Festival de Toronto

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Este año el Festival de Toronto nos ha dejado en la cuneta, no por falta de acreditación, sino por el hecho de poder disfrutar muy poco de su jugo. Primero por una selección que ha dejado fuera a títulos que se espera que tengan mucho que decir los próximos meses y después por unas restricciones geográficas que han capado buena parte de la programación para los que no se conectan desde Estados Unidos y Canadá y que ha ido mucho más allá de las cintas que no se pudieron ver el año pasado. Eso deja a que nuestra cobertura se vea diezmada y vuelva a centrarse en los vientos que soplan desde ahí canalizados por nuestra característica intuición porque lo que es ver las películas pues como que no… Desde luego no parece que de esta manera se vaya a consolidar el formato digital para los festivales en los próximos años con la excusa de los derechos a la que se amparan los estudios y distribuidoras.

"Belfast" ha confirmado las buenas sensaciones de Telluride y se confirma como una de las favoritas de la incipiente carrera aunque bien sea verdad que el estilo de cinta que parece proponer Kenneth Branagh está muy alejado de los cánones que sigue la Academia ahora para reconocer a la mejor película del año. No obstante parece muy improbable que la cinta, al menos, no esté entre las tres más votadas de cara al Premio del Público aunando clasicismo, calidad, emoción y nostalgia apoyado en el oficio de Kenneth Branagh y en un reparto que se antoja bastante inspirado.

También sale bien parada “The humans” que adapta la obra de teatro de Stephen Karam que ganó 4 premios Tony en la edición de 2016 en las categorías de mejor obra de teatro, actor de reparto (Reed Birney), actriz de reparto (Jayne Houdyshell) y diseño escénico. Un relato íntimo y existencialista sobre las relaciones humanas en nuestro tiempo a partir de la reunión de una serie de personas que se reúnen en un dúplex para celebrar Acción de Gracias. Steven Yeun, Beanie Feldstein, Amy Schumer, Richard Jenkins, June Squibb y Jayne Houdyshell (repitiendo el papel que le dió el Tony) forman el atractivo reparto de una cinta amarga y que se mueve bien entre sus cambios de tono gracias al trabajo actoral y al guión, escrito por el propio Karam que también dirige la cinta. Un deleite para los aficionados a estas adaptaciones que son casi una pieza de cámara sustentada en el texto, un espacio concreto y el talento de los actores. El guión y el trabajo de Richard Jenkins ha sido lo más destacado de la cinta.

Por otro lado "Los ojos de Tammy Faye", cinta que competirá en el Festival de San Sebastián, ha arrojado como se esperaba un sinfín de halagos para Jessica Chastain que sobresale en un papel extremo y tendente a la caricatura pero que es salvado con nota por la actriz que este año parece que resurge con fuerza no sólo con esta película sino con la miniserie de HBO “Secretos de un matrimonio”. La promoción ya se había basado en la caracterización de la actriz que junto a Andrew Garfield dan vida a un par de telepredicadores que, a través de un exitoso programa de televisión, se convirtieron, con sus luces y sombras, en una de las parejas más populares de la década de los 70 y 80. Eso sí el tono absurdo y paródico que por momentos toma la película, entre pelucones y maquillaje, parece pasar factura al ritmo y calado de una cinta que lo deja todo en manos de Chastain, principal impulsora del proyecto que ya suena para poder formar parte del quinteto a mejor actriz este año en los Oscar. Una transformación que ya está siendo calificada de sorprendente en el que es el nuevo trabajo de Michael Showalter (“La gran enfermedad del amor”, “Los tortolitos”).

La que ha pinchado en hueso es "Querido Evan Hansen" que ha tenido críticas demoledoras para un musical que si bien triunfó en los escenarios arrasando en los Tony 2017 parece que no ha tenido igual fortuna en la traslación cinematográfica. Ya hemos sido testigos del fiasco de grandes éxitos de Broadway en su paso al cine (“El fantasma de la ópera”, “Rent”, “Los productores”, “Cats”) y ahora parece sumarse un proyecto levantado por Marc Platt, productor de la obra y padre del protagonista, cuyas críticas se han basado en lo acartonado y bobo que suena todo teniendo en cuenta que los recursos y la expresividad que puede funcionar sobre las tablas puede resultar ridículo cuando salta a los focos cinematográficos. A pesar de contar con el Evan Hansen original (un Ben Platt que no ha hecho más que recibir críticas por estar pasado de años para dar vida a un adolescente) y un reparto con promesas (Kaitlyn Dever, Amadla Stenberg) y consagrados (Julianne Moore, Amy Adams) parece que la cinta, más allá de la expectación inicial, va a quedarse en tierra de nadie no despertando interés más allá del primer fin de semana diciendo que no se han corregido sus defectos originales y que estos han ido a más por una dirección plana y un conjunto que destila más indiferencia que emoción a pesar de tratar temas tan cercanos a la generación “millennial” como el bullying, las enfermedades mentales, la concepción del éxito y un mundo marcado por las redes sociales.

"The guilty" tenía difícil superar el original danés y el tridente formado por Jake Gyllenhaal como protagonista, Antoine Fuqua en la dirección y Nic Pizzolatto en el guión no han podido salvar los muebles en una cinta calificada de correcta pero que, a pesar del buen trabajo de Gyllenhaal, quiere repetir demasiado la tensión del film del que parte con un guión sobreexplicado que fuerza el drama interior del protagonista. El clásico remake USA que cumple pero que para todo aquel que vio la cinta original deja con sensación de oportunidad perdida y de repetir la jugada sin aportar nada nuevo.

También pincha "El estornino" demostrando que los nombres de pájaros no parecen funcionar bien después de lo que ocurrió hace dos años con la adaptación de “El jilguero”. Melissa McCarthy enfrentándose a sus traumas y disputándose el territorio de su jardín con un pájaro en una cinta forzada, pastelona y que se ha visto como un manual de autoayuda aburrido y sin chispa. Una simpleza con la que el director Theodore Melfi pincha en hueso tras “St. Vincent” (2014) y “Figuras ocultas” (2016).

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario