Conexión Oscar: Las 30 mejores actrices de reparto ganadoras del Oscar (Del 11 al 20)

Conexión Oscar: Las 30 mejores actrices de reparto ganadoras del Oscar (Del 11 al 20)

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,80 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Continuamos repasando las que son a nuestro juicio las mejores actrices de reparto ganadoras del Oscar. Tras repasar del puesto 21 al 30 (tan doloroso hacer criba como poner un subjetivo orden) toca ver las que tienen el honor de estar entre el puesto 11 y el 20.

20º Anjelica Huston por “El honor de los Prizzi” (1986)

En la parte final de su vida el director John Huston sorprendió a la crítica y al público con su sátira sobre la mafia neoyorquina “El honor de los Prizzi”. Era la adaptación de la novela homónima de Richard Condon y narraba la historia de Charlie Partanna, un matón a sueldo que trabaja para el clan de los Prizzi y que ha sido amante de la hija del jefe de la familia, que se enamorará de una misteriosa mujer que resulta ser de la competencia. Para el film contó con su yerno, Jack Nicholson, con Kathleen Turner que aún estaba en su plenitud como mito erótico, y el trío amoroso lo cerraba su hija Anjelica, que fue la única que materializó la estatuilla, de las ocho a las que aspiraba entre ellas las de mejor película, dirección, actor, actor de reparto, para un genial Wiliam Hickey, y guión adaptado. “El honor de los Prizzi” destaca por su ingenio, sus dosis de cinismo e ironía, por un Jack Nicholson especialmente sobrio y por una sensual Kathleen Turner. Pero quien se convierte en la reina de la función es Anjelica Huston, divertida, y especialmente cómoda, en la piel de Maerose Prizzi, una vampiresa que no está dispuesta a perder definitivamente al hombre que ama.

John Huston le dio un Oscar a su padre, Walter, que lo ganó por “El tesoro de Sierra Madre”, película por la que el director también ganaría la estatuilla, y a su hija por “El honor de los Prizzi”. Hasta ese momento, Anjelica, que tenía 35 años, no había demostrado su valía como actriz, tenía una filmografía muy escasa, independientemente de su padre o de Jack Nicholson, y previamente había desarrollado una triunfante carrera como modelo debido a su belleza nada convencional. Su gran rival en los Oscar era Meg Tilly por “Agnes de Dios”. Las otras aspirantes fueron Amy Madigan (“Dos veces en una vida”), Margaret Avery (“El color púrpura”) y Oprah Winfrey (“El color púrpura”). A partir de ese momento la Huston se convirtió en una presencia que daba lustre a ciertas producciones y volvió a ser nominada por “Enemigos: Un historia de amor” y por su magnífico trabajo en  “Los timadores”.

19º Wendy Hiller por “Mesas separadas” (1959)

Wendy Hiller en Mesas separadas

Wendy Hiller fue considerada una de las damas de la escena británica, y la actriz favorita del dramaturgo George Bernard Shaw, que le convirtió en la protagonista de la adaptación cinematográfica de “Pigmalión”, por la que la intérprete lograría su primera candidatura al Oscar en el año 1939, siendo además la primera británica en lograr la nominación por una producción inglesa, y fue la gran rival de la reina Bette Davis que ganó su segundo Oscar por “Jezabel”. A la edad de 47 años se llevaría la estatuila a la mejor actriz de reparto por “Mesas separadas” de Delbert Mann, basada en dos obras de teatro de un acto escritas por Terence Rattigan. El film era una delicia a nivel interpretativo gracias a la labor de Deborah Kerr, David Niven, que se llevaría el Oscar al mejor actor por tan solo un cuarto de hora en pantalla pero es que consigue tener tanta presencia que era imposible no premiarle, Burt Lancaster, Rita Hayworth, Gladys Cooper, Cathleen Nesbitt y la propia Wendy Hiller. La acción transcurre en un viejo hotel en donde habitan una serie de huéspedes, un militar retirado, una solterona y su controladora madre… Wendy Hiller interpreta de una manera apabullante a la gerente del hotel, una mujer eficiente, que vela por lo mejor para sus clientes, que mantiene una relación con uno de ellos (Lancaster) y que es capaz de renunciar al hombre que ama, que le ha pedido matrimonio, cuando se da cuenta de que él sigue enamorado de su ex esposa que aparece por el hotel para recuperar su relación.

“Mesas separadas” se convirtió en un gran éxito y consiguió siete nominaciones al Oscar, entre ellas las de mejor película, actor, actriz (Kerr), actriz de reparto y guión adaptado. Tan solo consiguió las de actor y actriz de reparto. La gran rival de Wendy Hiller era Peggy Cass por “Tía y mamá”. Las otras rivales fueron Martha Hyer (“Como un torrente”), Maureen Stapleton (“Corazones solitarios”) y Cara Williams (“Fugitivos”). No fue a recoger la estatuilla y tampoco le importó mucho recibirla ya que declaró “no me importa el honor, lo que realmente ha significado para mí es lo que me han pagado por hacer la película”. Su carrera no se alteró en absoluto, siguió ganándose el respeto con sus trabajos en el cine, el teatro y la televisión, participó en “Hijos y amantes”, “Asesinato en el Orient Express” y en “El hombre elefante”. Volvió a ser nominada al Oscar por “Un hombre para la eternidad”.

18º Anne Baxter por “El filo de la navaja” (1947)

Anne Baxter en El filo de la navaja

A inicios del año 1945 la 20th Century Fox le pagó una importante suma al escritor William Somesert Maugham por los derechos cinematográficos de su novela “El filo de la navaja”, que se había publicado con gran éxito en el año anterior. Quedaban unos meses para que finalizara la Segunda Guerra Mundial y era idónea la historia de un veterano de la Primera Guerra Mundial que, buscando la redención espiritual, decide rechazar la vida convencional que llevaba antes. El film fue dirigido por Edmund Goulding y George Cukor fue despedido. El protagonista, Larry, fue interpretado por Tyrone Power, la pérfida Isabel no podía ser otra que Gene Tierney, Maughan escribió ese personaje pensando en ella, y el reparto lo completaban Anne Baxter, John Payne y Clifton Webb. Anne Baxter, que con 16 años fue rechazada por Alfred Hitchcock para protagonizar “Rebeca” porque era demasiado joven, interpretaba en “El filo de la navaja” a Sophie McDonald, amiga de la infancia del protagonista que cae en desgracia y en el alcoholismo cuando pierde a su marido y a su hija en un accidente de tráfico. La actriz se muestra especialmente conmovedora en sus escenas, especialmente cuando descubre en el hospital que su familia acaba de morir, o cuando es tentada con una copa de licor en un par de ocasiones.

“El filo de la navaja” fue un éxito y tuvo 4 nominaciones al Oscar, entre ellas las de mejor película, actriz de reparto y actor de reparto para Clifton Webb. Tan solo logró la de secundaria. Anne Baxter tenía 23 años cuando se alzó con la estatuilla, teniendo como principal rival a Lilian Gish por “Duelo al sol”. Las otras competidoras eran Ethel Barrymore (“La escalera de caracol”), Gale Sondergaard (“Ana y el rey de Siam”) y Flora Robson (“La exótica”). Tras ganar el Oscar Anne Baxter demostró que también podía hacer de trepa sin escrúpulos, estaba perfecta en “Eva al desnudo” por la que recibiría su segunda y última nominación al Oscar. A partir de la década de los 60 se refugió en la televisión y sus últimos trabajos los hizo en las series “Vacaciones en el mar” y “Hotel”.

17º Cloris Leachman por “La última película” (1972)

Cloris Leachman en La última película

“La última película”, una modesta producción rodada en blanco y negro, fue una de las grandes revelaciones del año 1971 y situó en el mapa a su director y guionista, Peter Bogdanovich. El film, basado en la novela con tintes autobiográficos de Larry McMurtry, se situaba en un pequeño pueblo del norte de Texas, de la década de los 50, y nos presentaba a un grupo de jóvenes que descubren el sexo y los sinsabores de la vida en una sociedad marcada por la represión. La película dio a conocer a Jeff Bridges, Cybill Shepherd y consiguió los Oscar para sus actores de reparto, Ben Johnson y Cloris Leachman. La actriz, que en aquel momento tenía 41 años, había pasado de ser una reina de la belleza a desarrollar una carrera sobre los escenarios y en la televisión y tuvo alguna aparición cinematográfica como en “El beso mortal” o en “Dos hombres y un destino”. Peter Bogdanovich se quedó tan impresionado con su prueba que le dio el papel de Ruth Popper, la deprimida mujer del entrenador del instituto, que recupera las ganas de vivir cuando inicia una relación con Sonny (Timothy Bottoms), uno de los alumnos de su marido. Bogdanovich le dijo durante el rodaje “te van a dar el Oscar” y si Ellen Burstyn habría estado cerca seguro que hiperventilaría porque rechazó ese papel. Leachman está fantástica en la piel de esta mujer hastiada, especialmente en la escena en la que hace un hombre a su joven amante y no puede reprimir las lágrimas, por el miedo que siente en ese momento.

“La última película” consiguió otras seis candidaturas al Oscar, entre ellas las de mejor película, valga la redundancia, mejor dirección, mejores actores de reparto para Bridges y Burstyn y guión adaptado. La principal rival de Leachman era Ann-Margret por “Conocimiento carnal” y además de su compañera de reparto también optaban a la estatuilla Barbara Harris (“¿Quién es Harry Kellerman?”) y Margaret Leighton (“El mensajero”). Cloris Leachman ha seguido trabajando en el cine hasta prácticamente la actualidad, estaba absolutamente genial en “El jovencito Frankenstein” interpretando a Frau Blücher, pero el grueso de su carrera se ha desarrollado en la pequeña pantalla, en donde es considerada una leyenda, 8 premios Emmy le avalan, y sí, también salió en “Vacaciones en el mar”. Hay una mina en esta serie.

16º Angelina Jolie por “Inocencia interrumpida” (2000)

Angelina Jolie en Inocencia interrumpida

Winona Ryder no se podía imaginar que le iban a robar tan descaradamente “Inocencia interrumpida”. Era un proyecto personal con el que pretendía relanzar su carrera tras sus últimos baches, y tenía una conexión personal con la figura de Susanna Kaysen, la protagonista real de la historia, ya que al igual que ella también tiene trastorno límite de la personalidad. Ryder se comportó como una leona para levantar un proyecto en el que estuvo implicada durante siete años. Eligió a James Mangold y a la actriz Angelina Jolie para que interpretase a Lisa, la compañera de centro psiquiátrico que ha sido diagnosticada de psicopatía, una joven carismática que disfruta humillando y manipulando a los demás, y que fascina a la protagonista. El film supuso el lanzamiento definitivo al estrellato de Angelina Jolie, que hasta ese momento era vista como la hija de Jon Voight, una chica con mucha presencia y cierto talento, con fama de rebelde sin causa, y que ya había sido premiada con 2 Globos de Oro consecutivos por sus trabajos en televisión con “George Wallace” y “Gia”, galardones que celebró lanzándose a la piscina del Hotel Beverly Hilton ante la atónita mirada de un nutrido grupo de representantes de la Asociación de prensa extranjera en Hollywood.

Angelina Jolie, que en aquel momento tenía 24 años, aprovechó con creces la oportunidad y está arrebatadora, justificando que llegase a ser considerada un animal cinematográfico en un momento dado. Demuestra que tiene talento y también irradia carisma y una gran carga sexual. Ella se convirtió en la reina absoluta del film y en la única superviviente a juicio de la crítica, “Inocencia interrumpida” ni siquiera logró el respaldo de Susanna Kaysen ya que la cuestionó por su fuerte carga melodramática y por no ser lo suficientemente veraz.  Su principal oponente en los Oscar fue Catherine Keener por “Cómo ser John Malkovich”, y las otras aspirantes eran Samantha Morton (“Acordes y desacuerdos”), Chloë Sevigny (“Boys don’t cry”) y Toni Collette (“El sexto sentido”). Hollywood explotó el magnetismo sexual de Angelina Jolie y ella terminó convirtiéndose en una superestrella y en la mujer más famosa del planeta. A lo largo de estos años hemos visto en muy pocas ocasiones a esa actriz tan poderosa de “Inocencia interrumpida”, tan sólo la adivinamos en “Alejandro Magno”, ni siquiera en “El intercambio” por la que fue nominada al Oscar, ni en “Un corazón invencible” con la que intentó volver a la carrera de premios.

15º Rita Moreno por “West Side Story” (1962)

Rita Moreno en West Side Story

No me podía resistir a hablar de uno de los mayores hitos de la Historia de los Oscar, “West Side Story” de Robert Wise y el coreógrafo Jerome Robbins que se hizo con 10 estatuillas más una especial para Robbins. La versión musical del clásico de William Shakespeare “Romeo y Julieta”, ambientado la acción en el Manhattan de mediados de los años 50 y enfrentando a estadounidenses de origen irlandés con inmigrantes portorriqueños, compuesto por Stephen Sondheim y Leonard Bernstein, se convirtió en un clamoroso éxito cuando se estrenó en los escenarios de Broadway en el año 1957 y no tardó en ser considerado uno de los espectáculos más icónicos estrenados durante el siglo XX. Con su adaptación cinematográfica la historia se repitió, tanto la crítica como el público se rindieron ante la espectacular puesta en escena de Robert Wise, la labor del coreógrafo Jerome Robbins, que fue el principal impulsor de la obra, la angelical presencia de Natalie Wood y las enérgicas interpretaciones de sus actores de reparto, George Chakiris y Rita Moreno que se llevaron el Oscar, y Natalie Wood no fue nominada ya que fue doblada en las canciones por Marni Nixon y tampoco sabía bailar, ese año lo fue por “Esplendor en la hierba”. Hasta “West Side Story” la actriz de origen portorriqueño Rita Moreno, que en aquel momento tenía 30 años, había desarrollado su carrera como bailarina sobre los escenarios de Broadway e interviniendo en títulos como “Cantando bajo la lluvia” y “El rey y yo”.

Rita Moreno interpreta a Anita, la confidente y cuñada de María, y su interpretación es tan volcánica, tanto en las escenas musicales como en las que tiene que sacar a relucir su vena como actriz dramática, que fue merecedora con justicia del Oscar. Su gran rival fue Judy Garland por “Vencedores o vencidos”. Las otras aspirantes fueron Fay Bainter (“La calumnia”), Una Merkel (“Verano y humo”) y Lotte Lenya (“La primavera romana de la Sra. Stone”). Tras el Oscar Rita Moreno no logró desarrollar una carrera en Hollywood, de hecho estuvo siete años sin rodar una película, porque solamente le ofrecían papeles de bomba latina. Sí que cosechó éxito sobre los escenarios y la televisión (también en “Vacaciones en el mar”) y es una de las afortunadas que han completado el EGOT, al tener en su vitrina el Oscar, el Tony, el Emmy y el Grammy.

14º Patty Duke por “El milagro de Anna Sullivan” (1963)

Patty Duke en El milagro de Anna Sullivan

La recientemente fallecida Patty Duke tenía tan solo 16 años cuando se alzó con el Oscar a la mejor actriz de reparto por “El milagro de Anna Sullivan” que narraba la increíble historia de la escritora, oradora y activista política Helen Keller que, a raíz de una grave enfermedad, se quedó sordociega con tan solo diecinueve meses. Esto hizo que la pequeña se quedase incapacitada para comunicarse con su familia por lo que vivió en un estado casi salvaje, ya que era totalmente incontrolable. Con siete años sus padres, desesperados, contrataron los servicios de Anna Sullivan, una instructora relativamente ciega, para que educase a la niña y, gracias a la paciencia de Sullivan y al cariño inculcado, Helen logró salir adelante y se convirtió en la primera sordociega en conseguir un título universitario en el año 1904. Keller aún estaba viva cuando se estrenó “El milagro de Anna Sullivan” tanto en el teatro como en el cine. Patty Duke tenía 12 años cuando fue elegida para interpretar a Keller en la obra de teatro. Fue tal el éxito que tuvo, estuvo casi dos años representándose ininterrumpidamente y cosechó 4 premios Tony, entre ellos los de mejor obra, dirección, para Arthur Penn y actriz para Anne Bancroft, que fue llevada inmediatamente a la gran pantalla con los mismos ingredientes. Duke ya estaba en la quincena y tenía que interpretar a una niña de siete años. Pero era tan descarnada la interpretación de Duke, y se complementaba tan bien con una extraordinaria Anne Bancroft, que no importaba que aquella cría que ya estaba casi hecha le doblase la edad a su personaje.

“El milagro de Anna Sullivan” también gozó de un gran éxito de crítica y público y consiguió 5 candidaturas al Oscar, entre ellas las de mejor película, dirección, actriz, actriz de reparto y guión adaptado. Solamente materializó las de los apartados interpretativos. La gran rival de Patty Duke fue una escalofriante Angela Lansbury en “El mensajero del miedo”. Las candidatas fueron Thelma Ritter (“El hombre de Alcatraz”), Mary Badham (“Matar a un ruiseñor”) y Shirley Knight (“Dulce pájaro de juventud”). La carrera de Patty Duke por poco se acaba cuando estrenó la revolucionaria “El valle de las muñecas” ya que en ese momento la actriz era una estrella de la televisión, y al público le costó asumir que interpretase a una cantante metida en las drogas. Duke fue una superviviente, se repuso a la fama temprana, a los escándalos, lidió con su bipolaridad y logró convertirse en un icono de la pequeña pantalla. Y sí, también salió en “Vacaciones en el mar”.

13º Eva Marie Saint por “La ley del silencio” (1955)

Eva Marie Saint en La ley del silencio

Como respuesta a las críticas por haber identificado a ocho ex comunistas pertenecientes a la comunidad de Hollywood ante el Comité de Actividades Antiamericanas, Elia Kazan comenzó a gestar “La ley del silencio” en donde basándose en un hecho real narraría la historia de un estibador de los muelles de Nueva York que será testigo de las prácticas mafiosas del jefe del sindicato portuario, que ha provocado la muerte de un hombre que iba a declarar en su contra, y que se enamorará de la hermana de la víctima, algo que le llevará a arrepentirse de su vida anterior. El film está protagonizado por un pluscuamperfecto Marlon Brando, y supuso el debut de Eva Marie Saint que se había forjado en la televisión, la radio y sobre los escenarios de Broadway. La actriz resulta asombrosa en la piel de la redentora Edie Doyle, por la naturalidad y la sensibilidad transmitidas a su personaje, que intenta sobrevivir en un mundo hostil. Aunque “La ley del silencio” fuese creada para justificar algo tan reprochable como la delación no hay que negar que tiene un valor cinematográfico extraordinario, en donde Elia Kazan no tiene reparos para retratar lo peor de la condición humana, y además demostraba que podía extraer petróleo de cualquier actor que estuviese en sus manos.

Fue un gran éxito de crítica y público y consiguió 8 Oscar, de los 12 a los que aspiraba, se quedaron en la cuneta Lee J. Cobb, Karl Malden, Rod Steiger y la portentosa partitura compuesta por Leonard Bernstein. Eva Marie Saint tenía 30 años y fue lanzada al estrellato a raíz de esta película, su gran rival en los Oscar fue Jan Sterling por “Escrito en el cielo”. Las otras aspirantes fueron Claire Trevor (“Escrito en el cielo”), Katy Jurado (“Lanza rota”) y Nina Foch (“La torre de los ambiciosos”). Eva Marie Saint demostró que tenía talento para asumir todo tipo de papeles en comedias, dramas o en cintas de suspense como “Con la muerte en los talones” de Alfred Hitchcock, a partir de la década de los 70 su carrera se desarrolló exclusivamente en la pequeña pantalla, y sí, también pertenece al club de oscarizadas que se dejaron ver en “Vacaciones en el mar”, el camarero les volvía locas.

12º Kim Hunter por “Un tranvía llamado deseo” (1952)

Kim Hunter en Un tranvía llamado deseo

En Diciembre de 1947 se estrenó en Broadway la obra “Un tranvía llamado deseo” de Tennessee Williams bajo la dirección de Elia Kazan y con Jessica Tandy, Marlon Brando, Kim Hunter y Karl Malden como principales protagonistas. El éxito fue clamoroso y el público y la crítica descubrieron a ese animal interpretativo, y en aquel momento físico, llamado Marlon Brando. Cuatro años después su adaptación cinematográfica llegaría a la gran pantalla con la novedad de Vivien Leigh en el papel de Blanche DuBois, la actriz británica ya había hecho ese papel en Londres a las órdenes de su marido Laurence Olivier. “Un tranvía llamado deseo” se desarrolla en Nueva Orleans y narra la historia de Blanche, una frágil y arruinada viuda que le hará una visita a su hermana menor que vive con su marido que es un bruto y que está embarazada. “Un tranvía llamado deseo” es un espectáculo gracias a las interpretaciones tan descarnadas de Vivien Leigh y Marlon Brando. Pero es injusto centrarnos en este dúo. Kim Hunter, que hasta ese momento había tenido una carrera muy limitada a nivel cinematográfico, tiene la papeleta de no dejarse eclipsar por dos monstruos interpretativos, y está sublime en la piel de esta mujer totalmente enganchada al animal de su marido que le trata como un trapo.

“Un tranvía llamado deseo” repitió el éxito de crítica y público de la obra en la que se basa y fue nominada a 12 Oscar, entre ellos los de mejor película, dirección, actor, actriz, actor de reparto (Karl Malden), actriz de reparto y guión. Ganó en las categorías de mejor actriz, actor de reparto y actriz de reparto. Kim Hunter tenía 29 años cuando se hizo con el Oscar frente a Mildred Dunnock como principal rival por “La muerte de un viajante”. Las otras aspirantes fueron Lee Grant (“Brigada 21”), Thelma Ritter (“Casado y con dos suegras”) y Joan Blondell (“No estoy sola”). Kim Hunter no pudo disfrutar de una carrera tras ganar la estatuilla ya que fue incluida en la lista negra al ser considerada sospechosa de ser simpatizante del Partido Comunista. Trabajó cuando pudo en la televisión y el cine. Una de sus interpretaciones más recordadas la hizo debajo del disfraz de simio ya que fue la doctora Zira en “El planeta de los simios”.

11º Juliette Binoche por “El paciente inglés” (1997)

Juliette Binoche en El paciente inglés

En la ceremonia de los Oscar de 1997 todos estaban esperando que se entregase el Oscar a la mejor actriz de reparto. La gran favorita era una leyenda de Hollywood, Lauren Bacall, que a sus 72 años recibía su primera candidatura al Oscar por interpretar a la impertinente madre de Barbra Streisand en “El amor tiene dos caras” pero cuando Kevin Spacey, disfrazado de Batman, abrió el sobre y pronunció que la ganadora de la estatuilla era Juliette Binoche por “El paciente inglés” la tensión se podía cortar con un cuchillo por si la Bacall terminaba matando a alguien. La actriz francesa ya era una de las debilidades de la crítica internacional gracias a ser una sabia combinación de talento, sensibilidad y valentía. En “El paciente inglés” de Anthony Minghella interpretaba a Hana, una enfermera francocanadiense que durante la Segunda Guerra Mundial se ocupará del cuidado en un monasterio italiano de un hombre quemado y agonizante que le irá revelando su pasado como explorador en el desierto de Libia y su apasionada historia de amor con una mujer británica casada. El film estaba protagonizado por un irresistible Ralph Fiennes y completaban el reparto Kristin Scott Thomas, Willem Dafoe, Colin Firth y Naveen Andrews.

Juliette Binoche ilumina la pantalla, lo suyo es pura sensibilidad y encanto, es difícil no conmoverse con ella, que no deja de ser testigo de los horrores de la guerra, y es que nadie llora como lo hace la Binoche. Su Oscar fue criticado porque la Academia se lo negó a la legendaria Bacall pero el premio de la Binoche es incontestable. “El paciente inglés”, basada en la novela de Michel Ondaatje, contaba con el respaldo de Miramax y fue un gran éxito de crítica y público. Se hizo con 9 Oscar, solamente fallaron Ralph Fiennes, Kristin Scott Thomas y el guión adaptado. Juliette Binoche tenía 33 años cuando se alzó con el Oscar teniendo como otras rivales a Joan Allen (“El crisol”), Barbara Hershey (“Retrato de una dama”) y Marianne Jean-Baptiste (“Secretos y mentiras”). Volvió a ser nominada al Oscar por “Chocolat” y la actriz ha seguido implicándose en grandes proyectos dentro y fuera de Francia que le han permitido convertirse en una de las intérpretes más veneradas del cine europeo. Pudo haber sido nominada en la pasada edición por “Viaje a Sils Maria”.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Isra - 27.04.2016 a las 18:44

Me gusta, ya espero las mejores 10 🙂

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario