“Consumidos”

“Consumidos”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

El que David Cronenberg escriba una novela garantiza sin necesidad de abrir el libro algunas cosas. Radicalidad, sorpresa y perturbación. El canadiense ha sido coherente con algo que declaró ya hace años: «Me interesa meterme bajo la superficie para ver qué está ocurriendo en realidad y cómo funcionan realmente las cosas. Eso molesta a mucha gente, y para mí es una consecuencia inevitable de ser un artista serio». En esta historia lo hace literalmente. Adentrarse en el mundo que propone no siempre produce placer pero, como es habitual en su trabajo, sí que resulta una experiencia inolvidable.

Título: “Consumidos”

Autor: David Cronenberg

Editorial: Anagrama

La editorial incluye en su promoción del libro esta frase de Viggo Mortensen: «Consigue primero desestabilizar y desarmar al lector y luego hacerle cómplice total». Coincido con la primera parte más que con la segunda, y añadiría que a menudo me he visto revolcado por imágenes y situaciones que, más que complicidad, me han hecho sentirme víctima de la imaginación del autor.

Naomi y Nathan, dos periodistas muy neotecnológicos, se implican por decisión propia más allá de lo que cabe esperar de un profesional de la información, por ambicioso que sea. Una mujer parece haber sido devorada por un reconocido intelectual con reputación de provocador, igual que Cronenberg. Ambos pasarán a protagonizar parte del mundo imaginado por el autor.

Es un mundo donde el canibalismo es tan estético como el crimen; donde la tecnología sirve más para ocultar y engañar que para demostrar; donde proliferan pantallas, programas, impresoras de tres dimensiones, aplicaciones de manipulación fotográfica, y engaños que el lector va descubiendo, a veces con cierta desorientación, a veces fascinado y otras asqueado. Pero es ese asco que Cronenberg maneja con genailidad desde
que su tercera película, “Vinieron de dentro de…”, en 1975, descubrió a un artista atrevido e incómodo, que se confirmó con su filmografía radical durante los años 80. En esa película sus protagonistas son parasitados por una babosa grimosa que se transmite por contacto íntimo; en “Consumidos” el parásito es la ambición de fama y reconocimiento, que lleva a los personajes hasta límites dignos de las historias de psicópatas de
mentes criminales. Eso si, inteligentes y educados.

Esta historia puede entusiasmar a muchos lectores, a ninguno dejará indiferente y más de uno tirará la toalla, pero en todos los casos se reconocerá que es un director de cine el que habla por boca de sus personajes. Basta con dar un vistazo breve a casi cualquier página. En la tercera te encuentras con el primer golpe.

Consumida.txt

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario