“Disobedience”

“Disobedience”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Una mujer que se crió en una familia ortodoxa judía regresa a su hogar con motivo de la muerte de su padre, un rabino. La controversia no tardará en aparecer cuando ella comienza a mostrar interés por una vieja amiga del colegio.

Conviene ver: “Disobedience” presenta un triángulo de personajes a través de sus relaciones en la férrea comunidad judia ortodoxa de Nueva York cuando una mujer, criada en esos ritos y costumbres, regresa a ella tras la muerte de su padre rabino y se reencuentra con su amor de juventud al que abandonó bruscamente por el rechazo de la comunidad y la imposibilidad de encontrar el respaldo familiar para que creciera la relación con otra chica. La película quiere hacernos creer en su inicio que es una especie de “Young adult” (con ella queriendo recuperar al que fue su ex) pero deriva en un tono mucho menos evidente y sí más sugestivo a lo que contribuyen los trabajos de Rachel Weisz, Rachel McAdams y un Alessandro Nivola que sorprende en un papel de rabino atormentado por la responsabilidad y por el peso de la tradición en ese triángulo en el que se ve envuelto cuando sabe que la que es su mujer se casó con él por obligación y eligiéndole sólo por convencionalismo; retratando de manera notable también ese ambiente dentro de una comunidad religiosa que se sustenta en el ritual, en los corrillos intransigentes y culpabilizadores y en sus normas generación tras generación y que recibe a la protagonista como una intrusa que les dio la espalda prefiriendo vivir su vida como fotógrafo con libertad y alejada de la tradición que le aboca a ser esposa y madre devota. Aunque el tono sea algo lánguido por momentos, la potencia de algunas escenas (tanto sexuales entre ellas como religiosas a la hora de retratar esos ritos) y la acertada definición de la psique y la convivencia entre sus personajes, tanto desde la vertiente familiar como institucional, siendo muy interesante como poco a poco se va entrando en las circunstancias y capas emocionales de cada uno, la convierten en un nuevo acierto para Lelio brindando a sus tres actores la posibilidad de lucirse como pocas veces han podido hacerlo antes, especialmente en el caso de McAdams y Nivola que construyen dos personajes rotos e infelices por no ser capaces de haber dado rienda suelta a lo que siente con total libertad y que lo dicen todo con un lenguaje no verbal sutil que domina las escenas que Lelio rueda con intimismo, elegancia y sabiduría jugando con las texturas y tonos que les rodean. Y es que la película vale más, y gana verismo, por cómo muestra lo que no dice más que lo que expresa con palabras. Al margen de eso, la cinta es una de las mejores películas en retratar el culto ortodoxo y el peso de la raigambre generación tras generación aunque en ocasiones le pierda ser algo densa y plúmbea arrojando un mensaje de necesidad de dejar libres a los que queremos para que consigan la felicidad aunque implique tenerlos lejos dándoles el derecho a decidir que hacer con su vida sin ninguna rémora que les lleve al fondo del mar emocional.

Conviene saber: Sebastián Lelio adapta la novela de Naomi Alderman en su primer proyecto internacional tras las exitosas “Gloria” y “Una mujer fantástica”.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario