El cine en las estrellas: Una colina, un revolver, y Venus. Los orígenes astronómicos del cine (II)

El cine en las estrellas: Una colina, un revolver, y Venus. Los orígenes astronómicos del cine (II)

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

El 6 de Julio de 1874, meses antes de la expedición, Janssen presentaba orgulloso su invención a los miembros de la Academia de las Ciencias de París, bautizado por el mismo como el “revolver fotográfico”. Y bien que parecía un revolver, ya que su diseño estaba basado en el famoso cilindro giratorio que Samuel Colt había inventado para las balas de su legendario revolver. El dispositivo era sencillo, la luz procedente del telescopio incidía sobre dos discos giratorios. El primero de ellos, compuesto de 12 aperturas regularmente espaciadas, hacía de obturador, dejando pasar la luz a intervalos regulares a un segundo disco, en el que se encontraba el material fotosensible. Un motor hacía girar ambos discos de manera sincronizada. El segundo disco giraba a un cuarto de velocidad del disco obturador para evitar la sobreimpresión de las imágenes, mientras otro dispositivo medía el instante de tiempo exacto en el que se hacía cada exposición. Cuando el revolver estaba en funcionamiento era capaz de tomar 48 imágenes en 72 segundos. Quizá Janssen en ese momento no fue consciente de que había inventado el primer antecesor de una cámara de cine.

Tras escapar indemne de dos tifones casi continuados mientras atravesaban el Mar  de la China, la expedición de Janssen, acompañada de su revolver, atracó en Yokohama. Tras dividirse en dos, el grupo de Janssen cruzó Japón con todo su instrumental hasta alcanzar la cima de la colina Kompirama en Nagasaki. Allí tomaron 47 imágenes del momento del tránsito. Otras dos expediciones británicas llevaron sendos revólveres inspirados por la idea de Janssen y tomaron registros desde otros puntos del planeta. Desgraciadamente, la calidad de las imágenes no resultaron lo suficientemente precisas para el cálculo de la unidad astronómica, resultando más fiables las observaciones a ojo a través de telescopio.

ElcineenlasestrellasIlusiondelmovimientoPero en cualquier caso, la invención de Jules Janssen marcó el camino para el arte de la “fotografía en movimiento”, con muchas más aplicaciones que la puramente astronómica. Su revolver fue mejorado y evolucionado por toda una caterva de pioneros como Étienne Jules Marey, MuyBridge, el propio Edison, y por supuesto, los hermanos Lumière, que con su cinematógrafo lograron que el tiempo entre dos exposiciones seguidas fuera más rápida que la capacidad del ojo para distinguirlas, creando así la ilusión del movimiento, es decir, cine.

Jules Janssen murió en 1907, no sin antes haber fundado y dirigido el observatorio de Meudon, de ser presidente de la Sociedad Francesa de Fotografía y de haber sido, curiosamente,  protagonista de dos de las primeras películas de los hermanos Lumière: “Le Débarquement du congrès de photographie à Lyon”, y “M. Janssen causant avec M. Lagrange”, ambas rodadas y proyectadas en el Congreso de Fotografía de Lyon, celebrado en Junio de 1895 y donde el cinematógrafo fue presentado a la sociedad fotográfica del momento. Gracias a su amor por la Astronomía, Janssen colocó la primera piedra de lo que posteriormente otros convirtieron primero en una técnica, y luego en un arte.

Emilio J. García Gómez-Caro (Astrónomo)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

elinvisible - 04.05.2010 a las 13:49

Deliciosa historia de Jules Janssen. Propia del siglo en el que nació.
Gracias Emilio por compartirla y gracias por volver a la corresponsalía que ya te hechabamos de menos.
Un fuerte abrazo.
PD. Emilio, prodígate un poco mas.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario