“En realidad, nunca estuviste aquí”

“En realidad, nunca estuviste aquí”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,25 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Joe, ex marine y antiguo veterano de guerra, es un tipo solitario que dedica su tiempo a intentar salvar a mujeres que son explotadas sexualmente. No se permite ni amigos ni amantes y se gana la vida rescatando jóvenes de las garras de los tratantes de blancas. Un día recibe la llamada de un político porque que su hija ha sido secuestrada.

Conviene ver: “En realidad, nunca estuviste aquí” presenta unos intensos 85 minutos, duración que sorprende en una película de este tipo, y nos presenta a un veterano de guerra torturado y traumatizado por crecer en su infancia en un hogar marcado por la violencia que se erige como baluarte de la defensa de determinadas jóvenes que son explotadas sexualmente. Un Joaquin Phoenix greñudo, avejentado y fachoso da vida a este particular personaje sumándolo a su propia galería de tipos toscos, ermitaños y desequilibrados ya que, aunque sus intenciones sean loables, su carácter está marcado por la violencia, las vejaciones sufridas y su incapacidad para ponerse en la piel del otro más que el hecho de cuidar a su madre enferma y de peinar las calles para hacer cumplir su código moral en una intensa y trabajada interpretación que fusiona al personaje, al actor y a la persona teniendo en cuenta esa aureola de intérprete difícil y excesivo que tiene Phoenix. Una película malrollera, incómoda de ver pero tremendamente impactante en un planteamiento formal y sucio para este justiciero roído por el sistema en un cine que no se aleja demasiado del de Martin Scorsese en la definición del entorno, Nicolas Winding Refn en su estética violencia o del cine de venganzas surcoreanos en la acción que imprime a la historia. Un puñetazo al estómago del cine más convencional y conciliador que enarbola mensajes para remover conciencias pero de manera nada arriesgada y en ocasiones plúmbea ya que se mueve en un permanente tono sórdido que pasa del tormento interior del personaje a la redención como justiciero social en una cinta inclasificable.

Conviene saber: Premio al mejor actor (Joaquin Phoenix) y al mejor guión (Lynne Ramsay) en el Festival de Cannes 2017.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario