“En tiempos de luz menguante”

“En tiempos de luz menguante”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Berlín Oriental, otoño de 1989. Wilhelm Powileit cumple 90 años, pero afronta con estoica indiferencia la fiesta organizada por este motivo en su honor. Exiliado durante el nazismo y acérrimo militante de la causa comunista toda su vida, el anciano recibe un homenaje tardío al que acuden familia, vecinos y antiguos camaradas. A pesar de la aparente alegría de la celebración, todos son conscientes de que el régimen comunista se desmorona sin remedio. Y un nieto de Wilhelm acaba de huir a Alemania Occidental.

Conviene ver: “En tiempos de luz menguante” es el poético título de una cinta que, con la excusa del 90º cumpleaños de un comunista exiliado durante el nazismo, se adentra en el canto del cisne de este personaje pero también del movimiento que representa que vive sus últimos coletazos en una Alemania marcada por la caída del muro. Un homenaje a un superviviente que asiste con hastío al peso de la tradición, a la celebración aparente y marcada por la progresía mientras el fantasma de las dos Alemania y las heridas del régimen de Hitler siguen sin haber cicatrizado por familias rotas y todavía noqueadas y recelosas décadas después. Un cambio de ciclo al que asiste el personaje y que recuerda en cierta manera a esa madre que despierta del coma y cuyo hijo no quiere que sea testigo de los cambios de Alemania en “Good bye, Lenin!”. Una apuesta coral y teatral sobre el intento de guardar las apariencias pretendiendo ser ciudadanos de un mundo que ya no existe y que invita al inevitable cambio a pesar de la obstinación y rigidez del patriarca pero con símbolos como almas sin alegrías, mesas que se rompen o canciones que se entonan sin el convencimiento vigoroso de antaño. La tumultuosa historia de un país a través de los ojos de los miembros de una familia que ha vivido el nazismo, sus consecuencias y que ahora se abre a la unificación y a la muerte de una ideología caduca como un mundo en permanente cambio. El cine alemán sigue revisando su historia y lamiendo heridas con sobriedad, inteligencia e introspección psicológica nutriéndose en este caso de un excelso Bruno Ganz.

Conviene saber: Matti Geschonneck dirige la adaptación de la novela de Eugen Ruge.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario