"Fahim"

"Fahim"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Obligado a huir de su Bangladesh natal, el joven Fahim y su padre dejan al resto de la familia para ir a París. A su llegada, comienzan una verdadera carrera de obstáculos para obtener asilo político, con la amenaza de ser expulsados en cualquier momento. Gracias a su don para el ajedrez, Fahim conoce a Sylvain, uno de los mejores entrenadores de ajedrez de Francia. Entre desconfianza y afecto, se conocerán y se convertirán en amigos.

Conviene ver: “Fahim” es una película bienintencionada que no deja de ser un mensaje en favor de la integración en una sociedad como Francia marcada por la inmigración y también por determinados brotes de xenofobia. El director Pierre-François Martin-Laval se basa en el libro escrito por el protagonista y el que fue su entrenador de ajedrez en esa relación que tuvieron de mentoría, aprendizaje, integración, complicidad y, posteriormente, amistad desinteresada cuando un crío que da título a la cinta y su padre viajan con lo puesto de Bangladesh para poder ser un campeón con el tablero. El ajedrez no deja de ser un vehículo para hablar de lo difícil que es abrirse hueco cuando eres extranjero en otro país sufriendo los escasos medios, la barrera idiomática y el terminar relegado a un centro de acogida, a pesar de encontrar gente (imprevista) que ayude ante temas como el desarraigo y los tropezones que implica sufrir las malas artes de trabajadores de servicios sociales o miembros del sistema como funcionarios o cuerpos de la ley. Todo esto salpicado por esa vertiente emocional que arroja el padre del protagonista que humaniza con su mirada a un personaje que sólo quiere que su hijo pueda tener un buen futuro aunque él no pueda aspirar más que ser un "sin papeles" con trabajos precarios y con la sombra de la deportación siempre sobre su cabeza. Fahim lleva el peso de la responsabilidad de volver a unir a su familia ante su precoz y elogiado don para el ajedrez con la ayuda de ese gruñón y desaliñado profesor al que presta rostro Gérard Depardieu y la administradora del centro a la que da vida una estupenda Isabelle Nanty. Una tierna historia que se ve con una sonrisa y con una lágrima a punto de brotar pero que, no obstante, sufre la irrealidad de intentar moverse en el terreno de la fábula dickensiana tan inspiradora como ligera y que no deja de sonar a historia ya vista cuando Fahim se embarca con su desparpajo, y cierta superioridad del que se sabe un genio en un campo, para disputar el Campeonato Nacional de Francia de ajedrez para jóvenes de 12 años. Aun así, emociona y es un canto a la integración y a cultivar el talento de uno como tesoro nacional a cuidar independientemente de su origen o condición.

Conviene saber: Pierre-François Martin-Laval dirige y escribe tras sus incursiones en la comedia y el cine infantil.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario