Fantasías de cine: “Dentro del laberinto” (1986), amistad y responsabilidad

Fantasías de cine: “Dentro del laberinto” (1986), amistad y responsabilidad

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Confieso que me encanta especialmente esta película. Debí verla por primera vez a los ocho o nueve años más o menos, y después la he vuelto a ver varias veces; recordando las sensaciones que me provocaban sus imágenes, surrealistas y llenas de imaginación, y su música, que me suena tan bien como entonces.

Hay que tener muy claro que cuando valoramos una película infantil fantástica, una vez somos ya adultos, su visionado puede perder enteros, pero la película sigue siendo la misma. Simplemente los espectadores ya hemos perdido la inocencia e, inevitablemente, ya no es lo mismo ver una película de este estilo, ya que todo nos resulta demasiado inocente y obvio para nuestras corrompidas mentes.

La historia nos habla de Sara, una niña soñadora y caprichosa, que no soporta tener que cuidar de su hermano pequeño una noche que sus padres se van de casa. Harta de los lloros del pequeño repite un inocente conjuro de cuento de hadas para que el rey de los goblins (peculiares seres que habitan las fantásticas historias de los libros que lee) se lo lleve a su castillo. Por desgracia para ella, lo que parecía pertenecer al mundo de la fantasía, terminó perteneciendo al mundo real y dicho rey (interpretado por David Bowie) se lleva a su hermano.

La joven tendrá unas pocas horas para poder rescatarlo del castillo del rey; para ello tendrá que atravesar un peligroso laberinto. Durante el camino, conocerá a numerosas criaturas que la ayudarán o le impedirán continuar su viaje.

FantasiasdecineDentrodellaberinto02

Destacaría el personaje de Jareth (David Bowie) como un villano elegante, seductor y con un fondo no tan malvado, además de la presencia de Jennifer Connelly en uno de sus primeros papeles. A pesar de su juventud ya demostraba tener un talento especial, bordando su papel de joven fantasiosa e ingenua.

Jim Henson, conocido por ser el creador de los Teleñecos, decidió juntar en una misma película a esta joven estrella emergente con una estrella del pop-rock para contarnos una entrañable historia que usa el laberinto como un MacGuffin para hablarnos de la amistad y la responsabilidad. La protagonista no está adaptada al mundo real en que vive y se refugia en las fantasías de los libros (como seguro tantos de nosotros), ingresando así en mundos inverosímiles y fantásticos.

La película pertenece a un género que murió según se alzó protagonista el hacer digital; ese que ahorró quebraderos de cabeza e ingenio y sumó la fría e inhumana mano del ordenador.

El cine de antes murió con el final de la década reina del pop-rock, los 80 (esa de la que David Bowie era uno de sus mitos), cuando el ingenio y no el dinero valían para hacer una película maravillosa; cuando una película se hacía por arte y no por los beneficios.

FantasiasdecineDentrodellaberinto01

A favor de ella destacaré el decidirse por un estilo onírico en lo narrativo y lo estético. La animación es totalmente artesanal; maquillaje, marionetas, pero sobre todo mucha imaginación. Además, “Dentro del laberinto” no es un cuento infantil plano sino que suma una inteligencia de guión bastante lograda con diversas capas; unas para ser captadas por los más pequeños, y otras claramente dirigidas a un público adulto, en pequeñas píldoras de filosofía de vida. Sus metáforas camufladas, sus detalles y sus frases para la historia no hacen más que darle valor añadido a la cinta.

Siguiendo con la música, la elección de David Bowie es más que acertada. Además de darle publicidad a la película; su estilo extravagante, tanto en su música como en su persona, pegan bastante. Incluso disimula bastante bien sus carencias como actor.

FantasiasdecineDentrodellaberinto03

En definitiva, un viaje fantástico a la imaginación más desbordante. Hubo un momento y un lugar para este tipo de cine que seguro ya no volverá. Y como tal ha de verse y disfrutarse, porque se harán películas mejores o peores en el futuro, pero seguro que ninguna como estos clásicos de fantasía de los 80.

En realidad este mundo ficticio de fantasía, no dista mucho del real en el que nos encontramos los adultos; un mundo en el que cuesta distinguir quién es el verdadero amigo y quién intenta engañarnos. La moraleja es simple pero convincente, el valor de la amistad, un concepto universal que no conoce épocas ni países.

Vídeo

Vídeo

Juan Israel Aldana

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Diego de la Vega - 25.01.2016 a las 05:49

(Laberinto 1986) una pelicula de Jim Henson, un clasico de los 80′ una de las mejores peliculas, de los 80′ esta peliculas siempre sera una mejores….lamentablemente ya no se hacen peliculas de buenas como estas, pero igual Laberinto seguira siendo un Clasico del cine…

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario