“Harriet”

“Harriet”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Historia basada en la abolicionista Harriet Tubman, que liberó a numerosos esclavos tras haber escapado ella misma de la esclavitud en 1849.

Conviene ver: “Harriet” de Kasi Lemmons rinde homenaje a una de las figuras clave en la lucha de los derechos civiles realizando 13 misiones de rescate en las que liberó a cerca de 70 esclavos utilizando la red antiesclavista conocida como Ferrocarril Subterráneo. Siguiendo en ocasiones la ruta del medio locomotor, logró llegar a la llamada línea Mason-Dixon, que dividía a los Estados de Virginia y Pennsylvania, es decir, el Sur esclavista y el Norte abolicionista, llegando a Philadelphia en 1849 donde encontró trabajo y rehízo su vida pero, siendo consciente de la situación que vivían otros como ella, se alió con el movimiento abolicionista creando una red clandestina formada por un grupo de personas de distinto color pero misma convicción en la segunda mitad del siglo XIX con el fin de ayudar a escapar a los esclavos negros de las plantaciones. Un símbolo de valentía, lucha frente a la injusticia, solidaridad y reivindicación por los derechos en una historia cuya premisa que lo tiene todo para aunar mensaje, compromiso y calidad pero que no llega a buen puerto por una puesta en escena que recuerda mucho a las recientes “12 años de esclavitud” y “El nacimiento de una nación”, mucho mejores que esta propuesta que aquí se torpedea con elipsis que hacen referencia a las visiones de un personaje que murió en 1913 a los 93 años convertida en sus últimos tiempos en una defensora del sufragio femenino. Cynthia Erivo pone imagen y voz (incluso canta algunas canciones en momentos clave de la película) a este icono del abolicionismo a lomos de una determinación incorruptible gracias a su fe y convicción frente a los escasos medios y tirando de físico  pero su interpretación, entre la determinación y el desgarro, no llega a conmover como se hubiera querido en una cinta poco imaginativa en su realización y que no aporta nada nuevo a pesar de que está contada con un ritmo que mantiene el interés por esos viajes de Tubman entre las fronteras (narrados de manera demasiado sencilla para la complejidad que se presuponía no levantar sospechas ante la reincidencia de las acciones de esta mujer y sus pocos medios). La cinta no sale de la frontera del telefilm intentando insertar imágenes de archivo con el único propósito de impactar y hacernos caer en la cuenta de que estamos ante una de esas historias reales que no hubieran sido posibles sin la colaboración también de gente blanca que permitió que todo este tránsito de esclavos hacia la libertad pudiera llevarse a cabo. Erivo está bien en la película pero sin transmitir como se esperaba y ofrece una interpretación correcta, ante el peso que ya tiene el papel en la Historia, pero demasiado obvia secundada por actores que no tienen tiempo ni armas para desarrollar sus personajes como Janelle Monáe, Leslie Odom Jr., Clarke Peters y Joe Alwyn, siendo este último una de las evidencias del vuelo bajo que es la cinta respecto la película de Steve McQueen ofreciendo un villano arquetípico y sin sangre obsesionado con ella que es convertido en vainilla por la referencia que supone Michael Fassbender en la oscarizada película de Steve McQueen. Así es la película, una cinta que se ve bien pero que recuerda a tantas que han tratado esos años de lucha frente a la abolición de la esclavitud sufriendo vejaciones y violencia y que han sido abordadas con mayor trascendencia y potencia faltando aquí épica, fuerza y consistencia como película quedando como un “grandes éxitos” de películas de este tipo aunque se hubiera merecido encontrar su voz propia alejándose de su aire rutinario. El empeño de Cynthia Erivo, en su vehículo de lucimiento, no logra remontar una película en el que su determinación y mirada rebelde no es suficiente y que al menos da un título cinematográfico a una de esas historias desconocidas que hasta ahora sólo había servido de base para el telefilm de 1978 “A woman called Moses”.

Conviene saber: 2 nominaciones a los Oscar 2020 en las categorías de mejor actriz (Cynthia Erivo) y mejor canción. Vista en el Festival de Toronto 2019.

La crítica le da un CINCO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario