“High life”

“High life”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Espacio profundo. Monte y su hija Willow viven completamente aislados a bordo de una nave espacial. No siempre estuvieron solos: eran parte de un grupo de condenados a muerte que aceptaron conmutar sus sentencias por participar en una misión con destino al agujero negro más cercano a la Tierra.

Conviene ver: “High life” es un alambicado proyecto con el que Claire Denis, la veterana realizadora francesa, sorprende viajando al espacio en una cinta que por su temática, crudeza y escenas sin ningún tapujo parece impropio de una directora acostumbrada a propuestas más amables, con personajes moviéndose en una filosofía más cotidiana, dejando ahora un mal cuerpo que deja al espectador flasheado por una distopía desesperanzadora y una ambición temática tan inabarcable que por definición hace que el proyecto se quede a medias y sobresalga sobre todo como una experiencia perturbadora más que como algo realmente valorable. En este caso nos lleva a una recóndita nave espacial por algún lugar más allá de nuestro sistema solar en el que viven Monte (Robert Pattinson) y su hija Willow, un bebé que irá creciendo con el tiempo y que fue concebida contra su voluntad ya que su esperma (de una manera bastante carnal) fue extraído con fines científicos para inseminar a una mujer joven (Mia Goth) en un grupo experimental de presos condenados al corredor de la muerte que son confinados en una espiral de violencia, deseos desatados y fluidos de los que Monte intenta evadirse encontrando en esa castidad su fuerza. La cinta termina siendo una patochada con ínfulas de culto audiovisual, reflexiones filosóficas y especiales con sementales desatados en Sodoma y Gomorra y Juliette Binoche de abeja reina pirada como científica tan sinuosa como castradora y sexualmente orgásmica desde su habitación “folladero” en una cinta cuya única moraleja interesante es que es la civilización y la sociedad humana la que convierte al individuo en persona y no en animal, encauzando unos instintos primarios que desatados llevan a su perdición condenándose a la aniquilación entre unos y otros.

Conviene saber: Premio FIPRESCI en el Festival de San Sebastián 2018

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario