"Hijos de febrero"

"Hijos de febrero"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

El año pasado el escocés Alan Parks publicó "Enero sangriento", y nos presentó a Harry McCoy, un policía joven, testarudo, acosado por un pasado que condicionaría la vida de cualquiera, que vive en una ciudad, Glasgow, donde muchas esperanzas parecen condenadas a hundirse en las aguas gélidas del río Clyde… y una circunstancia nos hará saber en esta ocasión lo gélidas que son.

Título: "Hijos de febrero"

Autor: Alan Parks

Editorial: Tusquets

La aceptación de los lectores nos trae esta segunda parte tan buena como la primera, con McCoy moviéndose entre su sentido de la honradez y las secuelas que han dejado una infancia en un orfanato donde fue víctima de una injusticia que todavía no se ha corregido. A McCoy se le puede encontrar oyendo la música de los 70 cualquier madrugada, en un club nocturno, colocado de anfetaminas, que le ha facilitado su mejor amigo, que también es uno de los capos de la delincuencia organizada de la ciudad. Pero también es capaz de meterse donde sus jefes y muchos de sus colegas mirarían hacia otro lado.

La juventud de Harry McCoy, su temeridad y su cabezonería, le llevan constantemente a cruzar la raya de la legalidad, pero son las armas con las que cuenta para resolver sus casos. "Hijos de febrero" le enfrenta con el poder de la mafia local, y con el amor loco de un asesino dispuesto a todo por la heredera que le ha despreciado. Alan Parks nos ofrece en su segundo libro un final sorprendente, original e imprevisible, con momentos en que el autor nos hace dudar de que McCcoy pueda sobrevivir.

En su primera historia McCoy salió herido física y psicológicamente. Apenas ha terminado las sesiones obligatorias con el psicólogo de la policía cuando recibe la llamada y la orden de su jefe para presentarse en un edificio en construcción, en cuya azotea ha aparecido un cadáver que presenta un aspecto terrible. El caso le conectará con el criminal más poderoso de Glasgow, su hija y un médico desahuciado por practicar una operación en el cerebro que fue frecuente en los 50 y 60.

"— ¿Qué es una lobotomía? —preguntó Wattie.

— ¿Cómo? —dijo McCoy.

Wattie parecía avergonzado.

— No sé exactamente en qué consiste.

McCoy encendió su cigarrillo y volvió a colocar el encendedor en su sitio.

— Te cortan la parte frontal del cerebro.

Wattie hizo un gesto de desagrado.

— ¿Qué consiguen con eso?

— Hacen que te calmes. Te calmas tanto que no sabes quién eres o qué mierda está pasando. Te convierten en una especie de vegetal".

Con este libro Parks queda asentado como creador de una nueva saga con un protagonista sólido y un estilo ágil, directo, apetecible. No he podido dejar de volver a él cada vez que el tiempo me lo ha permitido, porque valoro a los protagonistas que no son de cartón piedra, malos y buenos según las circunstancias, como la mayoría de cada uno de nosotros.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario