In Memoriam: José Luis López Vázquez, el español de a pie metido en la pantalla

In Memoriam: José Luis López Vázquez, el español de a pie metido en la pantalla

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

El actor José Luis López Vázquez ha fallecido hoy en Madrid a los 87 años. Aunque uno siempre piensa en actores veteranos cuando se le dice que alguien del cine ha muerto, uno nunca llega a creerse que gente que ha formado parte tanto de nuestra vida nos deje alguna vez. Porque López Vázquez no sólo ha sido un gran actor, sino el hombre que desde los años más oscuros vividos en España a mediados de los 50 nos enseñó como el perfil del españolito de a pie también podía ser una estrella de cine. Su naturalidad, sus expresiones espasmódicas, sus modulaciones de voz, y su inseparable bigotillo lo han convertido en una presencia imborrable para el cine español. Él, junto a muchos otros, forma parte de una galería inolvidable de grandes actores a los que poco a poco estamos despidiendo. Una generación que con pocos medios y en épocas difíciles supieron como nadie entretener al público en unos tiempos no muy bollantes en ningún aspecto. No ha muerto con las botas puestas porque la enfermedad le ha tenido estos tres años apartado de cualquier foco cinematográfico, teatral o televisivo, pero López Vázquez es un ejemplo de constancia y de ser todo un currante. Más de 200 películas y centenares de apariciones televisivas además de incursiones en el teatro. Protagonista de filmes como “Novio a la vista”, “El pisito”, “Atraco a las tres” o “Plácido”, inició su carrera en el mundo artístico en el Teatro Español Universitario en 1951. Un clásico y una leyenda de nuestro cine que acaba de perderlo y ya lo echa de menos al haberse ido uno de los grandes.

InMemoriamJoseLuisLopezVazquezElpisitoEl actor madrileño, nacido el 11 de marzo de 1922, llevaba ya una larga temporada enfermo, desde su regreso al cine con la película “¿Y tú quién eres?”, de Antonio Mercero, rodada hace un par de años en la que otro veterano de nuestro cine (Manuel Alexandre) interpretaba a un enfermo de alzheimer que es internado en una residencia.

Actor de reconocido prestigio, era también figurinista y escenógrafo, faceta en la que brilló durante los años cincuenta y sesenta en obras como “El casamiento engañoso” de Gonzalo Torrente Ballester, “Adèle o la margarita”, de Jean Anouilh, “El grillo”, de Carlos Muñiez o “Clerambard”, de Marcel Aymé. Fue ayudante de dirección de Pío Ballesteros y Enrique Herreros y en 1946 debutó como actor con la obra “El anticuario”, en el Teatro María Guerrero; su carrera cinematográfica comienza en 1951 tras haber formado parte de las compañías de Conchita Montes y Alberto Closas.

InMemoriamJoseLuisLopezVazquezLacabinaEn el cine se encargaba en un principio de papeles cómicos haciendo pareja con Gracita Morales, pero hacia los años sesenta empezó a interpretar películas dramáticas y llegó a aparecer en más de 200 largometrajes, de los que rodaba varios al año; en 1971 apareció como actor en nada menos que once filmes. Entre sus trabajos para el cine destacan títulos como “Plácido”, “El verdugo”, “Peppermint Frappé”, “Atraco a las tres”, “La prima Angélica” y la trilogía de “Patrimonio Nacional”, de Luis García Berlanga, con quien llegó a rodar diez películas. También interpretó mediometrajes; en este género fue el protagonista de “La cabina”, de Antonio Mercero, que ganó un Emmy en 1973 y es considerado hoy por hoy un clásico del género del terror. También ha trabajado con grandes directores americanos, como George Cukor, quien intentó llevárselo a Hollywood cuando vio su tremendo talento interpretativo, aunque López Vázquez prefirió quedarse en España. Siempre se ha pensado que si López Vázquez hubiera nacido en Usamérica sería una de las grandes leyendas de todos los tiempos a nivel internacional.

En los últimos años tener a Jose Luis López Vázquez era la garantía de la calidad de un maestro. Por eso paseó mucho por la televisión, medio en el que ya se había convertido en un icono en 1972 con “La cabina”, una de las producciones más desasosegantes vistas sin necesidad de efectismos ni zombis. Una buena muestra de que el terror puede estar a la vuelta de la esquina y en cualquier momento. Todas las series de éxito en los últimos años como “Los ladrones van a la oficina”, “Hostal Royal Manzanares”, “Periodistas”, “Paraíso”, “Hospital central”, “Cuéntame cómo pasó” o “Los Serrano” contaron con él esporádica o habitualmente no resistiéndose a apelar a la nostalgia que un gran actor entrado en años provoca. Su último trabajo fue con su gran amigo Manuel Alexandre, pero antes Campanella ya le había ofrecido dos brillantes papeles de vejez en “Luna de avellaneda” y en el capítulo final de la serie “Vientos de agua”. Pero quizás una de sus mayores alegrías profesionales en su etapa final fue juntarse con Agustín González y Manuel Alexandre a finales de 2004 para representar en las tablas madrileñas la obra “Tres hombres y un destino”. Una lección magistral del trío.

InMemoriamJoseLuisLopezVazquezYtuquieneresEsta gran versatilidad le ha permitido adaptarse sin problemas a la comedia y al drama, sabiendo estar a la altura en ambos géneros. Entre otros premios ha obtenido el Ricardo Calvo (1982), el del Espectador y la Crítica (1982), la Medalla de Oro al Mérito en la Bellas Artes, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y el Premio Nacional de Teatro. También le concedieron la I edición del Premio Nacional de Teatro Pepe Isbert, que otorga la Asociación de Amigos de Teatro Circo de Albacete, hoy Amigos de los Teatros de España (AMITE). Quizás uno de los premios más emotivos fue la consecución del Goya de honor en 2005 a toda su trayectoria. Allí López Vázquez recibió emocionado el aplauso definitivo de toda la industria. No se olvidó de recordar las penurias y las alegrías de la profesión de actor en los tiempos en los que a él, como a muchos otros, le tocó vivirla, y a Agustín González, fiel compañero fallecido unos meses antes y también participe de esa galería para la Historia.

Ha sido de todo y siempre con acierto por lo que repasar su trayectoria y su influencia es imposible. Cuando un actor deja un puñado de tantos momentos en nuestras retinas asienta su grandeza y la inmortalidad merecida. Dentro de un rato me pongo a repasarlo…voy a enchufarme “El pisito”, que cumple 50 años y con la que un joven de veinte años bien puede identificarse hoy en día con el bueno de Jose Luis. El hombre que ahora se lleva la ovación más larga y duradera, la del recuerdo entrañable y la de un trabajo impecable que ya es patrimonio nacional del cine y de todos los que le hemos acompañado al otro lado de la pantalla. 

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Almeria - 02.11.2009 a las 16:47

Querido José Luis. Estoy en mi trabajo y no he podido evitar escribir un recuerdo para ti en agradecimiento a todos los años felices que hemos vivido junto a tu trabajo, tan digno y tan excelente. Qué grande eres y qué gran artista, Mi recuerdo siempre para ti.

SALVADOR - 06.11.2009 a las 19:38

Y cada vez más, se van perdiendo retazos del corazón…

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario