In Memoriam: Lucía Bosé, musa magnética

In Memoriam: Lucía Bosé, musa magnética

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Lucía Bosé ha fallecido a los 89 años después de ser una de las estrellas femeninas del neorrealismo italiano aunque en España siempre quedó eclipsada en los últimos años por sus apariciones en el papel cuché y por ser la madre del cantante Miguel Bosé. Una de esas mujeres que desprendía sensualidad y magnetismo pero que también tuvo que sufrir los mandatos de una época en la que ser mujer, artista y madre no era compatible.

Fue Miss Italia en 1947, descubierta en una pastelería por Luchino Visconti y debutante en el cine en 1950 con “Non c´è pace tra gli ulivi” de Giuseppe De Santis y “Crónica de un amor” de Michelangelo Antonioni, rodando también con este último uno de sus mejores trabajos, “La señora sin camelias” (1953).

En el cine español Juan Antonio Bardem contó con ella para “Muerte de un ciclista” (1955), clara heredera del movimiento de cine que venía de Italia en un viaje que sería clave para la actriz ya que, además de participar en una de las mejores películas de la Historia de nuestro cine, al año siguiente fue reclutada por Luis Buñuel en “Así es la aurora”, conoció al torero Luis Miguel Dominguín y lo que rodeaba a esa España que intentaba destilar glamour y folclore dulcificando la imagen del régimen. Se casaron y, sin duda, eso fue un antes y un después en una carrera que frenó en seco con el fin de dedicarse a su familia.

Tras separarse del torero en 1967, Lucía Bosé salpicó el cine italiano rodando con Federico Fellini (“Fellini Satiricon”), los hermanos Taviani (“Bajo el signo del escorpión”), Mauro Bolognini (“Metello”), Liliana Cavani (“L´ospite”) o Francesco Rosi (“Crónica de una muerte anunciada”), el francés con Jean Cocteau (“El testamento de Orfeo”), Margherite Duras (“Nathalie Granger”) o Jeanne Moreau (“Lumière”) y el español con Pere Portabella (“Nocturno 29”), Jaime Camino (“Un invierno en Mallorca”), Basilio Martín Patino (“Del amor y otras soledades”), Claudio Guerín (“La casa de las palomas”), Josefina Molina (“Vera, un cuento cruel”), Jorge Grau (“Ceremonia sangrienta”), Jaime Chávarri (“Los viajes escolares”), Antonio Mercero (“Manchas de sangre en un coche nuevo”) y Agustí Villaronga (“El niño de la luna”).

En sus últimos años, y con su inconfundible pelo azul vivía retirada en un pueblo de Segovia fundando allí un museo de ángeles, una de sus pasiones, pudiendo verla todavía en pantalla en “El último harén” (1999) Ferzan Ozpetek, el documental “A propósito de Buñuel” (1999) o la retrospectiva “Alfonsina y el mar” (2013), cinta chilena que fue su último trabajo en el cine.

Vídeo

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario