In Memoriam: Neil Simon, haciendo grande la comedia

In Memoriam: Neil Simon, haciendo grande la comedia

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

El género de comedia siempre se mira con condescendencia pero de él han emergido algunos de los mejores guionistas del mundo del espectáculo. Es el caso de Billy Wilder como también el de Neil Simon, especializado en tonos ligeros, desenfadados y cáusticamente ingeniosos siendo toda una institución para la cultura USA que nos ha dejado hoy a los 91 años. No sólo el cine sino también el teatro se nutrieron de la inspiración de un Simon que bordó su arte siendo reconocido con 4 nominaciones al Oscar (“La extraña pareja” en 1969, “La pareja chiflada” en 1976, “La chica del adiós” en 1978 y “California Suite” en 1979) y 3 premios Tony (“La extraña pareja” en 1965, “Biloxi blues” en 1985 y “Lost in Yonkers” en 1991). Por esta última obra, que tuvo versión cinematográfica en 1993 con el título de “Prohibido querer”, también se hizo con el premio Pulitzer en 1991.

Neil Simon fue un neoyorquino de pura cepa y es que toda su vida estuvo desarrollada en el Bronx donde nació el 4 de Julio de 1927, hijo de un vendedor de prendas de vestir y una ama de casa que terminarían divorciándose, trasladándose junto a su hermano mayor, Danny, al barrio de Queens. Con habilidad para la escritura, en su adolescencia escribía textos para comediantes de medio pelo y programas de radio de la zona. Tras una breve estancia en las universidades de Nueva York (1944-1945) y Denver (1945-1946) sirvió al ejército formando parte del grupo de reservas de la fuerza aérea.

Nunca dejó de escribir y, junto a su hermano, formaron tándem creativo y entre 1947 y 1956 participaron en varios shows de comedia, fijándose en ellos el productor Sid Caesar que los fichó para su mítico “Your show of shows” que le valdrían sus dos primeras nominaciones al Emmy en 1957 y 1958 trabajando con gente del nivel de Carl Reiner, Gary Belkin y Mel Brooks. En 1961 estrenaría en teatro la primera de sus muchas producciones, “Come blow your horn”, con un gran éxito de más de 600 representaciones. La siguiente obra sería la comedia musical “Little me” en 1963, irregular a nivel crítico pero por la que consiguió las primeras (de sus 17) nominaciones a los premios Tony. Ambos hermanos estuvieron muy unidos e incluso éste le pasó a Neil el primer borrador para “La extraña pareja” tras compartir piso con otro hombre cuando se divorció de su mujer

Su producción febril en Broadway se extendió hasta los 90, convirtiéndose en la institución que es pero en cine su etapa de esplendor fue en los 70 con conmovedores retratos del ciudadano medio en situaciones tan cotidianas como rocambolescas, sacando lo mejor de sus actores en historias sobre esos sentimientos tan mundanos como necesarios de amor y amistad. “La extraña pareja” (1968) asentó el tándem actoral de Jack Lemmon y Walter Matthau (iniciado por Wilder en “En bandeja de plata”) y no menos impagable era el dúo de vodevil y enredo que formó el propio Matthau con George Burns en “La pareja chiflada” (1975). Burns ganó el Oscar como mejor actor de reparto por esta cinta y dos años después también se hacía la estatuilla otro de sus actores, Richard Dreyfuss por la conmovedora “La chica del adiós” (1977).

Entre los mayores éxitos de su carrera se encuentran “Descalzos por el parque” (1967) que se convirtió en todo un clásico siendo precursora de cintas como “Tal como éramos”, “Cuando Harry encontró a Sally” o “Algo para recordar”, y con unos estupendos Robert Redford y Jane Fonda, en la adaptación de la propia obra de teatro de Simon. También deliciosa la paródicamente detectivesca “Un cadáver a los postres” (1976) que reunió en una mansión a Alec Guinness, Peter Falk, Peter Sellers, David Niven, Maggie Smith, James Coco y Truman Capote.

Otro título a recordar es “Capítulo dos” (1979) en la que narraba la historia de un hombre que intenta rehacer su vida tras la muerte de su mujer, lo mismo que sufrió cuando su primera mujer (Joan Bain) murió en 1973 tras 20 años de matrimonio. El guionista se casaría otras tres veces. Con su trilogía “Brighton beach memoirs” (1983), “Desventuras de un recluta inocente” (1985) y “Broadway bound” (1986) reflejó ese ambiente de Nueva York que mamó desde su infancia y del que fue testigo durante toda su vida.

Neil Simon murió en la madrugada de este domingo por las complicaciones de una neumonía.

Vídeo

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario