In Memoriam: Peter Falk, el mítico Colombo

In Memoriam: Peter Falk, el mítico Colombo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (11 votos, media: 4,64 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

El actor Peter Falk, conocido por su interpretación del detective televisivo Colombo, murió la pasada madrugada en Beverly Hills (California), a los 83 años, según han confirmado miembros de la familia. Por el momento no se han detallado la causas del fallecimiento, aunque sí se ha informado de que el actor sufría demencia senil desde hacía años. Falk pasará a la historia por ser aquel detective fumador y despistado que siempre resolvía el crimen perfecto. Aquella aventura televisiva que comenzaba en los años 70 se mantuvo ocho años seguidos en antena para volver en los inicios de los años 90. Muy pocos saben que su mítica gabardina era de Cortefiel por el éxito que tuvo la empresa española en Estados Unidos durante la época. Su labor en la serie fue reconocida con 4 Emmys en 1972, 1975, 1976 y 1990 (sumando en total 12 nominaciones) y habiendo ganado el premio anteriormente como actor invitado en 1962 por “The Dick Powell Show”, aunque Hollywood ya había valorado sus dotes actorales con dos candidaturas a los Oscar en 1961 y 1962 por su papeles secundarios en las películas “El sindicato del crimen” y “Un gángster para un milagro” tras debutar en “Muerte en los pantanos” (1958) de Nicholas Ray. Falk se convirtió en un indispensable del cine independiente de los años 60 y 70, con su particular mirada y voz rasgada, signos definitorios que patentaría con su conocidísimo personaje. Para el recuerdo queda su frase: “Sólo una cosa más…” (que después sería el título de sus memorias en 2006) en la que sabíamos que el detective iba por el buen camino y había atado cabos. Siempre se le recordará su voz, su gabardina y ese Peugeot 403 del 59.

La segunda nominación al Oscar fue un premio a Joy Boy, ese sicario gruñón y gracioso que siempre se oponía a las manías de su jefe, interpretado por Glenn Ford. Su labor en la cinta dirigida por Frank Capra adquiere aún más importancia si se tiene en cuenta que fue capaz de destacar por encima de Bette Davis, que daba vida a Annie Manzanas, personaje principal del film. Capra destacó a Falk como lo mejor de la película: “El rodaje fue un infierno… Salvo por Peter Falk, que fue mi alegría, mi anclaje con la realidad. Su maña para introducir un talento notable en las técnicas de la comedia me hacían olvidar todo el dolor, el cansancio y mis deseos casi insoportables de asesinar a Glenn Ford”. Cuando parecía que durante su carrera sólo iba a ser Colombo, dejó dos interpretaciones para el recuerdo en los años ochenta: aquel abuelo que le contaba cuentos a su nieto en “La princesa prometida” (1987) de Rob Reiner o cómo reírse de sí mismo en “El cielo sobre Berlín” (1987), de Wim Wenders. Hay que destacar su estrecha colaboración con el actor y realizador John Cassavetes, con quien trabajó por ejemplo en “Maridos” (1970), “Una mujer bajo la influencia” (1974), formando pareja con Gena Rowlands, “Opening night” (1977) o “Un hombre en apuros” (1986). También en “Los suegros” (1979), de Arthur Hiller, en donde realizó uno de sus grandes trabajos interpretativos. Otros de sus títulos más populares son “La carrera del siglo” (1965) de Blake Edwards, “Un cadáver a las postres” (1976) de Robert Moore, “Un detective barato” (1978) de Robert Moore, o “Tan lejos, tan cerca” (1993) de Wim Wenders.

Cuando era niño, a Falk le tuvieron que extraer quirúrgicamente un ojo a causa de un tumor maligno, que le fue reemplazado por uno de cristal. Eso impidió que se alistara a los 18 años para combatir en la II Guerra Mundial. Terminaría de cocinero en la marina mercante (cosa que le impidió entrar en la CIA posteriomente como era su intención), antes de licenciarse en ciencias políticas en el New School for Social Research de 1951. Este impedimento fue, quizás, el principal recurso del actor y su marca registrada física al interpretar a Colombo, porque realzaba la imagen del detective como un sabueso raro y desaliñado. Las preguntas del agente investigador de homicidios siempre provocaban que el asesino revelara la verdad y Colombo atrapara al villano. La serie se convirtió en un éxito tras su estreno en 1971 en un primer capítulo dirigido por el entonces desconocido Steven Spielberg. Colombo ya había nacido tres años antes en “Diagnóstico: Asesinato”. Continuó emitiéndose en televisión durante muchos años (hasta 1978 en NBC y desde 1989 hasta 2003 en la ABC) y dio lugar posteriormente a varias películas de televisión. En “la segunda etapa del personaje” se convirtió en el actor mejor pagado de la televisión con 125.000 dólares por capítulo.

Falk deja una esposa, Shera, de 34 años, y dos hijas de un matrimonio anterior. El intérprete estadounidense quedó bajo la custodia de su mujer en Junio de 2009 después de que un juez de Los Ángeles le declarara incapacitado debido a su demencia senil. La segunda esposa de Falk, Shera Danese, obtuvo la tutela del actor después de medio año de batalla legal con Catherine, hija adoptiva de Falk. En aquella audiencia, uno de los médicos de Falk confirmó que el intérprete neoyorquino padecía demencia avanzada y que no podía recordar su pasado como actor ni reconocer a su hija. Falk empezó a mostrar señales de demencia senil en 2005 y su estado empeoró tras someterse a operaciones dentales y de cadera en 2007 y 2008.

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Antonio - 25.06.2011 a las 12:29

Descanse en Paz.
Se ha publicado un homenaje póstumo en honor a Peter en

http://www.requieminpace.com/?IDReg=999966331116

Villamil - 18.01.2017 a las 22:51

Grande el teniente Colombo, gracias por todos los buenos ratos que nos hiciste pasar, gracias Peter Falk, muchas gracias.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario