“La dama de hierro”

“La dama de hierro”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 3,83 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial tiene un apartado propio para los premios que está ganando y va a ganar Meryl Streep por este papel. Hay trailers, carteles, información del reparto, imágenes y dossier de prensa.

El argumento: Margaret Thatcher, ex primera ministra, ahora en sus 80, se encuentra desayunando en su casa de Chester Square en Londres. A pesar de que su marido, Denis, falleció hace un par de años, la decisión de deshacerse finalmente de su ropa, provoca en ella recuerdos convulsos. Mientras Thatcher se prepara para su rutina diaria, la imagen de su marido, leal, cariñoso y travieso , es tan real que parece estar vivo. El personal de Margaret habla con Carol Thatcher para expresar su preocupación sobre la creciente confusión que sufre su madre entre el pasado y el presente. Esta preocupación aumenta durante una cena en la que Margaret cautiva a sus invitados para poco después distraerse ante las memorias de la noche en la que conoció a Denis, hace 60 años. Una vez que los invitados se han marchado, Margaret se retira a sus aposentos pero no logra dormir. Se levanta, desempolva unas viejas películas caseras y se dispone a mirarlas, reflexionando así sobre los sacrificios personales que hizo para alcanzar sus objetivos profesionales. Al día siguiente, Carol convence a su madre para ver a un doctor. Margaret insiste en que no le ocurre nada. Al doctor no le revela los intensos recuerdos de su pasado, que ahora invaden sus días. En Chester Square, Margaret lucha contra la marea de recuerdos que le asolan. Termina de guardar las pertenencias de Denis y reafirma su independencia. Seguirá viviendo con sus memorias pero se da cuenta de que tiene una vida en el presente. Una vida más sencilla pero que merece la pena seguir viviendo.

Conviene ver: “La dama de hierro” es un biopic de los años de mandato de Margaret Thatcher a través del flashback del anciano personaje. Un viaje por la mente y los recuerdos de una mente que sufre el paso del tiempo. Un biopic menor que se salva por una portentosa Meryl Streep que acaba absolutamente mimetizada. Un trabajo magnífico de Meryl que hace que no la veamos nunca a ella sino al personaje, tanto en su etapa de primera ministra como en sus años de anciana, momentos en los que Meryl lo borda absolutamente. Acentazo british que se marca en versión original. La película se enfoca como la divagación de una anciana que, alejada del poder que tuvo, tiene algunos destellos de la vida de la que fue protagonista mientras recuerda a su fallecido marido al que se resiste a abandonar. La cinta es correcta pero es un biopic demasiado acelerado que quiere dar mucha información en poco tiempo ya que, en vez de tratar unos años en concreto como en “The Queen” o “El discurso del rey”, se pretende abarcar toda su biografía pasando por encima de episodios tan interesantes como la infancia que le marcó, sus años en la oposición o su llegada al poder, que se cuenta omitiendo datos y de manera demasiado vertiginosa propio de las concesiones cinematográficas. Por supuesto, la huelga de los mineros o el incidente de las Malvinas tienen su presencia dramática en la cinta, pero de manera testimonial junto el atentado del IRA o la lucha contra los soviéticos. 60 años de historia son difíciles de llevar a una película que no llega a dos horas. A la directora (que ya dirigió a Meryl Streep en “Mamma Mia!”) se le va la mano y la cinta termina convirtiéndose en un alegato feminista por ser la única mujer mandataria de la historia de Reino Unido cuestionada en un mundo de hombres. Se encumbra a Thatcher por su tenacidad y constancia y se dulcifica su imagen corriendo un tupido velo por sus episodios más oscuros. Una película sobre Margaret, la mujer, más que Thatcher, la política, sin atisbo de crítica hacia ella y que provoca que se quiera dar una imagen que empatice con el espectador narrando tanto su ascenso como su momento de soledad al final de su vida política. Lo mejor de la película es la historia de amor, no exenta de guiños irónicos entre ellos y admiración mutua que vive Thatcher con su marido Dennis (un gran Jim Broadbent) que concentra la mayor carga emocional de la cinta. Un biopic con pocas virtudes para el género pero que pasa a la historia por contar con una Meryl Streep que, demostrado ya todo en su carrera, está absolutamente magnífica dando toda una lección de interpretación y de mimetismo con la Thatcher. Una pena que la película no esté a la altura y que la cinta sea todo ella. El guión contribuye a que se empatice con la Thatcher, pero es Streep con su excelente interpretación la que le da vida y la humaniza con un realismo apabullante que termina provocando la compasión del espectador. Larga vida a Meryl Streep, la multipremiada actriz que, lejos de acomodarse tras una carrera envidiable, sigue superando retos día a día con matricula de honor.

Conviene saber: El guión corre a cargo de Abi Morgan que este año también ha participado en “Shame” y la serie “The hour”.

La crítica le da un CINCO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

ruisu - 12.02.2012 a las 23:23

La verdad es que no se si esperaba mucho menos de lo que he visto, pero a mi si que me ha gustado la pelicula y bastante. No me importaba tanto el lado politico, que no se ha reflejado apenas en la pelicula, sino su mirada mas privada y humana.
Sinceramente se siente lastima por una mujer que puso sus ambiciones por delante de su familia, pero que en el fondo tenia un orgullo y unas convicciones propias, no importa lo que ello acarreara.
Si queremos saber mas de su carrera politica, hay miles de medios para conseguirlo, pero… que mas da darle un enfoque mas humano a un personaje que esta metido en la historia, y no precisamente por exterminaciones y matanzas?.
Meryl Streep… no se como lo hace, pero lo que hace lo borda. Me encanto!!!. Un 7 para mi es correcto!.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario