“Las dos caras de Enero”

“Las dos caras de Enero”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Un estafador y su esposa huyen de Grecia tras matar accidentalmente a un policía. Un profesor norteamericano les ayudará a intentar llegar a Estambul.

Conviene ver: “Las dos caras de Enero” es un thriller elegante con sabor clásico pero, aunque la suma de sus atractivos elementos pueda ser garantía, no termina de encajar esa trama de misterio, unas buenas interpretaciones del trío actoral y un paisaje paradisiaco. Es una adaptación correcta y efectiva, pero le falta algo de enjundia para sobrepasar más allá de unos diálogos que parecen algo impostados propio de su origen literario y unos actores (Viggo Mortensen, Kirsten Dunst y Oscar Isaac) que, estando bien, han tenido mejores días aunque es el primero el que destaca sobre los demás junto a la música de Alberto Iglesias. Se deja demasiada información para el espectador ya que para su adaptación al cine se ha prescindido de profundidad y misterio en la complejidad de los personajes, y no se puede evitar que el enigmático tipo que surge frente a la pareja recuerde a un Ripley versión light. Se ve bien, y la trama se sostiene, pero una excesiva lentitud y algún giro ya visto le termina lastrando más allá de ese cuidado clasicismo en la ambientación dejando al conjunto algo frío.

Conviene saber: Debut en la dirección del guionista Hossein Amini (“Las alas de la paloma”, “Drive”, “Blancanieves y la leyenda del cazador”). Nueva adaptación al cine de una novela de Patricia Highsmith, autora que ha sido llevada a la pantalla grande en cintas como “Extraños en un tren” (1951), “A pleno sol” (1960), “El amigo americano” (1977) o “El talento de Mr. Ripley” (1999).

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario