Las listas de Vinz Clortho: El futuro que vino

Las listas de Vinz Clortho: El futuro que vino

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Bien hallada criatura Teo:

Te escribo una semana más para hablar de ese mágico ejercicio de imaginación llamado cine. Instrumento que ha permitido desde su invención a los humanos, por ejemplo, jugar a predecir qué les habría de deparar el paso del tiempo. Curiosa utilidad a los ojos del Maestro de las Llaves. Una muestra de ello es “Autómata”, la cinta que devuelve a las carteleras a Antonio Banderas en un género al que nos tiene poco acostumbrados; la ciencia ficción. Y es que el malagueño se ha prestado para protagonizar un film ambientado en un futuro apocalíptico, una de las muchas distopías donde el cine nos muestra un anticipo de lo que podría deparar a la humanidad.

Hace unos días, en ese invento desconcertante llamado Facebook, veía un evento que sacó una sonrisa a este viejo alma errante; la llegada de Marty McFly al futuro. Y ese chascarrillo del futuro que es presente me dio alas para hablar del tema de hoy, maravillas de la confluencia de todos los temas hacia el inexorable devenir de los tiempos. Querido Teo, hoy vamos a hacer un repaso a películas que se han atrevido a vaticinar el futuro de los humanos…

Regreso al futuro II (Robert Zemeckis, 1989)

RankingsAutomataRegresoalfuturoIIPosiblemente una de las trilogías mejor valoradas de la Historia del cine, elevada a la categoría de título de culto y estandarte del cine ochentero gracias a los treintañeros nostálgicos de hoy. En esta segunda entrega se atisbaba cómo sería el futuro allá por 1989, eligiendo la “lejana” fecha de 2015. Y aunque nadie sabe cómo de cerca está la aparición del aeropatín, lo que está claro es que no la predicción de las tendencias en moda no fueron muy certeras. Para las personas interesadas, el 21 de Octubre de este año Marty aparecerá en Hill Valley para reconducir su vida… si los eventos acaecidos en la tercera entrega no cambiaron para siempre el curso de la Historia, una vez más.

Vídeo

Mad Max (George Miller, 1979)

RankingsAutomataMadMaxY hasta aquí la visión idílica de un futuro mejor, porque el guionista es una criatura solitaria y atormentada, tanto que parece incapaz de imaginar que todo irá a mejor. Y visto lo visto, no me extraña. Así que la colección de futuros despiadados y brutales que aguarda a la humanidad es impredecible. Y el fin de la historia, en mucho de los casos, no puede achacarse a la rebelión de las máquinas o a una raza alienígena superior que decide conquistar nuestro planeta… No. Las más, simplemente, se debe a la estupidez del ser humano. Un buen ejemplo de ello es el universo que plantea la cinta que sirvió de trampolín a Mel Gibson para alcanzar el estrellato. Un retrato salvaje y brutal de la naturaleza humana llevado al desarrollo extremo, o, en este caso, a la involución contumaz. Y es que el imperio de la razón acabará por ceder a la ley del más fuerte, o al menos eso cree George Miller que, por cierto, recupera saga con “Mad Max: Furia en la carretera” (2015), esta vez con Tom Hardy (Bane en “El caballero oscuro: la leyenda renace”, Christopher Nolan, 2012) y Charlize Theron delante de las cámaras.

Vídeo

Terminator (James Cameron, 1984)

RankingsAutomataTerminatorCuando James Cameron decidió jugar con las reyes de la robótica de Isaac Asimov y plantear la más brutal y orquestada aniquilación humana por parte de las máquinas, no sabía la enorme influencia que para la cultura pop tendrían sus terminators, esos asesinos con implacable alma y huesos de metal y carne de Arnold Schwarzenegger. Y sólo falta echar una ojeada a Los Ángeles en 2029 para saber que lo tenemos muy crudo, que Skynet no piensa tomar prisioneros y que la selección natural ha establecido que los cyborgs sean los herederos naturales de la Tierra, al menos de lo que la insensata irresponsabilidad de la raza humana les deje.

Vídeo

El quinto elemento (Luc Besson, 1997)

RankingsAutomataElquintoelementoDebilidad del viejo Vinz Clortho, como casi siempre, se cuela en la lista. Milla Jovovich hermosísima y poco más (ya que apenas habla en toda la película). Bruce Willis haciendo de lo que más nos gusta; tipo que parece corriente pero que él solito se merienda a toda una legión de malos. Y Gary Oldman… oh, Gary Oldman, uno de los actores con mayor colección de histriónicos malvados en su haber. El resto, coches voladores, una concepción multicultural del universo, malos patanes malísimos, profecías milenarias que esconden la clave de la salvación de la humanidad y, como suele ser habitual, el éxito o el fracaso pendiendo de las manos del enésimo antihéroe de la ficción, al que no le dejarías ni una tarántula para su cuidado en una situación realmente desesperada.

Vídeo

Hijos de los hombres (Alfonso Cuarón, 2006)

RankingsAutomataHijosdeloshombresEl planteamiento de Alfonso Cuarón en esta brillante cinta difiere de los anteriores. ¿Y si la raza humana se condenara a la extinción, simple y llanamente, porque se volvieran estériles de repente? Bajo esa premisa, “Hijos de los hombres” constituye un ejercicio similar a los anteriores descritos; el de presentar el futuro como hostil y caótico, pero en este caso la esperanza tiene forma de cigoto en formación. La clave para salvar a la humanidad se encuentra en el vientre de una mujer, una imagen mesiánica si me permiten. Una brillante interpretación del solvente Clive Owen y el buen hacer de Alfonso Cuarón convierten este título en una joya de la ciencia ficción de los últimos 10 años. Un digno colofón para una lista de películas que se atrevieron a imaginar el futuro que vino o casi.

Vídeo

Y es que la alternativa que cantaba Doris Day en “El hombre que sabía demasiado” del “Qué será, será… lo que tenga que ser será”, preferimos, dónde va a parar, las elucubraciones que el cine nos propone, por muy desoladoras que estas sean.

“El Viajante vendrá en una de las formas preestablecidas. Durante la rectificación del Vuldronaii el Viajante toma la forma de un gran Torb. Luego, durante la tercera reconciliación del último suplicante de los Meketreks escogieron otra forma para él: ¡la de un gran Sloar! Muchos Shubs y Zuuls descubrieron lo que era asarse en el fondo del Sloar aquel día, os lo aseguro”.

Vinz Clortho

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario