“Lola Montes”, redescubriendo a Max Ophüls

“Lola Montes”, redescubriendo a Max Ophüls

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Entre tanto estreno de cada semana también hay que destacar la tímida irrupción en Madrid y Barcelona de “Lola Montes”, una de las mejores obras de Max Ophüls que se rescata ahora por todo lo que tiene de moderna. En una época en la que algunas cadenas apuestan por el estilo más amarillista y viperino, “Lola Montes” es una aguda crítica a ese voyeur hipócrita y prejuicioso que todos llevamos dentro y que nos hace querer estar al tanto de todas las miserias personales de los demás. E incluso, desde un púlpito en el que nos colocamos, dirimir sobre su altura moral. La película de Max Ophüls tiene ya de por si un planteamiento interesante cuando todo comienza en un circo de Nueva Orleáns en el que el maestro de ceremonias presenta a Lola Montes, una antigua cortesana que se somete al veredicto del público sobre su azarosa vida.

La actriz francesa Martine Carol da vida a esa cortesana que se somete al público circense como una atracción de feria siguiendo la presentación del maestro de ceremonias encarnado por Peter Ustinov. La película se basa en un barroquismo visual que le dota de un gran atractivo, apoyado por ser su única película en color, y que también te sumerge en las muecas hipócritas que tiene la vida. A través de flashbacks conoceremos los episodios que conforman la vida de Lola antes de haber llegado a esa situación. Mujer adelantada a su tiempo, fue bailarina, cortesana y amante de decenas de hombres, entre ellos el músico Franz Liszt y el rey Luis I de Baviera. Murió a los 42 años en Nueva York en la más absoluta de las indigencias, sin que ninguno de sus dos hijos reclamara su cuerpo.

LolaMontesCaratulaMax Ophüls, en su testamento cinematográfico dos años antes de fallecer a los 54 años en 1957, demuestra como su principal interés eran las historias melodramáticas con mujeres con personalidad como protagonistas y con continuas innovaciones en los movimientos de cámara. De Ophüls podemos encontrar en DVD recientes ediciones de algunas de sus mejores películas como “Carta de una desconocida” (1948), “La ronda” (1950), “El placer” (1952) y “Madame de…” (1953).

El estreno del filme en 1955 fue un auténtico fiasco. Esa fue la causa por la que los productores metieron mano a la cinta eliminando escenas, doblando al francés algunos diálogos en alemán y remezclando el sonido. A finales de 1956, en contra de la voluntad de su director, se eliminaron más escenas y se hizo un montaje cronológico, sin los flashbacks originales. Doce años más tarde, el productor Pierre Braunberger compró los derechos de la película y produjo una versión parecida a la realizada en su día por Ophuls. La cinta se presenta ahora en una copia restaurada fotograma a fotograma digitalmente por la Cinemateca Francesa. Esta versión, que inauguró la Sección Cannes Classics del Festival de Cannes 2008, puede verse por primera vez en España en formato de Alta Definición (HD).

Vídeo

Nacho Gonzalo (Coronado)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario