“Mamma Mia! Una y otra vez”

“Mamma Mia! Una y otra vez”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: “Mamma Mia! Una y otra vez” nos lleva de viaje al verano donde comenzó todo. Desde su vida en el presente, los protagonistas de “Mamma Mia!” nos cuentan los hechos acontecidos el mágico verano en el que comenzó esta historia de los tres posibles padres de Sophie.

Conviene ver: “Mamma Mia! Una y otra vez” es la secuela una década después de uno de los mayores éxitos musicales del cine reciente llevando con la energía y el disfrute que transmitían sus actores el celebrado musical de Broadway basado en las canciones del grupo sueco ABBA. La juguetona historia de enredo de una joven que invita a sus tres posibles padres a su boda, y una Meryl Streep que terminó de confirmar su polivalencia cantando, bailando y brincando por tejados en una isla griega, se llevó al público de calle imposible de no mover los pies y las caderas al ritmo de unas canciones eternas que han tenido tradicionalmente buen acomodo cuando han sido utilizadas en el cine. La nueva película da lo que promete pero lo que sorprende es el doble riesgo que ha asumido teniendo en cuenta que había que continuar la historia, de manera original al ya no poder adaptar el musical, y que las mejores canciones del grupo sueco ya habían sido utilizadas. La cinta juega en una doble línea temporal que la convierte tanto en secuela como en precuela para conocer los orígenes de los personajes y de la joven Donna enamorándose de los tres hombres de su vida. Una analogía sobre la juventud y la maternidad entre Donna y Sophie que, a pesar de que Lily James tiene el carisma y la voz necesaria para que nos la creamos como una joven Meryl Streep, llena de vitalidad y picardía, provoca que lo que nos interese sea realmente el tiempo presente (sobre todo por lo poco que interesa la historia del pasado y la poca gracia de los tres jóvenes protagonistas masculinos que son superados sin dificultad por sus versiones maduras a pesar de que lo mal que cantan y bailan ya sea un guiño interno) con Amanda Seyfried asumiendo un momento de esperanza, añoranza y nuevas responsabilidades en su vida con su madre siempre presente ante la apertura del Hotel Bella Donna en la isla griega (en realidad Croacia) en la que se desarrolló la primera. Y es que el reparto veterano se nota que se lo ha tomado como una reunión de antiguos compañeros y se lo pasa pipa una vez más entre plataformas, brilli brilli y números musicales destacando a las robaescenas que son las amigas de Donna (fantásticas Christine Baranski y Julie Walters así como sus versiones juveniles) y la aparición de Cher (desde que aparece en plan diva la cinta no hace más que ir hacia arriba) cantando por su Fernando, el cual encarna otras de las incorporaciones como es Andy García. Y es que precisamente la canción que da título a ese personaje es la única de las que luce respecto las que no fueron utilizadas en la anterior cinta, sólo queriendo escuchar nuevas versiones de las que ya sonaron hace 10 años, aunque bien es verdad que todavía se logra algún buen momento como el My love, my life que interpretan Meryl Streep y Amanda Seyfried en una perfecta unión del alma de madre e hija. El riesgo que asume esta precuela/secuela es además explorar sentimientos más dramático y reflexivos que la continua fiesta que fue la primera no se atrevió a explorar. Se podría decir que es precisamente eso lo que permite que la cinta, aprovechándose de que en este caso el playlist no es un continuo “greatest hits”, le permite adentrarse en otros terrenos dando empaque al argumento y al bagaje de los personajes. Hay más lágrimas, más emoción y, hasta se podría decir, mayor brillo cinematográfico tanto en la puesta en escena de los números (mucho mejor insertados y trabajados) como en el empaque que asume una trama que bien podría haber sido derivado en una cinta innecesaria pero que, no obstante, no logra ni mucho menos desmerecer en comparación más cuando todavía incluso se adentra en una nostalgia que sienta muy bien a la historia y que es capaz de adoptar una pose tanto festiva pero también propia de la ley de vida que supone el paso del tiempo. A pesar de todo siempre quedará la familia y los amigos como demuestran unos títulos de crédito finales que redondean todo lo que da la cinta gracias a un reparto que participa y disfruta en la fiesta de este karaoke continuo, tan disfrutable como pretendidamente hortera, al ritmo de Super trouper.

Conviene saber: 10 años después de la exitosa película musical “Mamma Mia!”, Ol Parker se encarga de dirigir la secuela contando con el refuerzo de Richard Curtis (“Cuatro bodas y un funeral”, “Love actually”) en el guión.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

David - 25.07.2018 a las 20:45

Yo le doy un cero.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario