Musical forever: “Cantando bajo la lluvia”

Musical forever: “Cantando bajo la lluvia”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (14 votos, media: 3,57 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Esta película es quizás el mejor exponente de la edad de oro de los musicales clásicos de Hollywood. Considerada la mejor película musical de todos los tiempos, nos muestra a Gene Kelly, el mejor intérprete que ha dado el género con permiso de Fred Astaire, en el apogeo de sus dotes creativas, así como de bailarín y cantante.

Historia

Tras haber triunfado con la película “Un día en Nueva York”, la primera de Gene Kelly colaborando en las tareas de dirección con Stanley Donen, los estudios Metro-Goldwyn-Mayer se dieron cuenta del filón que tenían entre manos y permitieron más libertad creativa al actor para poder desarrollar sus ideas. Gracias a esto fue posible que se realizaran dos de los musicales más recordados por todos los amantes del cine musical. Primero, “Un americano en París” de Vincente Minnelli, gran éxito de público y crítica, ganando incluso 6 Oscar y uno honorífico para el mismísimo Kelly por su versatilidad y aportación al género musical. Esta película lo convirtió en una superestrella y dejó el camino preparado para que al año siguiente, en 1952, dirigiera otra vez junto a Stanley Donen, “Cantando bajo la lluvia”.

La película fue originalmente concebida por el productor de la MGM Arthur Freed como vehículo para promocionar el catalogo de canciones escritas por él y Nacio Herb Brown para los musicales de la MGM en la década de los treinta. Es así que el guión y la historia de la película nació para enlazar las diferentes canciones que se querían utilizar. Escrita por Adolph Green y Betty Comden, se presentaba una sátira de la transición del cine mudo al sonoro y todas las consecuencias que sufrieron sus estrellas, estando la mayor parte de los personajes basados en personas reales de la época.

Para el papel protagonista, originalmente se pensó en el actor Howard Keel pero finalmente fue reemplazado por Gene Kelly cuando los guionistas evolucionaron al personaje desde un pasado de actor de películas del Oeste, a uno con experiencia como cantante y bailarín de variedades. Para interpretar el personaje de Kathy Selden, se pensó primeramente en actrices más conocidas como Judy Garland, June Allyson y Ann Miller pero fueron consideradas demasiado mayores para el papel. Al final el papel fue para la novata Debbie Reynolds. Cosmo Brown, personaje inspirado y escrito para que lo interpretara el pianista Oscar Levant, fue a parar finalmente a las manos de Donald O’Connor, ya que tanto los guionistas como los directores querían a un bailarín para interpretar al personaje. Cerrando los papeles principales, se encontraba Jean Hagen que interpretaba a la estrella del cine mudo Lina Lamont.

Con un duro rodaje donde se llegaba a veces a trabajar en jornadas de 19 horas, con un tiránico Gene Kelly y un presupuesto final de 2.540.800 de dólares, 620.996 dólares sobre el presupuesto debido a los costosos números musicales, la película se estrenó el 27 de Marzo de 1952 en el Radio City Music Hall de Nueva York.

Argumento

Antes de conocer a la aspirante a actriz Kathy Selden (Debbie Reynolds), el ídolo del cine mudo Don Lockwood (Gene Kelly) pensaba que lo tenía todo; fama, fortuna y éxito. Pero, tras conocerla, se da cuenta de que ella es lo que realmente faltaba en su vida. Con el nacimiento del cine sonoro, la carrera de Don se tambalea pero junto a Kathy y a su mano derecha Cosmo Brown (Donald O’Connor) replantean su última película para convertirla en un musical. El único problema es que tienen que lidiar con la reina del cine mudo Lina Lamont (Jean Hagen), la cual posee una voz horrible destinada al fracaso en el cine sonoro y que, además, hará lo posible para separar a Don y Kathy.

Personajes destacados

Aunque los verdaderos protagonistas de la película son Gene Kelly y Debbie Reynolds como Don Lockwood y Kathy Selden, respectivamente, los personajes más destacados son los secundarios Cosmo Brown y Lina Lamont, que aportan el punto cómico a la película.

Cosmo Brown, compañero inseparable de Don Lockwood durante los años que trabajaron en los peores escenarios del país, antes de que este se convirtiera en estrella, trabaja de pianista para animar a los actores mientras interpretan sus escenas en las películas de cine mudo. Siempre con una respuesta ingeniosa en la boca, derrocha talento, que se puede ver cuando baila en los números junto a Don y sobre todo durante Make them laugh, uno de los números más recordados de toda la película.

Lina Lamont, antagonista principal de la película, es una bella estrella del cine mudo con una maldad que es solo comparable a su falta de talento. Obsesionada con Don Lockwood, no puede soportar la presencia de Kathy Selden en su vida e intentará destruir su carrera por todos los medios.

Tanto Donald O’Connor como Jean Hagen, recibieron alabanzas de la crítica por sus interpretaciones, obteniendo el actor el Globo de Oro al mejor actor de comedia o musical y ella una nominación al Oscar como mejor actriz secundaria.

Escenas musicales que no te puedes perder

Fit as a fiddle (And ready for love)

Escena del pasado de la vida de Cosmo y Don donde se muestra sus tablas en el mundo de las variedades.

Vídeo

All I do is dream of you

Don se jacta de que la aspirante a actriz y que lo había acusado de no tener talento, Kathy, sea parte del coro que ameniza la fiesta de celebración del estreno de su última película.

Vídeo

Make them laugh

Cosmo Brown intenta a animar a su amigo Don, interpretando este número cómico. Debido a que era un número con mucha exigencia física, O’Connor, que era un fumador empedernido, tuvo que pasar una semana reposando en cama tras grabar el número. Irónicamente, el material que grabaron no servía y tras el descanso tuvo que volver a rodar la escena completa.

Vídeo

You were meant for me

Don le muestra cómo se siente a Kathy, de la única manera que sabe: recreando un ambiente idílico propio del cine. Es el momento más romántico de toda la película.

Vídeo

Moses suposes

Gran numero de baile, donde Kelly y O’Connor muestran su talento para la danza.

Vídeo

Good morning, good morning

Único momento musical conjunto de los tres protagonistas, sin contar el pequeño fragmento de los títulos de crédito. Tras acabar la escena de baile, Debbie Reynolds tenía los pies sangrando debido a la exigencia que imponía Gene Kelly. El perfeccionista Kelly, insistió en doblar el zapateo de su compañera, así como el suyo, en la sala de grabación.

Vídeo

Singing in the rain

Don baila y canta bajo la lluvia, porque finalmente se siente feliz de verdad al haber encontrado a Kathy. Gene Kelly rodó la escena con fiebre aunque eso no impidió que sea uno de los mejores números musicales del género. Corría el mito de que la escena fue rodada de una vez con diferentes cámaras grabando a la vez aunque no es cierto ya que la escena fue rodada en varios días. Homenajeada en multitud de ocasiones, es una de las escenas icónicas de la historia del cine.

Vídeo

Would you

La voz de Kathy es usada para doblar la horrible voz de Lina. Como curiosidad, la voz de la actriz Debbie Reynolds fue doblada por Betty Noyes para todos los números musicales.

Vídeo

Broadway Melody

Número final del musical que están rodando compuesto por diferentes piezas, destacando la escenografía empleada. Es la escena más sofisticada de toda la película para lucimiento de Gene Kelly y de la actriz Cyd Charisse, que muestran sus grandes cualidades para el baile. Impresionante la coreografía final con el largo vestido blanco que utiliza la actriz.

Vídeo

Vídeo

Lucky star

Dueto final de Don y Kathy que sirve para cerrar la película.

Vídeo

El mejor musical de todos los tiempos

A pesar de que en el momento de estreno de la película se vio ensombrecida por el reciente éxito de “Un americano en Paris”, con el tiempo se le ha considerado una de las mejores obras del género musical. Con un Gene Kelly en estado de gracia, que convertía en oro todo lo que tocaba, consiguiendo en esta película el punto culminante de su carrera. Exigente para conseguir el resultado perfecto hasta rozar lo maníaco, sus compañeros de reparto vivían asustados de cometer un error y ser objetivo de los gritos de Kelly. Debbie Reynolds reconoció muchos años después que rodar esa película y haber dado a luz a sus hijos habían sido las experiencias más duras de toda su vida. Por su parte, Gene Kelly reconoció años después que había tratado muy mal a la actriz y que se sorprendía que esta le siguiera dirigiendo la palabra.

A partir de ese momento, Gene Kelly nunca a volvería a tener un éxito tan grande y su carrera empezaría lentamente a declinar y a perder paulatinamente el esplendor conseguido y que tuvo su máximo exponente en esta obra que ha influido a muchas generaciones con su rebosante optimismo. Hasta el mismísimo Woody Allen le hace un homenaje en su película “Delitos y faltas”, donde uno de los personajes afirma que ve la película cada dos meses para ponerse de buen humor. No es el único, así que si alguna vez te encuentras mal de ánimo, Teo, ya sabes cuál puede ser el remedio.

Jorge Rivero

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

David - 08.08.2012 a las 20:29

La película, fantástica. Tu post tambien. Me encanta cómo lo has estructurado y todos los enlaces que incluyes. Muchas gracias, Jorge, y enhorabuena.

laura - 12.08.2012 a las 17:38

El artículo está muy bien. Siempre ha sido mi película favorita, es simplemente perfecta.

Pero…¿este trozo lo habéis traducido de algún lado con google o qué? Estas frases no pueden estar peor escritas:
“Don baila y canta EN BAJO EN la lluvia, porque finalmente se siente feliz de verdad al haber encontrado a Kathy. Gene Kelly rodó la escena con fiebre aunque eso NO IMPIDIÓ PARA QUE SEA uno de los mejores números musicales del género.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario