“Pánico al amanecer”

“Pánico al amanecer”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,80 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La España del momento en que se publicó este libro no editaba apenas literatura australiana. Es uno de los clásicos modernos de la literatura de la isla-continente y acaba de ser traducido al español. Hasta ahora sólo unos pocos cinéfilos sabían algo de esta historia.

Título: “Pánico al amanecer”

Author: Kenneth Cook

Editorial: Seix Barral

Nota de la Redacción: En el Festival de Cannes de 2009 obtuvo una mención especial en la sección de clásicos una cinta cuyos negativos se habían perdido y que había sido recuperada con digitalización y esfuerzo. Se trataba de “Wake in fright”, basada en el libro “Pánico al amanecer”. La historia le había interesado al actor Dirk Bogarde y al director Joseph Losey, pero no lograron hacerla y por fin fue llevada a la pantalla por el director norteamericano Ted Kotcheff, estrenada en Cannes en 1971 y distribuida con el título de “Outback”. John Grant es un profesor joven en un colegio de Tiboonda, una ciudad de la que casi nadie habrá oído hablar. Como casi nadie sabe apenas nada de la zona de Australia donde se encuentra.

“El maestro sabía que en algún lugar no muy lejano, en medio de esa calima ondulante, se hallaba la frontera del Estado, señalada por una valla rota. Y un poco más allá, bajo un calor aplastante, se alcanzaba el silencioso corazón de Australia conocido como Dead Heart. Mirando por la ventana sintió un vago placer porque era consciente de que esa noche ya estaría de camino a Bundanyabba y al día siguiente por la mañana embarcaría en un avión. Y luego por la noche sería Sydney y el domingo, un baño en el mar. Él era un australiano de la costa, nacido en esa franja del continente que se extiende entre el Pacífico y la Gran Cordillera Divisoria, un lugar donde la naturaleza había acumulado todas aquellas maravillas que con tanto rigor le habían sido negadas a la región oeste”.

Las expectativas del profesor no se van a cumplir. Cook le hará vivir una caída a los infiernos de cinco días de duración con una literatura tan sobria como sólo se encuentra en los mejores escritores. El autor consigue en menos de doscientas páginas llevarnos a Bundanyabba, una ciudad minera de sesenta mil almas que concentraba buena parte de la vida en el territorio cercano a la frontera; y desde esta ciudad, hacernos sentir el calor, el error anunciado, el miedo y la angustia del protagonista. La escena de la caza de canguros que encierran estas páginas es de las más angustiosas de las que hemos leído en lo que va de año. Cook es concreto, conciso y capaz de evocar sin nada de “grasa literaria” el calor, el polvo, el tobogán por el que vemos caer al protagonista. Sabemos que va a hacerlo y nos impulsa a pensar en cada escalón: ¡No lo hagas!.

“En los pueblos remotos del Oeste no abundan las comodidades de la civilización: no hay sistema de alcantarillado, no hay hospitales, es raro dar con un doctor, el agua es mala, la luz eléctrica es para los pocos que pueden costearse un generador y las carreteras apenas existen. Tampoco hay teatros ni salas de cine y los salones de baile se cuentan con los dedos. Pero hay un sólido principio del progreso que mantiene a la gente a salvo de la locura declarada y que se encuentra arraigado a miles de kilómetros al Este y al Norte, al Sur y al Oeste del Dead Heart: dondequiera que vayas, la cerveza siempre está fría”.

En estos tiempos en que son frecuentes las sagas de aventuras interminables, “Pánico al amanecer” es una exhibición de la expresión mínima suficiente para transmitir el vértigo vital, de cómo puede surgir por un error pequeño en apariencia, llevarnos mucho más lejos de lo esperado, donde el pánico no necesita monstruos ni asesinos en serie, sólo necesita que cometamos un error para apoderarse de nosotros. Un clásico bien traducido y que no ha perdido frescura desde que se escribió. Un viaje a una ciudad del oeste de Australia que deja algunas imágenes difíciles de olvidar.

Aquí un ejemplo de la manera de escribir de Cook.

Bundanyabba.txt

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario