“Puro vicio”

“Puro vicio”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: California, año 1970. Doc Sportello es un peculiar detective privado de Los Ángeles. Después de mucho tiempo sin verse, su ex, Shasta, una seductora “femme fatale”, le pide ayuda debido a la desaparición de su amante, un magnate inmobiliario que pretendía devolverle a la sociedad todo lo que había expoliado. Sportello se ve enredado así en una una trama propia del cine negro.

Conviene ver: “Puro vicio” es la propuesta más naif y psicotrópica de Paul Thomas Anderson que tenía ante sí el complejo reto de adaptar la obra de Thomas Pynchon. Resuelve el conjunto a medias, logrando el éxito en estética, forma y espíritu, pero no alcanzando un resultado satisfactorio como obra cinematográfica ante su excesiva densidad y una mezcla de géneros que no logra evitar que se le desboque. “Puro vicio” es como una pieza jazzística sobre el desencanto de una América gobernada por Nixon que se aleja del idealismo de la década anterior y comenzaba a ver como los sueños rotos inundaban a toda una generación marcada por la deshumanización y Vietnam en una California artificiosa en la que la policía empieza a ganar peso a la hora de quitar de un plumazo la figura del detective. Se nota que el director ha hecho lo que ha querido, pero su intento de libertad y de dotar al conjunto de frescura no ha llegado a buen término siendo una cinta que interesa a ratos y con una sucesión de personajes que no hacen más que añadir confusión en una propuesta que es más forma que fondo destacando las piernas de Katherine Waterston, la solidez de Josh Brolin o el excéntrico Martin Short como representantes de un reparto coral que fomenta el enredo pero al que no se saca todo el partido como es habitual en el cine del director. Joaquin Phoenix interpreta a un personaje incómodo y despojo de otro tiempo, entre el Philip Marlowe de Humphrey Bogart, el Nota de “El gran Lebowski” o el Johnny Depp de “Miedo y asco en Las Vegas”, en el que cumple pero sin la brillantez de otros trabajos con continuas referencias a “Chinatown” o “Un largo adiós”. Un viaje alucinógeno por el desencanto del sueño americano que capta bien la anarquía de la novela (llena de referencias, subtramas y subtextos) dejando por tierra toda coherencia y que, no obstante, siendo posiblemente el trabajo más imperfecto de este dramaturgo cinematográfico, completa una particular trilogía, turbia pero subyugante, sobre el crecimiento capitalista del país y la deconstrucción de los ideales de la sociedad USA de los últimos 150 años.

Conviene saber: 2 nominaciones al Oscar 2015 en las categorías de guión adaptado y vestuario.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario