Recordando clásicos: 10 razones para ver "Lo que el viento se llevó"

Recordando clásicos: 10 razones para ver "Lo que el viento se llevó"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Cuando uno decide hacerse redes sociales descubre muchas cosas, si te haces Instagram descubres que todo el mundo es guapísimo y tiene muchísimo dinero, si te haces Tinder que la gente está muy degenerada y si te haces Twitter que todo el mundo tiene muchas opiniones. Da igual que entiendas del tema o que te sea completamente desconocido, lo importante es expresar tu opinión lo más rápido y categóricamente posible no sea que alguien crea que te mantienes al margen, lo que da como resultado masas virtuales enfurecidas buscando sus próximos objetivos. Lamentablemente el último de estos objetivos ha sido "Lo que el viento se llevó".

No me voy a explayar en el origen de la polémica porque me imagino que es bien conocido por todos, hoy sólo quiero daros 10 razones por las que debéis ver "Lo que el viento se llevó", 10 razones por las que debemos luchar por preservar una obra frente a la censura, porque queridos lectores la censura es algo muy antiguo y nunca ha traído nada bueno.

1º La mirada de Escarlata

Hoy en día es imposible imaginarse a otra actriz que no sea Vivien Leigh encarnando a la mítica Escarlata, pero en su día fue toda una odisea encontrar a la actriz perfecta. Para hallar a la protagonista se realizó el primer casting masivo y abierto de la Historia y duró la friolera de dos años, a través de una gira por Estados Unidos, se hicieron pruebas a más de 1.400 mujeres.

En un primer momento se eligió a Paulette Goddard, pareja por entonces de Chaplin, pero David O. Selznick no estaba convencido. Comenzó el rodaje y durante la escena del incendio de Atlanta, apareció Laurence Olivier con su nueva amante, una desconocida actriz teatral llamada Vivien Leigh, el resto os lo podéis imaginar. Laurence Olivier no es santo de mi devoción, pero debemos estarle agradecidos de que fuera el instrumento del destino para que la maravillosa Leigh lograra el papel y diera una de las mejores interpretaciones de la Historia, dudo que otra hubiera encarnado tan bien un personaje tan complejo, logrando reflejar en sus bellos ojos de gata todos los matices de uno de los personajes más complejos de la Historia.

2º El incendio de Atlanta

En una época en la que no existían los ordenadores, ni mucho menos el CGI, para reproducir el incendio de Atlanta se quemó  material de desecho de otras películas (los decorados de películas como "El jardín de Alá" o partes del que se utilizó en el rodaje de "King Kong"), logrando una de las escenas más icónicas de la película, os juro que el calor traspasa la pantalla.

3º Los trajes de Escarlata

Como corresponde a una superproducción de estas características todo el vestuario es maravilloso, pero el que se queda grabado a fuego en la mente la primera vez que se ve la película es el de Escarlata. Desde sus primeros trajes aniñados, pasando por sus harapos hasta llegar a esa obra de arte que es el vestido rojo que lleva en el cumpleaños de Ashley, todos cumplen una función, no sólo son obras de arte si no que son reflejo de la situación o estado del personaje.

Walter Plunkett fue el encargado del vestuario, no se llevó el Oscar en 1940, quiero pensar que únicamente porque por aquel entonces aún no existía la categoría, si no hubiera arrasado.

4º Mammy

Si hay un personaje querido en la película es Mammy, es imposible ver la película y no encariñarse con la fiel criada de Escarlata, la que más la quiere y más la cuida. Gracias a este papel Hattie McDaniel fue la primera mujer de color en ganar un Oscar, lamentablemente debido a las leyes de segregación no pudo acudir al estreno en Atlanta e incluso para poder recoger su premio O. Selznick tuvo que pedir un permiso especial para que estuviese en la gala de los Oscar, eso sí, se  sentó en una mesa al fondo, alejada de las estrellas. Ni siquiera pudo posar con el resto del equipo de la película.

5º El color del atardecer sureño

Hay muchas escenas icónicas en la película, pero creo que no me equivoco si digo que la figura recortada de Escarlata ante un cielo rojizo jurando ante Dios se lleva la palma. La fuerza de esa imagen es tal, que ha trascendido la propia película y se ha instalado en el imaginario colectivo y eso no se debe sólo a la magnifica interpretación de Leigh si no también a la hermosísima gama de colores que se despliega en la escena. Escarlata se alza y ante nuestros ojos estalla un festival de color que nunca olvidaremos, la película fue rodada en Technicolor y el esplendido trabajo técnico se llevó un Oscar honorifico, aunque en mi opinión el verdadero premio es que casi 90 años después nos sigamos estremeciendo ante ese cielo.

6º Los personajes masculinos

Cuando hablamos de esta película es imposible no pensar inmediatamente en su protagonista, en Mammy o incluso en la bondadosa Melania, es un fenómeno comprensible ya que pocas películas pueden presumir de tener unos personajes tan maravillosos, pero resulta ciertamente un poco injusto para los varones de la historia y es que "Lo que el viento se llevó" no sería lo mismo sin ellos. A lo largo de cuatro horas de película nos encontramos a hombres para todos los gustos, pero me vais a permitir que destaque los tres que considero que tienen una mayor importancia para la trama, Gerald O`Hara, Ashley Wilkes y (como no) Rhett Butler. Sin estos tres hombres la vida de Escarlata no hubiera sido la misma y si en pantalla no hubieran estado tan magníficamente interpretados, dando una contrarréplica perfecta a Leigh, la película se hubiera resentido. Hay a veces que el destino se confabula para que todo encaje, ésta es una de ellas.

7º El estilo de vida sureño

Si hay algo sobre lo que sepamos los europeos es sobre costumbres anacrónicas y encantadoras difícilmente sostenibles, y al igual que hay algo hipnótico en la nobleza del viejo continente es imposible ver las grandes plantaciones, las exultantes fiestas o los modales sureños sin caer rendido a sus pies. Hay una escena en la que Melania le reconoce a Ashley que ama Los doce robles (nombre de la plantación en la que residen), pero que lo ama no solo como una casa si no como "todo un mundo que sólo desea estar lleno de luz y belleza", ese mundo desapareció con la guerra, ese mundo es "Lo que el viento se llevó" y la película hace un trabajo extraordinario al mostrarnos el punto de vista sureño y su dolor ante la pérdida de su particular paraíso.

8º Es Historia del cine

"Lo que el viento se llevó" fue nominada a 13 Oscar de los cuales ganó 8,  a los que tenemos que sumar dos honoríficos, convirtiéndose en uno de los filmes con más premios de la Academia, sólo superada años más tardes por los 11 Oscar de "Ben-Hur" en 1959, "Titanic" en 1998 y "El retorno del rey" en 2004. Al leer esto seguro que estáis pensando en que los premios son una tontería y que los Oscar cada vez importan menos, vale está bien, entonces es Historia del cine porque no creo que haya una sola persona que no conozca aunque sea de oídas la película, pocas producciones han trascendido de esta manera, asentándose en la cultura popular y mucho menos producciones con casi 100 años de antigüedad.

9º Para formarse una opinión hay que verla

Puede parecer una obviedad pero soy una gran defensora de la idea de que para formarse una opinión hay que conocer el objeto del debate, lamentablemente cada vez hay menos personas que compartan esta opinión y vemos cómo se valora una obra sin haberla visto. Así que para saber si os gusta "Lo que el viento se llevó", si os horroriza, si os parece un impresentable alegato racista y que todas sus copias deben ser quemadas, lo primero es ver la película y a partir de ahí podréis opinar.

10º Es maravillosa

Me encanta el cine, así que muchas veces veo películas por pura curiosidad, por pura cultura cinéfila y muchas más veces de las que suelo reconocer esas películas no me gustan. Son películas pioneras con un valor que nadie puede negar, pero difíciles de disfrutar con los ojos de un espectador actual, pues bien, "Lo que el viento se llevó" no es una de ellas. Los años parecen no haber pasado por una cinta que si cabe mejora con los años y su larguísimo metraje se pasa en un suspiro gracias a un ritmo trepidante en el que no paran de pasar cosas, "Lo que el viento" se llevó es muchísimas películas en una sola y todas son maravillosas.

Realmente la décima razón me parece la más importante de todas, nunca recomiendo una película que no haya visto y que no creo que la gente pueda disfrutar, por muchos premios que tenga una cinta o muchas anécdotas que aglutine su rodaje, si el producto final no es bueno no hay porque someterse al calvario de verla, los cotilleos podemos leerlos en artículos como éste, pero ver "Lo que el viento se llevó" es una experiencia y si usted, querido lector, tiene la suerte de que aún no ha pasado por ella, en primer lugar le envidio muchísimo y en segundo lugar espero haberle convencido para que ponga fin a ese error. Le aseguro que no se arrepentirá.

Vídeo

Mrs. Muir

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario