Recordando clásicos: Vivien Leigh y Laurence Olivier, los entresijos de una pareja mítica

Recordando clásicos: Vivien Leigh y Laurence Olivier, los entresijos de una pareja mítica

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 4,90 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

En esta ocasión, recordamos a una pareja mítica de actores, que fueron amantes dentro y fuera de la pantalla, Vivien Leigh y Laurence Olivier, ambos artistas británicos magníficos. Estas líneas están hechas desde el cariño y la admiración que siento por Vivien, mi intención principal es narrar su gran historia de amor y resumir su trayectoria artística, para que sirva como una especie de homenaje a ella, desde el respeto y siendo lo menos incisiva posible.

Vivien Leigh fue una actriz maravillosa que ganó 2 Oscar muy merecidos, poseía una gran carrera que se vio interrumpida por sus recaídas personales. De personalidad tremendamente frágil, temperamental y sensible, rasgos que su mirada tan profunda e intensa dejaba entrever en la gran pantalla. Era inestable mentalmente, ya que sufría de bipolaridad y depresión. Sus problemas mentales la hacían una actriz complicada en los rodajes. Era una fumadora compulsiva de tabaco, durante el rodaje de ”Lo que el viento se llevó” fumaba cuatro cajetillas diarias. Adoraba a los gatos, especialmente, los siameses.

Fue una mujer infeliz y que estaba locamente enamorada de Laurence Olivier, pero a éste, parece ser que le importaba más ascender en su carrera que cuidarla y preocuparse por ella. Al parecer, Olivier fue una persona excesivamente egocéntrica y que tenía celos artísticos hacia otros compañeros de profesión. Vivien fue cuidada por la secretaria de Olivier, Sunny Lash, que era una mujer odiosa, que se burlaba de ella constantemente en las cartas que le mandaba a Larry. En una de las ellas, narraba con sorna un trágico episodio de la actriz: ”Tu chiquita está mucho mejor ahora. Lamento muchísimo haberte alarmado anoche, pero yo misma estaba tan alarmada que tenía que decírselo a alguien. Puedes creerme, estoy segura que ella no sabía lo que hacía. No tenía idea de que esas píldoras eran sedantes tan fuertes. De lo contrario, no hubiera tomado tantas. Ahora, ya les he tirado y, por cierto, no voy a dejar que vuelva a tomarlas… Ahora, te cuento la parte divertida. Te hubieras muerto de haberla visto tambaleándose ayer por el cuarto, después de tu llamada… completamente desnuda y con un pañuelo sucio en la mano secándose las lágrimas. Los muebles se interponían a su paso y ella tropezaba con todos. Hasta que consiguió llegar a la ducha y se metió bajo el agua fría”. Dicha secretaria tenía engañada a Vivien, que la consideraba un ángel de bondad.

Viv y Larry, como buenos ingleses, fueron dos actores con una eterna devoción al teatro. Ambos, compaginaban sus carreras cinematográficas con sus representaciones teatrales. Trabajaron juntos, tanto en las tablas como en la gran pantalla.

Su primer encuentro se produjo cuando Laurence Olivier aterrizó en Estados Unidos, acababa de llegar de Londres donde firmó el contrato para rodar ”Rebeca” de Alfred Hitchcock y Vivien era una actriz emergente que había sido elegida por el productor David O. Selznick para dar vida a la inmortal Scarlett O’Hara. Vivien estaba en una reunión con David cuando el hermano del productor, Myron (que era agente de actores), irrumpió en la estancia junto a Laurence Olivier, él fue el que presentó a los futuros amantes. Olivier se dirigió a la actriz de 25 años exclamando… “Encantado de conocerla, señorita O´Hara”. El flechazo fue instantáneo, cuenta la leyenda que Vivien había asistido a una de sus representaciones teatrales antes de conocerle y se comenta que le confesó a uno de sus amigos que quería casarse con él.

Su gran historia de amor empezó siendo adúltera y escandalosa para la época ya que ambos, de 1936 a 1940, estaban casados con otras personas, cuando iniciaron su affaire. Vivien y Laurence, se casaron el 31 de Agosto de 1940, en Santa Bárbara. La actriz Katharine Hepburn ejerció de dama de honor.

Vivien siempre será recordada por su inolvidable Scarlett O’Hara y Olivier, en aquellos momentos, era conocido por sus películas basadas en las obras de William Shakespeare, pero al unirse sentimentalmente y profesionalmente se convirtieron en una de las parejas más célebres del teatro y del cine.

Vivien Leigh fue la primera actriz británica en ganar el Oscar gracias a su estupenda interpretación en ”Lo que el viento se llevó”. Lo recibió con tan sólo 26 años y se lo volvería a llevar en 1952, por la que considero que es su mejor actuación, está magistral como Blanche DuBois en ”Un tranvía llamado deseo”. De sus películas, la estupenda “El puente de Waterloo” era su predilecta. Aunque ella siempre aseguró que su primer amor era el teatro (al igual que su marido Laurence Olivier), donde realmente se sentía muy cómoda y se le ofrecían más retos interpretativos que en el cine.

Vivien era considerada una de las mujeres más bellas del Hollywood dorado, aunque ella creía que su belleza era un obstáculo para que la tomasen en serio como intérprete y siempre se esforzó por sacudirse esa imagen injusta y frívola de que sólo era una cara bonita. Los críticos teatrales no la consideraban así, siempre fue valorada y respetada por sus interpretaciones en el teatro.

Se decía que Laurence Olivier no poseía un talento natural para la actuación, procedía de una generación de actores británicos de teatro que opinaba que el cine era algo inferior. Al propio Larry le costaba adaptarse al cine, al contrario que con el teatro. A partir de que trabajó con el gran William Wyler en ”Cumbres borrascosas”, empezó a apreciar el cine como arte. Sus mayores éxitos, se produjeron en los años 40 y 50, cuando se convirtió en el primer actor y director que adaptó acertadamente tres obras memorables de Shakespeare, como fueron ”Enrique V”, ”Hamlet” y ”Ricardo III”. Olivier fue el primer actor que estuvo nominado como mejor actor en los Oscar por una película donde se dirigió a sí mismo, en este caso, ”Hamlet”. Dicha cinta también es la única ”shakesperiana” que ha ganado como mejor película

Laurence Olivier solía preferir dirigir películas, porque para actuar le convencía más el teatro. Él y Vivien colaboraron en múltiples ocasiones en el teatro, en Inglaterra los apodaban ”El rey y la reina del teatro”. Cuando se subían a los escenarios, en cualquier lugar del mundo, agotaban las entradas de todas sus representaciones, la mayoría de sus obras fueron un gran éxito, excepto su versión de ”Romeo y Julieta” que resultó un fracaso. Vivien consideraba a Larry su mentor y lo admiraba profundamente en sus dos facetas artísticas (actor y director). Fue dirigida por él en varios de sus éxitos teatrales como ”Un tranvía llamado deseo” (hizo de Blanche DuBois en los escenarios de Londres, antes de interpretarla en la gran pantalla, durante los años 40) o ”The skin of our teeth”, entre otros. En total actuaron en 14 obras juntos. Se fueron de gira con la Old Vic Company durante 9 meses, dicho tour por Nueva Zelanda y Australia tuvo una gran acogida.

Centrándonos en el plano sentimental, se dice que Laurence Olivier no la trató como debería a Vivien durante los últimos años de su relación, que fue muy egoísta, infiel y cruel con ella.

Se comenta que los primeros 14 años de su romance fueron, en su mayoría, felices, su relación se complicó más en los años 50, cuando la salud mental de Vivien empezó a decaer… A principios de los años 50, Vivien sufrió un ataque de nervios en el rodaje de ”La senda de los elefantes” (en el cual se rumoreó que tuvo un affaire con su compañero de reparto Peter Finch, que estuvo a punto de terminar con su matrimonio con Larry) y volvió urgentemente a Inglaterra. A Vivien le diagnosticaron un trastorno bipolar, provocado por la grave crisis que atravesaba su matrimonio con Laurence en aquella década y por un aborto espontáneo que tuvo en el rodaje de ”César y Cleopatra” (cuando se filmaba esta película, Larry y ella tuvieron una fuerte discusión en la que Vivien llegó a las manos con su marido, al cual, culpaba de ser el causante de su aborto, por obligarla a rodar cuando estaba embazada). Sus repentinos cambios de humor, derivados de su enfermedad mental, le jugaron malas pasadas a lo largo de su vida. En una ocasión, cuando estaba representando junto a Laurence en el teatro “Hamlet”, de repente, empezó a agredirle e insultarle en escena, esta conducta quedó disimulada porque interpretaba a la demente Ofelia y se tomó como una improvisación más.

Él y Vivien decidieron separarse en 1960, después de 20 años de complicada relación. Él se casó con Joan Plowright al año siguiente (Vivien llegó a asegurar que Joan fue una de las culpables de su ruptura matrimonial) y ella, poco después, tenía una relación con el actor Jack Merivale con el que estuvo hasta su muerte.

A pesar de hacer sus vidas por separado, parece ser que seguían siendo amigos y no dejaron de mantener un contacto continuado a través del tiempo, mediante cartas, llamadas de teléfono y, además, asistían, cuando podían, a las representaciones teatrales del otro. Dicen que Vivien, por su enfermedad mental, no tuvo nunca constancia de haberse separado de Olivier.

La última película de Vivien Leigh fue ”El barco de los locos”, murió de manera prematura a los 53 años, debido a que estaba enferma de tuberculosis. Sucedió en Julio de 1967. Larry vivió muchos más años, hasta que falleció a los 82 años en 1989.

Curiosidades

* Vivien Leigh interpretó a Anna Karenina, al igual que lo hicieron Greta Garbo y más recientemente Keira Knightley.

* Laurence Olivier quería a Vivien Leigh para el personaje que interpretó Joan Fontaine en ”Rebeca”, se comenta que se llevaba fatal con la hermana de Olivia de Havilland y que le hacía la vida imposible, pero el productor David O. Selznick no quiso a Leigh porque consideraba que su temperamental personalidad no quedaba bien para ese personaje tan inocente y dulce. La propia Vivien estaba desesperada por interpretarlo y su negativa hizo que empeorase su relación profesional con él. Leigh solía decantarse casi siempre por Laurence como primera opción para ser su partenaire masculino, por ejemplo en ”El puente de Waterloo” ella lo propuso también, pero los productores consideraron que Robert Taylor era una elección más acertada para el papel.

* Vivien Leigh hizo la primera versión de ”The deep blue sea”, que mucho más tarde, tuvo un remake de manos de Terence Davies, Vivien daba vida al mismo personaje, en esa película del gran Anatole Litvak, que luego interpretaría otra actriz británica solvente y bella como ella, Rachel Weisz. Las curiosidades entre las dos no terminan ahí, la Weisz también hizo de Blanche DuBois de ”Un tranvía llamado deseo” en los escenarios londinenses.

* Le ofrecieron el papel secundario de Isabella en la versión de 1939 de ”Cumbres borrascosas”, protagonizada por Laurence Olivier. Ella rechazó dicho papel porque prefería el papel protagonista de Cathy, el director William Wyler le comentó que estaba loca por no aceptar el papel de Isabella, ya que supondría una oportunidad perfecta para su debut americano. Poco después, Vivien conseguiría el gran papel por el que competían algunas de las mejores actrices de la época (entre ellas Bette Davis o Joan Crawford) y que la hizo una estrella, el de Scarlett O’Hara.

* Laurence Olivier desveló en su biografía ”Confesiones de un actor”, que Vivien de vez en cuando, le comentaba tranquilamente, que no estaba enamorada de él, que sólo le quería como a un hermano, algo que supuestamente le dejó emocionalmente destrozado. Esta fuerte declaración tenía que ver con los primeros síntomas de su bipolaridad, pero en aquellos momentos Larry no conocía este hecho, ya que su enfermedad mental no había sido diagnosticada. Se comentaba que Vivien, durante los últimos coletazos de su larga relación, no deseaba separarse de él, pero que ya no estaba enamorada, aunque lo seguía queriendo de otra manera. A raíz de la indiferencia de Leigh, Olivier empezó a buscar el afecto en otras mujeres (y posiblemente de hombres, ya que se especulaba con su supuesta bisexualidad). Aunque en dicha biografía asegura que, a pesar de todo, Leigh fue el gran amor de su vida.

* Marlon Brando no intentó seducir a Vivien Leigh en el rodaje de ”Un tranvía llamado deseo”, porque consideraba a Laurence Olivier un ser superior y una buena persona, le respetaba profundamente. Admiraba mucho el trabajo de Vivien como Blanche DuBois, decía que era la mejor actriz que la había interpretado, muy por encima de Jessica Tandy que dio vida a este personaje en el teatro americano.

Tu prima.
Yuna

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

David - 03.09.2013 a las 21:52

Precioso. Emocionante. Desconocía muchas cosas, pero hay que ver: la poca simpatía que le tengo a Lawrence Olivier igual va a tener una razón de ser que tan sólo intuía.

Yuna - 04.10.2013 a las 19:12

Muchas gracias David. Un saludo.

Danielitho - 11.12.2013 a las 16:19

Vivien fue grande me gusto mucho su interpretación como Blanche DuBois, le salió exelente pero el mejor sin duda fue en Lo que el Viento se llevó, me conmovio.

Diana - 03.01.2014 a las 03:11

Soy una chica española que vive en UK hace muchos años y me gusta lo que has escrito pero no debes hacer mucho caso del “se dice” porque si vivieras en Londres verías que el “se dice” de Olivier allì es muy diferente y, si no te fías de los ingleses, lee o escucha (en YouTube hay varias cosas) la admiración que como actor y como persona le tiene Dustin Hoffman, aparte de lo que puedes leer en buenos libros, como tu misma dices, de Marlon Brando y Cary Grant, Jack Lemon, Spencer Tracy y Katherine Hepburn…
Por cierto, Olivier y Vivian no se conocieron en América. Habían hecho juntos en Inglaterra “Fire over England” en 1936-37, encantadora peli que te recomiendo (enterita en YouTube) y antes de eso, del teatro…Gracias por escribir de Vivian YO TAMBIEN LA ADORO

eduardo - 08.02.2014 a las 07:15

david también coincido contigo, ami me cae de la patada ese olivier al igual que tony curtis, esos lunáticos le hicieron la vida imposible a marilyn monroe mientras compartían película, y todo porq marilyn sin querer les quitaba oda la popularidad y atención!

paulina - 19.06.2014 a las 02:48

a mi me gusto amigos la pelicula el puente de waterloo, senti su tristeza en esa interpretacion.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario