San Sebastián 2014: Pinchazo Banderas, sello Dennis Lehane y Susanne Bier se pasa de intensa

San Sebastián 2014: Pinchazo Banderas, sello Dennis Lehane y Susanne Bier se pasa de intensa

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Continúa el Festival de San Sebastián y lo hace con tres películas muy esperadas por los asistentes pero que, quizás, no han logrado ninguna de ellas dar el puñetazo en la mesa que las convierta en protagonistas de esta edición… al menos desde un punto de vista positivo.

“Autómata”, ¿sueñan los autómatas con humanos electrónicos?

La referencia a Philip K. Dick parece obligada para comentar una película que bebe tanto de la estética “Blade Runner”. Desgraciadamente, no hay nada más que nos remita a la película de Ridley Scott. “Autómata” no ha funcionado, y había ganas (y muchas) de que no fuera así. Sin capacidad de hacer creíble lo increíble, como sucede en las películas de ciencia ficción; sin una trama de sospechas, persecuciones y demás componentes del cine negro que se sostenga durante los 110 minutos de duración de la película… Es una película fallida. Algo de lo que tanto Antonio Banderas como Gabe Ibáñez parecían ser conscientes en la rueda de prensa de presentación de la película.

Ni siquiera Antonio Banderas, que tiene momentos para dar lo mejor de sí, logra brillar un poco en la miasma en la que progresivamente se convierte la película. Un guion endeble es poco cimiento sobre el que construir un film que cede y se hunde bajo su propio peso.

“La entrega (The drop)”, un gran Tom Hardy para la adaptación de Dennis Lehane

“La entrega (The drop)” va cogiendo ritmo de manera progresiva, yendo de menos a más, y logra convencer, basándose sobre todo en un gran papel de Tom Hardy (también de menos a más) y en la presencia (más que personaje) del añorado James Gandolfini.

Hace tres años, Michaël R. Roskam sorprendía con su primera película, “Bullhead”. Una historia descarnada, que dejaba claro que se puede hacer una película de cine negro en un entorno rural, y que las mafias no solo se dedican al tráfico de drogas (de consumo humano). En esta ocasión, adaptando una novela de Dennis Lehane (“Mystic River”, “Shutter Island”), nos lleva a las calles de Brooklyn y de una forma sutil nos vemos sentados en la barra de un vez, que es más de lo que aparenta ser. Algo aplicable a la película en general; tiene capas y matices, y cada uno de ellos la hace más rica.

Se trata de una propuesta formal más clásica que en su anterior largometraje, pero ha dejado muy buen sabor de boca.

“A second chance”, Susanne Bier no logra convencer con este drama familiar

Susanne Bier no es conocida por sus magníficas y tronchantes comedias, precisamente. En esta “A second chance”, tampoco ha decidido explorar el género precisamente. La película, de la que también coescribe el guion, comienza muy bien, es un drama con un planteamiento en ocasiones excesivo, pero que funciona bien. Con buen ritmo y muy respaldado por unas buenas interpretaciones, destacando sobre todo a Nikolaj Coster-Waldau, Ulrich Thomsen y Maria Bonnevie.

Sin embargo, en el último tramo de la película, quizás intentando cerrar las tramas, la historia se enmaraña, y la cinta pierde ritmo. Pese a ello, el cine de Bier sigue teniendo una de sus señas de identidad; la combinación de paisajes y localizaciones que transmiten calma, como contraste de unos personajes que lidian sus propias batallas interiores. Así que, incluso cuando no estamos ante su película más redonda, quienes gustan del cine de Bier, no quedarán defraudados.

Antes de despedirme, te comentaré que el protagonista de la jornada no fue otro que Nikolaj Coster Waldau: llegó, saludó a todo el mundo y dio toda una lección de saber estar.

Tu prima.
Rodasons

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario