San Sebastián 2017: Cuento fraternal de raigambre vasca, el pesar de Marguerite Duras, sueño romántico de autor y el delicioso viaje artístico y personal de Agnès Varda

San Sebastián 2017: Cuento fraternal de raigambre vasca, el pesar de Marguerite Duras, sueño romántico de autor y el delicioso viaje artístico y personal de Agnès Varda

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Segunda jornada de la edición 2017 del certamen donostiarra con cuatro películas que siguen justificando la importancia de este festival como aglutinador de la cosecha del año; tanto la ya vista en otros lugares como la que dará que hablar en el futuro. Es el caso de “Handia”, otra de las apuestas españolas del año que viene de la mano de los directores de “Loreak (Flores)”, o “La doleur”, una introspectiva y profunda cinta sobre el estado emocional de Marguerite Duras tras la desaparición de su marido. Fuera de concurso la ganadora del Oso de Oro del Festival de Berlín, “On body and soul”, y la deliciosa colaboración de Agnès Varda y JR en el documental “Visages, villages”. No hemos podido ver “The third murder, para la mayoría el peor Kore-eda hasta la fecha.

“Handia” ya nacía como un proyecto difícil y clave para Aitor Arregi y Jon Garaño que, tras sorprender hace tres años con “Loreak (Flores)”, corrían el peligro de sufrir la maldición de la segunda película con esta cinta en clave de fábula de raigambre vasca en el conflicto carlista. Aunque el intimismo más naturista siga presente en la mayor parte del relato, los directores adoptan un tono no más convencional pero sí con más hechuras y oficio y, sobre todo, con más medios lo que les ha permitido rodaje en exteriores y explorar paisajes propios de la geografía guipuzkuana tomando como base una anécdota que se centa en una historia real que es un claro reflejo de la España llena de miseria social propia de todo lugar que sufre las consecuencias de una guerra y que lleva a sus ciudadanos a estar en permanente intento de supervivencia.

SanSebastian2017Handia02

Un paso de gigante para la industria de cine vasco y también para un par de directores que confirman las buenas sensaciones que dejaron con “Loreak (Flores)” que incluso llegó a ser la película elegida por España para representar al país de cara a los Oscar. “Handia” bien podría seguir ese mismo camino el próximo año, si sigue perdurando en la mente de los votantes, ya que tiene esos elementos autóctonos pero universales que siempre suele funcionar en esta categoría. La cinta cuenta con ternura la relación de dos hermanos separados del caserío familiar, debido a la Primera Guerra Carlista, que provocará que uno de ellos vaya a la línea de batalla en un momento muy “a lo decisión de Sophie” que es uno de los mejor resueltos de la cinta. Cuando Martín, el hermano que ha ido a la guerra, regresa al hogar tres años después de terminar la contienda (y con un brazo inutilizado) descubre que su hermano ha terminado generando tras una enfermedad un episodio de gigantismo que no hace más que hacerle crecer. Martín descubrirá una oportunidad de negocio, y de ser alguien, recorriendo Europa mostrando a su hermano al mundo como un espectáculo circense con el fin de salvar de la ruína el caserío familiar y también ahorrar y cumplir el sueño de Martín de viajar a USA e iniciar una nueva vida. La cinta funciona a todos los niveles, tanto técnicos como interpretativos, y sobresale por la madurez y el tono de permanente melancolía en una España de inadaptados, marcados por el dedo por su ideología o bando, y familias rotas por el conflicto y por la pobreza. Una historia fraternal en tono de leyenda que se adentra en la raigambre vasca en una tierna, eficaz y rotunda propuesta con la que los directores dan, nunca mejor dicho, un salto de gigante en una carrera “in crescendo” y a la que sólo le traiciona querer ser algo sobreexplicada la relación entre los hermanos y las fricciones personales y profesionales en esa gira que, por otro lado y a pesar de ciertos vaivenes en su parte central, termina desembocando en un final tan bello y estiloso como efectivo y sensible que demuestra con tono de fábula que al final la humanidad y su carácter fraternal es lo que termina quedando frente a cualquier ambición material.

SanSebastian2017Handia01

“La douleur” de Emmanuel Finkiel certifica en su título toda esa profundidad pesarosa que encierra una cinta que es más que un biopic una deconstrucción a la vida, obra y dramas personales de Marguerite Duras especialmente desde la Resistencia en la Francia ocupada por los nazis en 1944 tras su marido, Robert Antelme, ser deportado por la Gestapo. Un juego permanente del ratón y el gato en la que la propia Duras parece la protagonista de una trama de espionaje peleando por todos los medios para que su marido regrese. La guerra termina y las víctimas regresan de los campos, un periodo insoportable para ella, una larga y silenciosa agonía tras el caos de la liberación de París. Pero Duras continúa esperando, encadenada al tormento de la ausencia, incluso más allá de la esperanza. La cinta es tan angustiosa como el drama interior que vive la artista con una voz en off en sobreexposición sobre esa desesperante espera. Una película que aburre y oprime a partes iguales por un tono cadencioso y algo plomizo sólo salvado por la garra que imprime en su interpretación Mélanie Thierry acompañada, entre otros, de Benoît Magimel en esta cinta que juega con su valor literario y con el doble juego entre realidad y ficción y las motivaciones de los personajes en los que se mueve la historia.

SanSebastian2017Ladouleur

“On body and soul” integra la sección de Perlas tras haber ganado el Oso de Oro del Festival de Berlín. Una cinta húngara, que ya ha sido elegida por su país para el Oscar 2018, que se adentra en la fábula romántica de autor con unos agradables tonos de humor negro y que pretende ser tan elevada como ligera. Todo discurre en un matadero de animales en el que uno de los jefes y una chica algo extraña que acaba de incorporarse terminan siendo conscientes de que comparten y conectan a través de los mismos sueños en el que ellos están representados como dos ciervos. Aunque la cinta tiene un arranque algo lento y sobrio, y que parecía hacer temer que estuviéramos ante una película de gafapastismo metafísico subido, la cinta se ve bien y con una sonrisa gracias al enredo y a la particularidad de la premisa, a pesar de algunas decisiones algo extremas (y en pantalla algo grotescas) de los personajes que sirven para recalcar su frágil personalidad y su vacío e incapacidad mecánica en lo referente a las relaciones sociales. Un Oso de Oro merecido en su momento tanto por sus buenas interpretaciones como por esa decisión de abrazar un subgénero como el del cine romántico, que siempre ha explorado el papel y la importancia del destino en estas decisiones, añadiéndole un barniz de cine de autor sobre la idea de las almas gemelas.

SanSebastian2017Onbodyandsoul

Muy disfrutable “Visages, villages”, colaboración entre la veterana directora Agnès Varda (que este año recibe el premio Donostia) y el artista gráfico urbano y fotógrafo JR, un joven francés conocido por sus impactantes obras visuales que consisten en enormes intervenciones gráficas en calles y tejados de diversas ciudades de todo el mundo. Con gran simpatía, química y carisma este tándem logra llenar de frescura, verdad y elogio a lo cotidiano un documental en el que la pareja da mucho más que para un trabajo de hora y media dejando ganas de verles más. Deliciosa propuesta en la que vemos al irreverente y simpático artista gráfico desmontar, junto a la curiosidad de la directora, los tópicos sobre el arte dando protagonismo a esas personas que nunca saldrán del anonimato pero que encaran la vida con valentía, espíritu de sacrificio, honestidad y amor al prójimo siendo rendidos culto a través de la fotografía de Varda y JR a los que es una delicia ver en carretera, lanzándose pullas, queriéndose y admirándose a partes iguales, interactuando con la gente, paseando, discutiendo sobre la edad, el arte y su banalidad, y la pureza de una gente desconocida tremendamente enriquecedora que les va surgiendo por el camino aprovechando para dejar patente tanto sus reivindicaciones como su contribución diaria a la vida aunque sea desde una granja o desde el muelle de un puerto. Impagable esa carrera por el Louvre, la reacción al ver su fotografía de una mujer que se resiste a abandonar el barrio en el que ha estado toda su vida, el encuentro con la abuela de JR o ese peregrinaje con final incierto que les lleva a la casa del mismísimo Godard, compañero de generación y movimiento de una Varda a la que, al igual que Woody Allen, hemos descubierto (aunque sea casi a los 90 años) que además de sus películas nos encanta verla en pantalla tanto por su naturalidad, su amor por las personas y el arte, y sus ganas de vivir y seguir preguntándose cosas sobre los problemas de la gente y el mundo que nos rodea.

SanSebastian2017Visagesvillages

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario