Shanghai en manos del comisario Chen Cao: “Seda roja”

Shanghai en manos del comisario Chen Cao: “Seda roja”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Tras más de 20 años en Estados Unidos, viviendo en Washington y San Luis, el escritor chino Qiu Xiaolong decidió incorporar para su nuevo caso como inspector Chen Cao el mundo del psicópata en serie. Un elemento recurrente en los Estados Unidos porque calculan que existen unos 37.000 sociópatas de esta clase, pero muy poco frecuentes en otras sociedades y apenas detectados en China. El cadáver que inicia esta vez el caso surge en las primeras páginas y su aparición es desconcertante.

Elcadaverelegante.doc

La pista esencial para el seguimiento del caso y la búsqueda del asesino es la pieza que da título al libro en su versión original, “El vestido rojo mandarín”. Como ocurre en los cuatro libros anteriores ya mencionados, la investigación sirve a Xiaolong para transportarnos a la primera ciudad china. En este caso al mundo de las salas de baile, los restaurantes lujosos y el mundo de las acompañantes. El sentido del honor y de la posición social en china es mucho más fuerte que cualquiera conocido en occidente, incluyendo el siglo de oro español. Los restaurantes importantes disponen de chicas que son contratadas como acompañantes circunstanciales para que el hombre no se siente a comer solo, y su imagen la realce una mujer hermosa que simula intimidad y dedicación. Muchas visten vestidos mandarín.

Elvestido.doc

La sofisticación de la cocina china llega en “Seda roja” al límite con una “cena cruel”, donde los animales servidos, desde serpiente hasta tortuga, mueren ante los comensales antes de ser degustados. Las diversiones nocturnas son el elemento ambiental para el relato, donde no faltan los personajes habituales que acompañan a este inspector poeta que dirige el departamento de casos políticos y especiales de Shanghai. La narración es más sintética y rítmica que en las obras anteriores, y la traducción más cuidada. No defraudará a los seguidores de Chen Cao y sus investigaciones.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario