Sitges 2019: Excursión tenebrosa, viaje en tren, atrapados en zona residencial y documentales sobre “Alien” y el cine de género español entre los 60 y 80

Sitges 2019: Excursión tenebrosa, viaje en tren, atrapados en zona residencial y documentales sobre “Alien” y el cine de género español entre los 60 y 80

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Hoy ha sido un día corto y relajado, dos películas y dos documentales. No todos van a ser como la jornada anterior, de la cual te dejé sin contar la que vi en la madrugada, la única que tengo este año en sala Tramuntana, fue “Little monsters”, protagonizada por Lupita Nyong’o, Alexander England y Josh Gad (el que le pone la voz a Olaf en “Frozen, el reino del hielo”). La cinta es bastante floja como tal pero es algo que ella misma tiene asumido y no pretende más, no engaña a nadie. Se autocritica en ciertos momentos, cosa que es digna de alabar, así que sólo queda disfrutarla. Y se hace, y se ríe y mucho.

Podrían haber hecho algo mucho más sangriento o exagerado pero teniendo en cuenta que los protagonistas son niños se han portado bien. Estos se van de excursión a una granja que tiene al lado una base militar (con militares muy patéticos y chungos) donde hay zombies (muy penosos, los propios protagonistas dicen que parecen de mentira) del tipo lento (se pregunta entre los militares) que se escapan y se van a la granja. Allí Lupita, que interpreta a una maestra de infantil, está de excursión con sus niños de 5 años que tendrán que escapar de la horda zombie creyendo que es un juego. Entre medias insultos y blasfemias por doquier, un ukelele y Taylor Swift. Tiene muchas referencias y guiños que te hacen reír bastante y te divierte en todo momento. Con que te diga que los zombies terminan cantando y bailando persiguiendo un tractor (escena para recordar) sin que quede mal. Fue un buen final para un buen día.

Y hoy hemos empezado con “Ventajas de viajar en tren”, dirigida por Aritz Moreno y interpretada por Pilar Castro, Luís Tosar, Ernesto Alteiro y Javier Botet, entre otros. Una cinta que debería de calificarla como coral aunque no sea así realmente. Simplemente se le van sumando capas a una historia que cuenta alguien que cuenta una historia de alguien que hace algo y así. Y todo empieza en un tren.

Pese a que las interpretaciones están muy bien, y que me ha gustado mucho la forma de manejar la cámara, no me ha terminado de gustar, le falta algo y le sobra mucho. Demasiada historia rara dentro de otra sin sentido con mucha falsedad y, sobre todo, el cambio radical de rumbo que tomaba, pasaba de drama a comedia sin venir a cuento. De una parte de abuso de poder (hasta límites que no imaginas) de uno de los protagonistas sobre su novia, Pilar Castro, que es la conductora de todas las historias, a la siguiente sobre la sexualidad de una persona que va todo encorsetado pero en tono de comedia vulgar. Raro.

Con ese tono agridulce he entrado a ver “Vivarium”. El auditorio estaba lleno, no se si por ser sábado o por que salía Jesse Eisenberg e igual la gente que podría ser algo como “Bienvenidos a Zombieland”, todo lo contrario. Como he escuchado decir después, es un corto demasiado alargado, y es verdad, acaba siendo muy aburrida.

La historia es bastante simple, una joven pareja se queda atrapada en una zona residencial donde no hay salida ya que todas las casas son iguales y por muchas vueltas que dan siempre terminan en la misma. Todo muy mal rollero que prometía mucho hasta que a los 20 minutos te das cuenta de lo que pasa y ya te da bastante igual todo, su locura, su estrés, su agobio, su repetición de día tras día lo mismo. Debería de agobiarte, pero no es así, sólo te saca de quicio un niño que aparece y que es el quid de la cuestión. Una especie de “El show de Truman” pero sabiendo ellos que están dentro, que no pueden salir y que no tienen nada que hacer, salvo vivir el día a día. Una lástima.

Y luego ya hemos tenido los dos documentales que van en sección oficial fuera de competición pero si entran al premio del público. El primero ha sido “Memory: The origins of Alien”, documental centrado más en la creación de la historia por parte de Dan O’Bannon, guionista de la cinta, que de un making of de la misma. Mucha referencia histórica y mitológica, parte de ella un poco forzada pero es lo que tiene hacer un documental así.

No está mal, otra visión de cómo se creó una de las mejores cintas de ciencia ficción y terror de todos los tiempos. Vale que no soy muy imparcial con el tema “Alien”, sabes que tengo un facehugger en un armario y mi lampara de noche es el huevo de donde sale. El director que lo ha presentado es Alexander O. Philippe que el año pasado trajo su documental “78/52. La escena que cambió el cine” sobre la escena de la ducha de Psicosis. Tuvo mejor acogida que ésta.

Y el segundo documental ha sido “Sesión salvaje” de Paco Limón y Julio C. Sanchez. Trata sobre la historia del cine español de género, desde los 60 hasta mediados de los 80, y la aparición de la Ley Miró. Refleja mediante entrevistas a directores, actores y productores toda aquella época con historias vividas en primera persona y otras contadas. Saca a la luz películas y directores que pueden pasar desapercibidos para la mayoría de los españoles pero que fuera del país son muy reconocidas. Pasa por todo el tema de la censura y del destape posterior.

Algún malpensado podría creer que es sólo publicidad de la plataforma FlixOlé (que la produce entre otros Enrique López Lavigne) ya que todo el archivo histórico que saca (que es mucho) está en esa plataforma actualmente. Interesante para conocer un poco mas nuestro cine, lo que fue y nunca volverá.

Mañana cuatro más, sin documentales. Tenían que ser cinco pero me fue imposible coger ticket para ninguno de los tres pases de prensa de “El faro”. Ya veremos.

Tu primo.
Spooky

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario