“The Duke of Burgundy”

“The Duke of Burgundy”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Una mujer que estudia las mariposas y las polillas pone a prueba los límites de la relación con su amante. Día tras día, Cynthia y Evelyn interpretan un provocativo ritual que acaba con Evelyn siendo castigada en una sesión de placer y sadomasoquismo fetichista. Pero cuando una de las dos desea una relación más convencional, la obsesión erótica de la otra se convertirá en una adicción que puede que lleve la relación a un punto sin retorno.

Conviene ver: “The Duke of Burgundy” es una película de capas sobre el amor perverso y adictivo marcado por la fragilidad, la dominación y el deseo. Cynthia (Sidse Babett Knudsen) y Evelyn (Chiara D’Anna) elevan la película gracias a su química y a ese teatrillo sadomaso que establecen como antídoto frente a la rutina. Una cinta de ambigüedades, de deseos, formalmente impoluta y psicológicamente laberíntica en esa mansión imponente y angustiosa. Provocadora, sensorial y experimental en esta versión elevada y reflexiva del deseo lésbico de “La vida de Adèle”, el enfermizo moldeamiento obsesivo de la persona amada de “Vértigo” y el sexo extremo de “Cincuenta sombras de Grey”. La ambientación y la atmósfera conseguida por el director, entre la naturalidad y la asfixia enfermiza, así como la música de Cat’s Eyes tan atemporal como singular, permita que junto al trabajo de ambas actrices la cinta se convierta en todo un disfrute y en una “rara avis” que merece ser vista al no llegar películas así, tan artísticas como angustiosas sobre las ambivalencias vitales, todos los días

Conviene saber: La cinta de Peter Strickland ganó mejor música en los premios del cine europeo 2015.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario