“Tres recuerdos de mi juventud”

“Tres recuerdos de mi juventud”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web en español.

El argumento: Paul Dedalus deja Tayikistán recordando su infancia en Roubaix, las locas crisis de su madre, el vínculo que le unía a su hermano Ivan, niño piadoso y violento. Él recuerda sus 16 años, a su padre, viudo inconsolable, el viaje a la URSS donde una asignación clandestina le llevaría a ofrecer su propia identidad a un joven ruso. Recordará también sus 19 años, su hermana Delphine, su primo Bob, de sus escapadas con Pénélope, Mehdi y Kovalki, el amigo al que tuvo que traicionar. Sus estudios en París, el encuentro con el doctor Behanzin, su vocación inherente para la antropología. Y, sobre todo, Paul se acordará de Esther. El corazón de su vida.

Conviene ver: “Tres recuerdos de mi juventud” es un retrato iniciático sobre un tipo (interpretado por el actor fetiche del director, Mathieu Amalric) que recuerda sus años de juventud marcados por sus padres, sus profesores, su familia, sus amigos y sobre todo esa Esther que le hace perder la cabeza. Un “Jules et Jim”, sostenido en tres actos (la locura y el peso materno, una trama de espionaje y el amor más definitorio) que intenta abarcar demasiado, entre recuerdos y referencias literarias y musicales, y que es una mirada nostálgica a una generación previa a la era de las nuevas tecnologías como medio de comunicación que no logra transmitir lo que pretende debido a la intensidad de autor heredero de la Nouvelle Vague con la que se cuenta todo; lo que acaba provocando el desinterés por esa relación de amor intermitente. Y es que el mito de la mujer que volvió loco en la juventud ya está demasiado trillado y, aunque Desplechin intenta hacer su particular clásico de este subgénero, se queda a medio camino a pesar de la tierna nostalgia que desprende acompañada por la naturalidad de su reparto de este alumno aventajado de Truffaut o Rivette. Aun así, las elipsis son un buen retrato de toda una generación iniciática en los 80 en un personaje que vive una infancia intensa para derivar en una trama de espionaje como proyección de lo que será este alter-ego del director en el futuro (ya fue protagonista de “Comment je me suis disputé… (ma vie sexuelle)”), personajes herederos de los protagonistas del Mayo del 68. A destacar el encanto, naturaridad y atractivo de sus dos protagonistas, Quentin Dolmaire como el jóven Dedalus y Lou Roy-Lecollinet como la tentadora Esther.

Conviene saber: 11 nominaciones a los César 2016 que se saldaron con el premio al mejor director para Arnaud Desplechin.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario