Venecia 2011: Huelgas, parones, “Cumbres borrascosas” distintas, Abel Ferrara y un robot español

Venecia 2011: Huelgas, parones, “Cumbres borrascosas” distintas, Abel Ferrara y un robot español

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Se han ido las estrellas y continua el cine en Venecia, ahora marcado por una huelga que ha afectado al servicio público, concretamente a los aeropuertos. Lo más esperado de las últimas horas ha sido la nueva versión de “Cumbres borrascosas” que ha llevado a cabo la directora Andrea Arnold, realizadora que ya nos sorprendió con “Red road” y “Fish tank”. Arnold ha arriesgado y ha ofrecido una mirada distinta al clásico de Emily Brontë. Todo es más minimalista y cercano, obviando los ampulosos decorados y cuidado vestuario de este tipo de producciones. Más crudeza que sentimentalismo. El reparto es prácticamente debutante y la película ha gustado mucho. No se habla de ella como la mejor versión (siempre insuperable el clásico de William Wyler) pero sin duda se aplaude la iniciativa y la propuesta de la directora que ha contado con un Heathcliff negro como señal de su distinta iniciativa. “Siempre he estado obsesionada con Cumbres borrascosas. Y para mí no es una adaptación sino un viaje personal. He seguido a mi corazón”, ha dicho Arnold.

Vídeo

También se ha visto la cinta japonesa “Himizu” de Sono Sion. Una cinta marcada por el terremoto que asoló Japón el pasado 11 de Marzo, ya que la cinta narra involuntariamente las consecuencias de lo sucedido. El protagonista de la historia es Sumida, un adolescente de catorce años que vive en una casa precaria junto a un lago. Su madre le abandona y su padre le maltrata. Esta situación es observada por el resto de vecinos que poco puede hacer y que viven entre lanchas y casas de material reutilizable. Cinta que ha pasado desapercibida.

Por otro lado, dos directores catalanes han presentado fuera de concurso el documental “Hollywood talkies”. Han rescatado del olvido a un grupo de actores españoles que fueron a Hollywood en los años 30 y se volvieron con la amargura del fracaso: “Fueron a hacer versiones en español de las películas americanas, estaban entre España y Hollywood, no acaban de estar ni en un sitio ni en otro. Forman parte de una transición de la historia del cine. Pero no están en una zona definida. Se quedaron atrapados como puede quedar un fantasma. Por eso la película es tan fantasmagórica”. Una historia que con amargura, pero con un buen material de archivo, cuenta la historia de estos pioneros que no encontraron su hueco más allá de ser la cara B de las producciones americanas.

El festival vive horas de tranquilidad y de ausencia de estrellas mientras va aumentando el cosquilleo de cara a conocer los ganadores del próximo sábado. Además de la ya conocida huelga, los incidentes han estado marcados por los problemas en los equipos de proyección que han provocado el retraso y la cancelación de algunos pases.

Tras el éxito de “La banda nos visita” en 2007, el israelí Eran Kolirin ha presentado “The exchange”, historia centrada en un profesor de universidad metódico y rutinario que, de repente, decide dar un impulso a su vida apostando por la espontaneidad. Una cinta que no tiene muy claro que quiere contar y que tampoco ha sido recibida con muchas emociones.

Cristina Comencini ha presentado “Quando la notte”, una concesión local al festival ya que la película no se explica como está en la sección competitiva. La realizadora adapta su homónima novela y narra la historia de un hombre que desconfía de las mujeres después de que su madre le abandonase cuando era un niño. Risas y abucheos más que el dramatismo que pretende contar.

Abel Ferrara, que encuentra en los festivales su mayor oportunidad de difusión para su complicado cine, ha proyectado “4:44. Last day on Earth”. Ahora se pone ecologista y cuenta como un desastre de estas características puede terminar con el mundo tal y como lo conocemos. Todo esto lo sufre la pareja formada por Willem Dafoe y Shanyn Leigh. Desconcertante, aunque hay que tener en cuenta que Ferrara siempre ha logrado tener presencia en el palmarés en sus visitas al festival.

Fuera de concurso ha sido el día de “Eva”, la película de ciencia ficción de Kike Maíllo que inaugurará el Festival de Sitges. La presencia del equipo no ha sido fácil teniendo que sufrir en primera persona las consecuencias de la huelga en la anterior jornada. El film está ambientado en el año 2041 y narra la historia de dos hermanos científicos, interpretados por Alberto Ammann y Daniel Brühl, que trabajan en la creación de robots y sienten el amor por la misma mujer, casada con el primero de ellos, a la que da vida Marta Etura. El personaje de Brühl vuelve a casa para construir un nuevo tipo de cerebro para un robot y la película se sostiene por el acertado guión que dibuja el triángulo amoroso entre los protagonistas quedando por encima la historia a los efectos especiales. El reparto lo completan Claudia Vega y un sorprendente Lluís Homar. La cinta ha pasado muy desapercibida pero se ha destacado cierta originalidad para un tema que no se ha tratado en el cine español habitualmente, así como en el cine europeo. “Eva parte de la idea de devolverle al cine algo que me dio cuando era pequeño. Es la creación mundos paralelos, fantásticos y mágicos en los que todo puede pasar”, ha explicado el director en una rueda de prensa en la que Brühl ha confesado como le impactó la idea del proyecto. “Es complicado imaginarse cosas que no ves y yo soy un poco paranoico, y cuando vi los primeros ensayos en el combo, me dije esto va a ser una película de Ed Wood”, ríe Brühl.

Nacho Gonzalo (Coronado)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario