Venecia 2021: El tributo a Ennio Morricone y la defensa del feminismo de Matt Damon y Ben Affleck dan lustre a la recta final de la Mostra

Venecia 2021: El tributo a Ennio Morricone y la defensa del feminismo de Matt Damon y Ben Affleck dan lustre a la recta final de la Mostra

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Este sábado por la tarde se dará a conocer el palmarés del Festival de Venecia 2021. La 78ª edición de la Mostra comenzó muy fuerte gracias a títulos como “Madres paralelas” de Pedro Almodóvar, “El poder del perro” de Jane Campion, “Fue la mano de Dios” de Paolo Sorrentino o “Spencer” de Pablo Larraín. También ha habido una gran dosis de estrellas ahora que nos hemos acostumbrados a vivir en la "nueva normalidad" impuesta por el coronavirus (COVID-19). Además ha habido títulos que invitan a la reflexión y el más destacado de todos los que se han visto en la competición es la francesa “El acontecimiento” de Audrey Diwan que habla sobre el aborto y que en realidad ha sido de las pocas que han gozado del concenso y del aura de mirlo blanco, algo que comparte con la película de Paolo Sorrentino. Veremos con qué nos sorprende el bueno de Bong Joon-ho. 

La última representante de Italia en la sección oficial de la Mostra de Venecia ha sido “América latina” de los hermanos gemelos Damiano y Fabio D’Innocenzo, responsables de “Queridos vecinos” (2020). La cinta protagonizada por Elio Germano gira en torno a un dentista gris que ha sacrificado por su vida por el bien de su estabilidad económica y familiar. Todo eso se va al traste cuando un día baja al sótano y ve algo que le descuadra pero que acabará convirtiendo su mundo en un caos.

Los hermanos D’Innocenzo, con un estilo cinematográfico que les hace emparentar con el cine de los Coen y Todd Solondz, fueron premiados en el Festival de Berlín 2020 por el guión de “Queridos vecinos”. Los reconocimientos obtenidos el año pasado convirtieron a “América latina” en una de las propuestas italianas más esperadas de esta edición y el resultado ha sido decepcionante por ser un relato lleno de postureo y de lo más aburrido sobre algo que ya hemos visto hasta la saciedad como es la crisis existenciales de los hombres de mediana edad.

El francés Stéphane Brizé ha dado el salto de Cannes a Venecia con “Un autre monde”. En el film vuelve a contar con su actor fetiche, Vincent Lindon, para hablar de un empresario que ha sacrificado su vida personal para entregarse en cuerpo y alma a su trabajo en una multinacional y que es abandonado por su esposa durante las negociaciones para evitar los recortes en una fábrica de París.

“Un autre monde” supone el cierre de su trilogía sobre el capitalismo tras las vistas en Cannes “La ley del mercado” (que le proporcionó a Lindon el premio al mejor actor en 2015) y “En guerra” (2018). Brizé ha convencido a la prensa con este trabajo sobre los jefes de empresas que se enfrentan a dilemas éticos y que se cuestionan sus compromisos tanto a nivel profesional como personal. Lo más aclamado de este film es nuevamente la interpretación de Vincent Lindon que podría figurar entre los candidatos a la Copa Volpi a la mejor interpretación. 

El polaco Jan P. Matuszyński ha debutado en la Mostra de Venecia con su segunda película como director, “Leave no traces”. El realizador rescata la historia de Grzegorz Przemyk, un estudiante de secundaria e hijo de la poetisa Barbara Sadowkska que en el año 1983 fue asesinado a golpes por la policía de la dictadura estalinista y las fuerzas del Estado se enfocaron en silenciar al único testigo de los hechos, otro joven llamado Jurek Popliel.

Una cinta de casi tres horas de duración que apenas ha convencido a la prensa ya que a pesar de los esfuerzos por recrear de manera meticulosa los hechos le falta el pulso narrativo que haga de ella algo emocionante. Ha sido una película que ha aburrido y muchísimo. 

El cine filipino no conoce la mesura en la duración de sus películas y la culpa la tiene Lav Diaz y lo que lió hace cinco años. En la edición del Festival de Berlín 2016 presentó “A lullaby to the sorrowful mystery” que duraba 486 minutos y Meryl Streep que era la presidenta de aquella edición le dio un premio especial para demostrar que es lo suficientemente comprometida con el arte por haberse tragado una película de ocho horas, ese mismo año fue reconocido con el León de Oro de Venecia por “The woman who left” de casi cuatro horas de duración.

208 minutos dura la película que ha cerrado la competición del Festival de Venecia de este año, “On the job 2: The missing 8” de Erik Matti secuela de la película que participó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes 2013. Es la crónica de uno de los mayores escándalos de corrupción en Filipinas y fue la implicación de políticos y policías en la liberación de numerosos presos peligrosos durante un lapso corto de tiempo para que se ejecutaran a elementos incómodos y los esfuerzos para que esto no trascendiera a los medios de comunicación. Matti aseguró que se ha pasado con el metraje pero que no podía contar esta historia en menos tiempo.

Uno de los grandes títulos que se han visto en esta edición ha sido el tributo que el director Giuseppe Tornatore le ha brindado a uno de sus colaboradores de cabecera el compositor Ennio Morricone que falleció el pasado año. “Ennio: The Maestro” es un documental en donde Tornatore se dedica a recopilar testimonios de directores y otros músicos para plasmar cuál ha sido la influencia de Morricone en ellos y también para mostrar el lado más humano del emblemático compositor italiano. 

Fuera de concurso también pudo verse “El último duelo” de Ridley Scott aprovechando que el director británico fue reconocido con el galardón Glory to the Filmmaker. Scott de 83 años, y que en este 2021 también estrenará “La casa Gucci”, ha rodado un guión firmado por Ben Affleck, Matt Damon y Nicole Holofcener (“Sobran las palabras”) y que se basa en el libro de Eric Jager. La cinta, que además de contar con Damon y Affleck tiene en su reparto a Adam Driver y Jodie Comer, se centra en el duelo real entre Jean de Carrouges y Jacques Le Gris a raíz de que la mujer del primero fuera acosada por el segundo.

Una obra oportunista ya que se estrena en un momento en el que se está denunciando la cultura de la violación y que ha sido considerada como un ejercicio de lavado de imagen del tándem formado por Matt Damon y Ben Affleck que fueron señalados en el 2016 cuando se dieron a conocer los escándalos sexuales de Harvey Weinstein porque los dos actores fueron algunos de los que supuestamente frenaron las informaciones cuando iban a salir hace casi dos décadas. Lo más valorado de este “Rashomon” es su conexión con “Los duelistas”, la ópera prima de Ridley Scott, y la interpretación de Jodie Comer en su encarnación emotiva de una heroína pero “El último duelo” no ha convencido porque está demasiado pendiente del discurso sobre el empoderamiento y la denuncia de la violencia contra las mujeres. 

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario