“Anomalisa”

“Anomalisa”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: La película tiene por protagonista a un motivador profesional que, cuanto más ayuda a la gente, más monótona y anodina es su vida; todo el mundo le parece y le suena igual. Hasta que la voz de una chica le suena diferente y está dispuesto abandonarlo todo y a todos por alcanzar la felicidad con ella.

Conviene ver: “Anomalisa” es el curioso proyecto de Charlie Kaufman rodado en stop motion con unas marionetas que tienen más vida que algunos actores de carne y hueso. Y es que pocas veces se ha visto una escena sexual tan ardiente, natural y bien planteada como la que tienen en un hotel dos personajes. La cinta indaga de otra manera en las preocupaciones habituales del cine de Kaufman, y de paso de otros coetáneos como Michel Gondry o Spike Jonze, no siendo otras que la rutina, el aletargamiento, la alienación, la insatisfacción y la soledad. Todo representado por un tipo que va dando conferencias motivacionales por distintos lugares (a pesar de su rutina monocorde) conociendo a una chica más joven que él que le hará replantearse su vida hasta ese momento, una anomalía en su propia existencia, y a la que oye con una voz distinta y única en una sociedad que él percibe como aborregada y sin alicientes. Algo sencillo pero bien tratado, con escenas desarrolladas con mesura y de manera nada atropellada, que tiene como curiosidad que sean David Thewlis y Jennifer Jason Leigh los que ponen voz a Michael y Lisa, la pareja de la que hablamos, mientras que Tom Noonan se encarga del resto de personajes, sean del sexo y la condición que sean. Como si fuera su Pigmalión, o bien la tabla a la que agarrarse, el canoso protagonista (hechos todos con una estética que no esconde las grietas de su ensamblaje) se agarra a esa anomalía en su vida, ese torrente de emociones que le despierta una acomplejada chica llena de encanto y que tiene un gran momento entonando la canción más célebre de Cindy Lauper. Una joyita muy original con la que Charlie Kaufman se recupera del varapalo de “Synecdoche, New York” (2008), su debut en la dirección, y de paso ofrece un retrato bastante certero de la soledad de nuestro tiempo en la que no vemos más allá de nuestras narices.

Conviene saber: Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia 2015 y nominada al Oscar 2016 a la mejor película de animación.

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario