“Philomena”

“Philomena”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial y la web en español.

El argumento: Martin Sixsmith es un cínico y descreído periodista caído en desgracia que, un buen día, se encuentra con la historia de su vida: Philomena Lee, una humilde pero siempre bienintencionada mujer de setentaytantos años que se ha pasado los últimos cincuenta buscando a su hijo. La historia de Philomena es una que ha tratado de ser silenciada durante medio siglo y habla de cómo la estricta sociedad de la época le robó a su recién nacido y la condenó a ingresar en un convento como castigo por quedarse embarazada tan joven. Ahora el periodista y la anciana pero valerosa mujer decidirán unir sus fuerzas y se embarcarán en un viaje inolvidable entre dos continentes en busca de la verdad y de la justicia, y que les cambiará a ambos para siempre.

Conviene ver: “Philomena” juega a situarse en el filo. En otras manos sería un melodrama solo apto para sobremesas, con otros actores no tendría poco interés, con otro guion… Pero precisamente de que esté dirigida por el eficaz (pero irregular) Stephen Frears (aunque aquí se echa de menos que se note su mano de realizador apostando por un estilo rutinario), y protagonizada por Judi Dench y Steve Coogan, la convierten en una historia digna de competir por el Oscar a la mejor película por su perfecto equilibrio en el guión entre la emoción que genera el hecho que denuncia de las adopciones forzosas en la Irlanda católica y la comedia british. Tono amable más que crítico. A pesar de la condescendencia con la que se ha hablado de la película, y es que es verdad que la cinta opta por ser una road movie de dos personajes que se autodescubren más que indagar en temas más espinosos que aparecen de manera muy secundaria, tiene mucho mérito que saque el máximo partido a los ingredientes de los que dispone. Judi Dench está estupenda en una de sus mejores interpretaciones, con un estilo desenfadado y natural poco acostumbrado en su carrera con algún momento de auge emocional como la escena del confesionario en la que deja el corazón en un puño o en la que descubre el destino de su hijo, construyendo un personaje determinado, tierno, inocente y con una ingenuidad que le impide odiar, y Steve Coogan es un buen contrapunto en uno de sus personajes más sobrios y menos extremos como periodista muy poco interesado, a priori, en las “historias humanas”. Y si a todo ello le sumamos el nombre de Desplat, cuya música está perfectamente utilizada y da aire engrandeciendo la cinta, el producto final es una de las películas más agradables y entrañables (pero también tristes y amargas) que encontraremos este año en el cine. Una sorpresa y una auténtica joyita que dignifica el concepto de telefilm que se le ha achacado tratando un tema tan en boga como el de los niños robados del que cada vez se descubren más cosas tras losas de secretos, mentiras e inhumanidades. La cinta apuesta por el perdón y la sinceridad más que por atacar a la Iglesia más pacata y oscurantista (influyendo de manera decisiva y trágica a toda la sociedad irlandesa) con los baremos de los tiempos actuales en esta historia real en el que junto a Philomena vamos descubriendo que fue del hijo que tuvo que dar en adopción, estableciéndose a grandes rasgos también una relación maternofilial muy colaboradora entre la protagonista y el periodista que la acompaña siempre enarbolando el respeto y la comprensión. Una película muy reconfortante de ver si no estamos permanentemente buscándole las vueltas porque la cinta tampoco pretende cambiar la Historia del cine, sino ser efectiva entreteniendo y emocionando contando una historia auténtica pasando de la experiencia cotidiana a la universalidad de unos hechos denunciables que han cambiado los renglones de la vida de tantas familias bajo candados se siete llaves. ¿Para qué más? En los tiempos que corren con dramas tediosos y ásperos, ya es mucho, y es bueno que en los Oscar este tipo de cine también esté representado ya que son de las películas que tratan bien al espectador y hacen que la experiencia en el cine sea muy agradable con una historia pequeña pero muy satisfactoria sobre una madre y un hijo que se buscan y necesitan para amar, comprender y perdonar.

Conviene saber: Stephen Frears y Judi Dench vuelven a trabajar juntos tras “Mrs. Henderson presenta”. 4 nominaciones al Oscar en las categorías de película, actriz, guión adaptado y música.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario