“Your name”

“Your name”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Taki y Mitsuha descubren un día que durante el sueño sus cuerpos se intercambian, y comienzan a comunicarse por medio de notas. A medida que consiguen superar torpemente un reto tras otro, se va creando entre los dos un vínculo que poco a poco se convierte en algo más romántico.

Conviene ver: “Your name” es el nuevo trabajo de Makoto Shinkai, director de cintas como “Cinco centímetros por segundo” o “El jardín de las palabras” que es uno de los nombres mejor colocados para coger el testigo de Hayao Miyazaki en el panorama animado nipón. Una cinta fresca y cuidada visualmente que apuesta por el lirismo contemporáneo con tintes de ciencia ficción jugando al cambio de cuerpos que en el cine USA habría dado a una comedia juvenil tipo “Ponte en mi lugar” y que aquí la lleva al disfrutable enredo. Y es que no nos tiene que extrañar que pronto nos llegue un remake USA con esta premisa en la que dos adolescentes (un chico y una chica) despiertan cada mañana con los cuerpos intercambiados hasta que se establece una relación entre ellos. La premisa puede ser ya conocida pero lo aborda con tan elegancia y sensibilidad que la hace única bien jalonada con canciones pop pegadizas y muy apropiadas creadas para la ocasión y que fomenta su éxito a nivel internacional y popular. El sentido del humor que desprende y la moraleja de ponernos en el lugar de otro sólo hace que redondear uno de los títulos más interesantes del año.

Conviene saber: Mejor película de animación en la Asociación de Críticos de Los Angeles y cuarta película más taquillera en Japón sólo por detrás de “El viaje de Chihiro”, “Titanic” y “Frozen, el reino del hielo”.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario