Conexión Oscar 2021: El curioso caso de Lakeith Stanfield

Conexión Oscar 2021: El curioso caso de Lakeith Stanfield

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Todos los años entra en las nominaciones a los Oscar algún intérprete que parece surgido de la nada y este 2021 no ha sido una excepción. Lakeith Stanfield (“Judas y el mesías negro”) ha conseguido la nominación a pesar de que, aunque parezca mentira, siempre haya estado ahí. Ha formado parte de los 12 oscarómetros previos a las nominaciones pero más bien desde la retaguardia y en la categoría para la que había sido propuesto, la de actor protagonista. Es por ello que su candidatura como actor de reparto no es que sólo haya roto quinielas sino que deja algunas cuestiones abiertas bastante interesantes sobre cómo vota la Academia.

Lakeith Stanfield tiene 29 años y se ha convertido en uno de los actores más solicitados del cine usamericano reciente junto a una nueva generación de actores negros como Daniel Kaluuya, Michael B. Jordan, Donald Glover, Trevante Rhodes, André Holland, Jonathan Majors, Stephan James o Jharrel Jerome que están confirmando la pujanza del “black power” con muchos proyectos hechos por afroamericanos con el fin de dar valor a historias que merecer ser contadas y que sirven en cierta manera de exorcismo tras tantos años de discriminación y racismo congénito en la sociedad en general y en el seno de Hollywood en particular.

A Stanfield le vimos por primera vez en “Las vidas de Grace (Short Term 12)” (2013) teniendo después pequeños papeles en “Anarchy: La noche de las bestias” (2014), “Selma” (2014), “Straight Outta Compton” (2015), “Miles Ahead” (2015) y “Snowden” (2016).

Fue en "Déjame salir" (2017) cuando empezó a llamar la atención siendo secuestrado en la primera escena para luego aparecer posteriormente muy cambiado y que se empezara a vislumbrar lo que estaba pasando realmente en la visita que llevaba a cabo un joven negro a la casa de sus futuros suegros blancos en la ácida propuesta de terror de Jordan Peele que sigue siendo de las que mejor ha reflejado la lacra del racismo en la sociedad de hoy en día. Pocos recuerda que el propio Stanfield rememoró su escena en la película en forma de gag en la edición de los Oscar de 2018 en la que la cinta ganó el premio a mejor guión original.

También ha estado en las dos temporadas de "Atlanta" (2016-2018) y protagonizó la comedia negra "Sorry to bother you" (2018) dando vida a un vendedor telefónico que tiene la habilidad de que los usuarios le compren cualquier cosa. Consiguió una nominación al Gotham y al Critics’Choice para después aparecer también en “Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte” (2018), “Diamantes en bruto” (2019), "Puñales por la espalda" (2019) y "Retrato de un amor" (2019).

No se puede negar que Lakeith Stanfield tiene una presencia y carisma que le ha permitido llevar a cabo una carrera en progresión y que da la impresión de que sólo se encuentra al principio de grandes proyectos de futuro. La nominación al Oscar no hace más que avalarlo gracias a su trabajo en “Judas y el mesías negro” de Shaka King, cinta que ha ido “in crescendo” en esta carrera de premios y que arriesgó estrenándose el pasado mes de Febrero (teniendo su premiere en el Festival de Sundance) logrando a base de una propuesta entretenida y con matiz histórico hacerse con toda la narrativa de las películas protagonizadas por negros este año y teniendo un hueco en mejor película dejando fuera a opciones que parecían más consolidadas como “La madre del blues”, “Una noche en Miami...” o “Da 5 bloods: Hermanos de armas”.

En “Judas y el mesías negro” Lakeith Stanfield interpreta a William O’Neal, un criminal de poca monta que fue capturado por el FBI tras robar un coche. Con el fin de que sus cargos fueran anulados, el FBI aleccionó al joven para convertirlo en su informante introduciéndose como espía dentro del seno de los Panteras Negras, la organización nacionalista negra, socialista y revolucionaria activa entre 1966 y 1982 y que preocupaba mucho a los estamentos políticos y judiciales en una época de revueltas, tensión social y lucha contra el comunismo por parte de los organismos del estado.

El objetivo era Fred Hampton, líder de la demarcación, y que se erigía como un potencial peligro según el FBI debido a su radicalismo y capacidad para reclutar seguidores por lo que O’Neal tenía que ganarse su confianza hasta que pudiera ser neutralizado.

Daniel Kaluuya interpreta a Fred Hampton y Lakeith Stanfield a William O’Neal y de cara a su promoción de cara a premios, una vez que Warner Bros. comprobó que sí que tenía un título con aspiraciones como así ha sido, tocaba decidir cómo posicionarlos teniendo en cuenta que las distribuidoras huyen de manera descarada de proponer a dos mismos actores como protagonistas por la misma película. Y es que desde “Amadeus” en 1985 en la categoría masculina y “Thelma y Louise” en 1992 en la femenina no hemos vuelto a ver a dos protagonistas nominados por la misma película en los Oscar.

Seguramente para amarrar el posible Oscar de Daniel Kaluuya, y a pesar de que su Fred Hampton es el que lleva todo el peso y el conflicto de la película, en este caso se decidió postular al británico como actor de reparto y dejar a Lakeith Stanfield como protagonista sacrificando en cierta manera sus opciones ya que sólo un gran éxito del film podía, en principio, llevar a Stanfield entre los nominados en una categoría en la que siempre hay gran competencia. La sorpresa saltó en los Oscar cuando, a pesar de no recibir ninguna nominación previa por la película ni en críticos, Gremios o premios previos, Lakeith Stanfield era el quinto nominado en actor de reparto siendo la 20ª ocasión en la que dos actores o más compiten por la misma película en actor de reparto.

La Academia suele siempre seguir la senda de lo que marcan las productoras en lo referente al posicionamiento de categorías pero en ocasiones se rebelan, muy contadas, siendo las otras dos ocasiones que recordamos las de Keisha Castle-Hughes por “Whale rider” en 2003 y Kate Winslet por “The reader” en 2009, ambas siendo nominadas como protagonistas a pesar de ser promocionadas como actrices de reparto, la primera por la poca confianza en sus opciones siendo una niña y la segunda por el hecho de que Winslet ya tenía ese año otra película en la carrera como “Revolutionary Road” y en ella ya se le estaba promocionando como protagonista.

Lo que ha pasado con Lakeith Stanfield no deja de ser curioso, entre otras cosas porque es de suponer que igual que recibió apoyos en actor de reparto también muchos lo votaron como protagonista, como promocionaba Warner Bros., por lo que fácilmente los votos podrían haberse repartido y quedar en tierra de nadie. Seguramente hubo mucha dispersión de los votos en actor de reparto, había muchas posibilidades para esa quinta plaza, y a pesar de esa división Lakeith no sufrió el quedarse fuera apoyándose también en el buen resultado de una cinta que ha podido llegar a las 6 nominaciones, más de lo que se esperaba.

Otra cosa que da que pensar es que lo más probable es que los académicos que votaron a Stanfield como secundario invirtieron las tornas e hicieron lo propio con Kaluuya en protagonista lo que habla también de la fuerza de las posibilidades del actor británico en esta carrera al no verse afectado por esta situación. Recordemos que desde el caso de Barry Fitzgerald por “Siguiendo mi camino” en 1945, que fue nominado como protagonista y secundario, se cambió la norma para que un actor sólo pueda ser candidato en una categoría, en la que sea más votado por los académicos.

La última pregunta que queda es si perjudicará de alguna manera la presencia de Stanfield las posibilidades de un Daniel Kaluuya que en principio va imparable al Oscar tras ganar Globo de Oro y Critics’Choice siendo, además, el único de los candidatos este año que ya había sido nominado como actor previamente, “Déjame salir” en 2018. Una situación claramente atípica ya que, por primera vez, los dos claros coprotagonistas de la cinta en vez de ser nominados en la categoría principal están ambos como secundarios subrayando todavía más la Academia el "fraude de categoría" alentado por la campaña llevada a cabo por la productora.

Seguramente estamos ante un caso muy parecido al de “Tres anuncios en las afueras” en el que el hecho de que Sam Rockwell y Woody Harrelson compartieran candidatura no impidió que el primero se alzara como triunfador. En todo caso habrá que ver si el hecho de haber destacado aquí a Lakeith Stanfield no le resta algún voto a Kaluuya que puede ser decisivo teniendo en cuenta el peso de los otros trabajos como son los de Sacha Baron Cohen (“El juicio de los 7 de Chicago”), Leslie Odom Jr. (“Una noche en Miami...”) y Paul Raci (“Sound of metal”).

Lakeith Stanfield, además, pasa a engrosar la lista de actores que no han necesitado estar en los Globos de Oro o en el Gremio de Actores para ser candidato al Oscar. En los últimos años les ha pasado lo mismo a Jonah Hill por "El lobo de Wall Street" (2014), Laura Dern por "Alma salvaje" (2015), Charlotte Rampling por "45 años" (2016), Mark Ruffalo por "Spotlight" (2016), Tom Hardy por "El renacido" (2016), Michael Shannon por "Animales nocturnos" (2017), Lesley Manville por "El hilo invisible" (2018), Yalitza Aparicio por "Roma" (2019), Marina de Tavira por "Roma" (2019) y Florence Pugh por "Mujercitas" (2020).

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Juan Fornaris - 17.03.2021 a las 20:32

Precisamente la aseveración que se hace en la entrada de este artículo con respecto a cuantos académicos votaron por Stanfield en la categoría protagonista, sumado al número de votantes que le marcaron como secundario me hace pensar que Kaluuya no tiene tan asegurado como se especula el Óscar en la categoría. Se puede generar una división tan fuerte de votos entre los dos actores de "Judas" que perfectamente puede aflorar una tercera alternativa en Baron Cohen. Por otro lado, no creo que Kaluuya haya recibido votos "en tierra de nadie" para la categoría principal, teniendo en cuenta que en su recorrido por los premios de la crítica fue nominado y ganador en varias asociaciones como reparto, adicional, tanto en los Globos de Oro como Critic's Choice siempre fue candidato como secundario, incluso esta última la ganó mientras se adelantaban las votaciones para las nominaciones, caso contrario a Stenfield que no recibió ningún reconocimiento previo.

Juan Fornaris - 17.03.2021 a las 20:39

Y como los SAG se demarquen por otra alternativa que no sea Kaluuya, la categoría de reparto será la más enigmática y fascinante en la historia reciente de los premios de la Academia. Aún así, siendo Kaluuya el eventual ganador en el Gremio de Actores no veo tan claro su triunfo el 25 de Abril, precisamente por culpa de su compañero de reparto. Amanecerá y veremos!

Juan Fornaris - 17.03.2021 a las 21:07

Por otro lado, el caso de Woody Harrelson y Sam Rockwell es diferente al dúo de "Judas" porque Searchlights Pictures si que los promocionó como secundarios, incluso antes de anunciadas las nominaciones a los Oscars de aquella temporada, el binomio Harrelson-Rockwell recibió sendas postulaciones tanto a los SAG como los BAFTA, por tanto, dudo que algún despistado en los Oscars se le ocurriera echar en tierra de nadie votos por confusión de categorías, como si pinta que fue el caso de la actual carrera de mejor secundario.

Pedra - 17.03.2021 a las 23:06

Los que consideraran a Kaluuya protagonista habrán votado a Stanfield como secundario, y los que hayan considerado a Stanfield como protagonista habrán votado a Kaluuya como secundario. También puede haber gente que los haya votado a ambos como protagonistas, pero me resultaría muy extraño que haya mucha gente que haya votado a los dos como secundarios, por lo que sí veo muy probable que muchos votos hayan quedado en el limbo de la categoría protagonista.

Y precisamente el hecho de que ambos hayan entrado en secundario a pesar de que muchos de sus votos habrán sido en principal, confirma que los dos actores llegan muy fuertes a la carrera. Salvo que los votos se repartan de manera más o menos equitativa entre los dos, algo que dudo, la victoria parece asegurada para Kaluuya.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario