"El sastre de la mafia"

"El sastre de la mafia"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Chicago. 1956. Leonard es un sastre inglés que confeccionaba trajes en la mundialmente famosa Savile Row de Londres. Después de una tragedia personal termina en Chicago, trabajando en una pequeña sastrería en una zona difícil de la ciudad donde hace ropa elegante para las únicas personas a su alrededor que pueden pagarla: una familia de gángsters. Esta familia de mafiosos intentará aprovecharse de la naturaleza gentil y complaciente de Leonard, que junto a su asistenta Mable se verá implicado con la mafia de una manera cada vez más grave.

Conviene ver: "El sastre de la mafia" es una apuesta que juega con el “noir” y el thriller moderno. Una película de gangsters elegante y bien resuelta que, a pesar de ser una ópera prima, sabe cuáles son las claves del género. Una ambientación exquisita, una intriga atractiva y el dejar trabajar a los actores, en este caso capitaneados por un siempre convincente Mark Rylance como sastre meticuloso y con oficio que desde su local sirve de centro de comunicación para dejar mensajes y paquetes entre los miembros de la familia mafiosa para la que trabaja casi en exclusiva al ser los únicos que se lo pueden permitir. La cinta intenta dar algo de lustre a un tipo de películas que parecen de otra época y, aunque conserva cierto aroma añejo, se reinventa sin renunciar a su clasicismo aunque peque de solemne. Un drama criminal que mantiene su interés y no esconde su origen teatral sacando partido a los escenarios pequeños (íntegramente desde el interior de la sastrería) y a unos personajes que se mueven entre las sombras entrando y saliendo de escena con un sastre que pretende permanecer ajeno, junto a su secretaria, de las luchas territoriales entre clanes mafiosos y la búsqueda de un topo del FBI entre sus miembros. Una partida de ajedrez filmada y estratégica rodada con mimo y esmero que, sin inventar nada nuevo, cumple el expediente siendo una de esas cintas que parecen hechas de carril pero que valen mucho la pena porque pueden convencer a un público amplio y siguen mostrando porque el cine, frente a artificios y veleidades de autor, es sobre todo una comunión de planificación en la dirección, sustento en el guión y calibre actoral (completado con Zoey Deutch, Dylan O'Brien, Johnny Flynn, Simon Russell Beale y Nikki Amuka-Bird) para hacer algo que merezca la pena y que trate con respeto al espectador.

Conviene saber: Debut en la dirección de Graham Moore, ganador del Oscar al mejor guión adaptado por “The imitation game” en 2015.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x