“Gunda”

“Gunda”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial

El argumento: Gunda es la protagonista de este tríptico documental en blanco y negro. Cuida de sus hijos, los acompaña en sus descubrimientos y luego se toma un pequeño respiro para recargar energías. Se acerca curiosa a la cámara. ¿Sabe cuál será su destino? ¿Qué es lo que estará pensando? ¿Qué pensará de nosotros? Gunda es una de los varios cientos de millones de cerdos que habitan en el planeta junto con mil millones de reses, representadas en este documental a través de dos vacas, y más de 20 mil millones de pollos. Estén jugando en el barro, sacudiéndose las moscas o buscando gusanos, todos ellos son héroes. Y en esta obra, el ensayista Viktor Kossakovsky se muestra inflexible: después de verla, consumir carne simplemente no es posible. 

Conviene ver: “Gunda” es un documental noruego que nos quiere hacer reflexionar sobre el bienestar animal y consumo de la carne a través de una familia de cerdos. El director y ensayista Viktor Kossakovsky, con la alianza como productor de Joaquín Phoenix, retrata a los animales de una manera humanista. Su protagonista es Gunda, una cerda que cuida a sus lechoncitos que están conociendo el mundo en el que han nacido. No solamente se adentra en esta familia de cerdos sino que también se acerca a otros animales de granja como las gallinas y las vacas para mostrarnos cómo se desarrollan sus vidas mientras desconocen cuál es el destino que les espera.

Kossakovsky, que es conocido por sus documentales cargados de poesía como “¡Vivan las antípodas!” (2011), simplemente se dedica a observar a sus protagonistas. No maneja ninguna línea argumental ni tampoco nos ofrece un discurso activista vegano, evitando cualquier tipo de imagen explícita de crueldad animal, ni siquiera quiere equiparar las vidas de los animales y de los humanos, aunque cuestiones como la maternidad, la empatía y la esclavitud nos afectan. Tan solo nos ofrece la belleza del mundo animal, con una hermosa fotografía en blanco y negro, y deja que sea el espectador quien saque sus propias conclusiones después de quedarse embobado con las secuencias del parto de una cerda, una gallina coja tratando de caminar por el gallinero, las lágrimas de una vaca que está pastando o con el corazón encogido tras un final que pese estar previsto no deja de ser doloroso. “Gunda” es toda una experiencia cinematográfica que nos invita a empatizar con los animales y a cuestionarnos como especie nuestra convivencia con las demás. 

Conviene saber: Este trabajo de Viktor Kossakovsky optó al premio al mejor documental en los premios del cine europeo 2020.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario