“Queridos camaradas”

“Queridos camaradas”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Novocherkask, Unión Soviética, 1962. Lyudmila es miembro del partido comunista local. Ella defiende los ideales del régimen comunista y desprecia todo tipo de disidencia. Durante una huelga laboral en una fábrica de motores, ve cómo el ejército mandado por el Gobierno dispara a los protestantes y comete una masacre. Ese suceso cambiará su visión de las cosas. Con la ciudad destruida y agitada por las revueltas, hay mucha gente herida y desaparecida. Una de las desaparecidas es la hija de Lyudmila, lo que la obligará a buscarla entre el caos.

Conviene ver: “Queridos camaradas” es un drama ruso dirigido por Andréi Konchalovski que vuelve a centrar su mirada en el pasado de la Unión Soviética recreando la masacre de Novocherkask, sucedida en el año 1962 cuando un grupo numeroso de trabajadores fueron asesinados por la policía y agentes de la KGB al mando de Nikita Khrushchev porque se pusieron en huelga, protestaban por la subida del precio de los alimentos básicos y la reducción cada vez mayor de sus salarios. La historia se narra desde el punto de vista de Lyudmilla, miembro destacada del partido comunista local, cuya hija ha desaparecido. Esta mujer inicia una carrera desesperada para saber qué le ha sucedido a su hija visitando oficinas, hospitales y morgues buscando respuestas mientras comienza a adquirir conciencia de la realidad de la Unión Soviética y que pertenece a un sistema, el cual ha defendido y representado con ahínco, tan implacable como carente de moralidad, el cual erradica los derechos y libertades individuales siendo capaz de silenciar la atrocidad de sus actos, haciendo desaparecer a los testigos para responsabilizar a las víctimas de lo sucedido y proteger así la imagen del país de cara a los demás. Una madre cegada por el dogma y que aterriza en la realidad cuando el dolor pasa a ser propio y no ajeno interpretada con solvencia por Yuliya Vysotskaya, mujer del director.

Una clase trabajadora que había confiado en la palabra de los ideales pero cuya puesta en práctica es revertida por los hechos cuando se alcanza el poder quedando desprotegida y traicionada por un movimiento que nació en el pueblo y que acaba convertido en azote hacia los ciudadanos disidentes amparándose en una democracia que no es tal y que encierra mucha oscuridad a su paso. Andréi Konchalovski es sobrio en su puesta en escena, nuevamente rueda en un impecable blanco y negro, y deja la cámara fija para retratar el horror de una manera distante, evitando recrearse en la violencia de la masacre. Un film cuidado que hace reflexionar, preguntarnos sobre las ideologías de camiseta que se intentan defender hasta las últimas consecuencias a pesar de que encaren una deriva enfermiza y que más que narrar la tragedia se preocupa sobre todo por el papel de un gobierno que buscó acallar a la población accionando toda su maquinaria aprovechándose de sus herramientas de poder para ello en vez de para dar un futuro mejor a los suyos. “Queridos camaradas” remueve y conmueve sin necesidad de caer en el maniqueísmo y es una crítica feroz contra el sistema totalitarista y quienes lo alimentan, apoyando y silenciando la barbarie y manipulando los hechos. También nos hace reflexionar de cuáles son las consecuencias de vivir en una sociedad que no ha conocido otra cosa que el adoctrinamiento.

Conviene saber: Premio especial del Jurado en el Festival de Venecia 2020 y representante de Rusia para el Oscar 2021 a la mejor película internacional.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario