Venecia 2020: Chamanes modernos, idealistas que se topan con la realidad y el debut en la dirección de Regina King

Venecia 2020: Chamanes modernos, idealistas que se topan con la realidad y el debut en la dirección de Regina King

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Ya hemos superado el ecuador de la 77ª edición del festival de Venecia. El Lido intenta ser una burbuja para que el mercado cinematográfico se aísle de los avances de la pandemia aunque con las limitaciones que le han garantizado ser un certamen presencial: reducción de aforo, de espectadores y acreditados de prensa y también de estrellas. Independientemente de la añoranza de imágenes que hagan salivar a la iconódula que llevo dentro, y de la escasez de títulos que aspiren a llevar la voz cantante durante los próximos meses, Alberto Barbera ha sabido realizar una selección que le permite sacar la cabeza y también anhelar tiempos mejores.

Hace cuatro años Andréi Konchalovski se llevó el premio a la mejor dirección con “Paraíso”, galardón que también recibió en el certamen por “El cartero de las noches blancas” en el 2014. Con “Dear comrades!” el cineasta ruso, al que también le debemos “Tango y Cash” (1989), se adentra en la Unión Soviética de inicios de la década de los 60 centrándose en la figura de una idealista mujer perteneciente al partido comunista que abrirá los ojos y se cuestionará todo aquello en lo que creía firmemente, o a lo que le condujeron, cuando el ejército cargue contra unos manifestantes y desaparezcan una serie de personas entre ellas su hija. Nuevamente el director ha contado con el beneplácito de una crítica que ha quedado conmovida con un film que apuesta por la sobriedad formal y bastante elegancia, algo que la puede comparar con la polaca “Cold war” (2018), y que a pesar de no ser un alarde de originalidad sabe tocar las teclas adecuadas para ser de lo más eficaz. 

Si en el palmarés de la sección oficial concediera un premio al título que más ha descolocado al personal la polaca “Never gonna snow again” de Malgorzata Szumowska y Michał Englert tendrían muchas opciones de llevárselo. Esta sátira tiene como protagonista a un masajista que llega del Este y que se adentra en las vidas de unos ricos que viven en una comunidad cerrada. Estos clientes, a pesar de tener todo aquello que pueden desear, no ocultan su infelicidad y en este misterioso hombre hallarán a un terapeuta capaz de curar sus almas y cambiar sus vidas. Un film inclasificable que se apoya especialmente en su factura visual, creando secuencias hipnóticas, y que peca en exceso de ello dejando muchas veces a un lado lo que realmente quiere decirnos sobre una sociedad demasiado hueca y ensimismada que se entrega al chamanismo moderno como vía de escape. 

Uno de los grandes patinazos de esta edición ha sido la israelí “Laila in Haifa” en donde Amos Gitai cuenta las historias de cinco mujeres que forman parte de la clientela de un bar y club artístico de Haifa. Gitai ha querido plasmar el ambiente de ese lugar que existe en la realidad y que abraza sin tapujos la diversidad contrastando con una sociedad tan cerrada. A la crítica le ha parecido bienintencionada pero hecha sin ganas y eso se nota especialmente en unos diálogos entre los personajes en donde no hay nada de alma.

Giafranco Rosi ganó el León de Oro en el año 2013 por “Sacro GRA”, posteriormente se alzó con el Oso de Oro en el Festival de Berlín 2016 con la muy oportuna “Fuego en el mar” por la que resultó nominado al Oscar. Con “Notturno” el documentalista italiano se sumerge en la cotidianidad en Irak, Kurdistán, Siria y Líbano. Este trabajo realizado en Oriente Medio ha sido una inversión de tres años, mostrando la devastación a causa de guerras civiles, dictaduras, invasiones y el terrorismo ejercido por el Estado islámico. Un ejercicio de neorrealismo que se pasa de morboso en muchas ocasiones.

El japonés Kiyoshi Kurosawa aborda en "La mujer del espía" uno de sus títulos más ambiciosos. Ambientada en la ciudad nipona de Kobe, en la víspera del estallido de la Segunda Guerra Mundial, un mercante emprende un viaje a la Manchuria y ahí se enterará de un secreto que podría poner en jaque al imperio nipón si él decidiera hacerlo público, su esposa es la única que le apoyará en su lucha. Kurosawa ha querido jugar con el clasicismo de las cintas de suspense, al más puro estilo Alfred Hitchcock. No sobresale por su originalidad pero sí por su buen gusto. Inaugurará la sección de Perlas del Festival de San Sebastián 2020.

Dejamos a un lado la competición para hablar de algunas de las cintas que se han visto fuera de concurso. La presentación de “One night in Miami” de Regina King ha sido para los que hablamos de la carrera al Oscar como un ejercicio para hacer una toma de contacto con una temporada que será diferente a las demás debido a la pandemia en la que estamos inmersos y que ha provocado la paralización de la industria, el cierre de ventanas de exhibición, la cancelación o modificación de certámenes y el retraso en los plazos de elección. Regina King ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto por “El blues de Beale Street” en 2019 y ha debutado en la dirección con “One night in Miami” que se ha convertido en una de las principales apuestas de Amazon para esta temporada. Basándose en la obra de Kemp Powers (autor a su vez del guión) narra el encuentro entre Cassius Clay, Malcom X, Sam Cooke y Jim Browm, en un momento en el que se plantean dar un giro a sus vidas teniendo como telón de fondo el compromiso con la garantía de los derechos civiles. King, que a lo largo de estos años se ha ganado el prestigio a pulso no solamente por su innegable talento como intérprete sino también por su compromiso político, ha conseguido convencer considerablemente a la crítica, especialmente a la norteamericana, que ha sabido ponerla por las nubes, mostrando un espejo de la situación actual en los Estados Unidos, siendo además de muy oportuna reflexión sobre el papel de las figuras notorias en diferentes ámbitos en el activismo en los Estados Unidos. Cuenta además una historia que, a pesar de sus orígenes teatrales, se hace muy entretenida apoyándose en una excelente dirección de actores. King es una oportuna aspirante a ser la primera mujer afroamericana en ser candidata al Oscar a la mejor dirección, algo que de momento se le resiste a Ava DuVernay. 

Nathan Grossman se aproxima con “Greta” a la figura de la activista ecologista Greta Thunberg que se hizo mundialmente conocida por ponerse en huelga en su instituto para protestar en contra del cambio climático, una acción que se ha ido extendiendo por todo el mundo. El documental es por un lado un retrato que pretende ser inspirador, al contar la historia de una chica con Asperger que hace de su síndrome un elemento poderoso, pero no sabe ir más allá del fenómeno ya que se queda muy en la superficie a la hora de hablar de la crisis climática. 

“Mandibules” del inclasificable Quentin Dupieux es la historia de dos amigos con muy pocas luces que, al encontrarse una mosca gigante en un coche, deciden entrenarla para sacarle algo de provecho. Una obra surrealista, con claros ecos al cine de los Coen, y que a pesar de su delirio es uno de sus títulos más accesibles. Ha convencido a medias. 

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario