Venecia 2020: El golpe en la mesa de Vanessa Kirby con su doble presencia en la competición

Venecia 2020: El golpe en la mesa de Vanessa Kirby con su doble presencia en la competición

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Pasada la traca inaugural con la difusión de la idea de que Venecia es lo más parecido a un refugio antinuclear frente al coronavirus (COVID-19), ajena un crecimiento del número de contagios en Italia que no se daba desde el mes de Mayo, la 77ª edición del festival de Venecia ya se adentra completamente en su competición alejándose de las imágenes de Cate Blanchett poniéndose y quitándose la mascarilla o de la exhibición galáctica que una vez más hizo Tilda Swinton.

Vanessa Kirby se ha convertido en la sensación de estos primeros días por su interpretación en “Pieces of a woman” del húngaro Kornél Mundruczó (“White God", "Jupiter´s moon"). La actriz británica, que fue candidata al Emmy por la serie “The crown” y que es uno de esos talentos a los que hay que observar muy de cerca, encarna a Martha que acaba de perder a su hijo durante un parto casero, debido a una negligencia de quien ejercía como comadrona, la mujer no solamente debe enfrentarse a ese duro trance sino también a la cada vez más tensa relación que mantiene con su marido (interpretado por Shia LaBeouf) y con su suegra que es una mujer muy dominante a la que da vida Ellen Burstyn. El debut en inglés de Mundruczó ha convencido aunque sí se se le achaca cierto desequilibrio entre el psicodrama de una mujer a la deriva (en donde se nota la influencia de Bergman y Cassavetes) y una cinta judicial muy de carril y plagada de escenarios comunes aunque Vanessa Kirby tenga ahí una escena para hacer gozar a la audiencia. Apuntad su nombre para este fin de semana y quién sabe si para esta carrera un tanto excepcional que vamos a vivir. Se verá en el Festival de Toronto a la espera de encontrar distribución en los diferentes mercados. 

Nuevamente nos encontramos a Vanessa Kirby en la norteamericana “The world to come” de Mona Fastvold en donde junto a Katherine Waterston, Casey Affleck y Christopher Abbott interpreta a unas parejas de la Costa Este estadounidense de mediados del siglo XIX que tratan de sobrevivir en un entorno realmente hostil. La historia se centra en las dos mujeres, Abigail y Talle, que entablan una relación y encuentran la una en la otra el consuelo y el amor que no han hallado en sus vidas. El segundo largometraje de Fastvold (coautora de “Vox lux”) ha tenido una más que notable recepción por su sencillez a la hora de abordar el deseo femenino en un ambiente represivo. La directora noruega conmueve y sabe sacar extraer petróleo de sus intérpretes. Se podrá ver en la sección Perlas del Festival de San Sebastián 2020

Muy buena sensación ha dejado la hindú “The disciple", ópera prima de Chaitanya Tamhane en donde un vocalista de música clásica de la India comienza a cuestionarse si ya puede seguir dando más de sí y alcanzar esa excelencia que algún día creyó tener. Una cinta que juega con el contraste entre el tradicionalismo y el aperturismo hacia nuevos horizontes y culturas de la Mumbai actual. Su protagonista, Aditya Modak, ha sido muy destacado por su interpretación llena de matices al igual que la radiografía social que realiza su director. Cuenta con la producción ejecutiva de Alfonso Cuarón. 

La italiana “Padrenostro” de Claudio Noce se centra en un niño de la Roma de 1976 cuyo padre sufre un ataque terrorista. El niño tiene diez años, posee una gran imaginación y como es obvio su infancia cambia de una manera radical por un hecho tan traumático. El chaval encontrará un refugio en un chico algo mayor. Ha dejado una sensación un tanto agridulce, Noce toma como punto de partida su propia historia ya que su padre, que era subcomisario, también fue víctima del terrorismo, y precisamente su guión ha sido lo más cuestionado del film ya que juega demasiado con la ambigüedad, eso sí, es enérgica y sabe captar el espíritu de la época. 

La italiana Susanna Nicchiarelli (“Nico, 1988”) ha presentado en Venecia “Miss Marx”, una de esas cintas que pueden encandilar a las señoras de Donostia porque es una de las Perlas del Festival de San Sebastián 2020. El film, protagonizado por la nunca bien ponderada Romola Garai, se centra en la figura de Eleanor, la hija menor de Karl Marx, que fue una de las primeras mujeres que relacionaron el feminismo con el socialismo. Fue precursora en la defensa de los trabajadores, las mujeres y la lucha por la abolición del trabajo infantil. Lo que más ha convencido de este film es que juega a la subversión, queriendo romper con todos los clichés del género (aunque eso le haga caer muchas veces en tierra de nadie) y especialmente en Romola Garai que a nivel cinematográfico logra dar por fin un golpe en la mesa. 

Una de las cintas que han convencido más a la prensa es la iraní “Khorshid (Sun children)" de Majid Majidi. Su protagonista es Ali, un chaval de 12 años que ha de trabajar muy duro para que su familia pueda salir adelante. Un buen día se le encargará buscar un tesoro oculto bajo la tierra y recluta a sus tres mejores amigos aunque les oculte parte de la historia. La cuestión es que el lugar en donde supuestamente está enterrado el botín está muy cerca de una institución caritativa que educa a niños sin hogar. Un film muy bien armado, de tan solo 90 minutos, a caballo entre la comedia de aventuras y el drama y que nos da una lección de vida de una manera muy inteligente, sin caer en el sentimentalismo barato. 

Venecia también se ha sabido nutrir de una buena cosecha de títulos que se han podido ver fuera de la competición. En una era preCovid asistíamos al baño de masas de las grandes estrellas, cómo olvidar esa exhibición de Lady Gaga cuando se presentó “Ha nacido una estrella” o a Lindsay Lohan olvidándose de la ropa interior. Ahora mismo el plantel estelar tiene el aforo limitado y desde luego no hay fans rodeando la alfombra roja buscando desesperadamente un selfie para subirlo a las redes sociales. 

El oscarizado Jim Broadbent encarna en “The Duke” de Roger Michell a un taxista que roba el retrato del Duque de Wellington hecho por Goya de la galería nacional de Londres. Le acompaña la también galardonada por la academia Helen Mirren, se basa en un suceso real y de haber estado en la competición habría sido un soplo de aire fresco porque ha gustado muchísimo a la crítica, especialmente a la británica

Gia Coppola, la nieta de Francis Ford, es una de las habituales de las secciones paralelas de Venecia y regresa nuevamente al Lido para mostrar “Mainstream”, una sátira sobre la cultura youtuber que tiene a Andrew Garfield, Maya Hawke, Nat Wolff y Jason Schwartzman como principales protagonistas y que no ha tenido una acogida especialmente destacable, lo más notorio es la interpretación pasadisima de vueltas de Garfield

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario