Centenario Katharine Hepburn: “La mujer del año”, la escena

Centenario Katharine Hepburn: “La mujer del año”, la escena

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Por todo lo comentado anteriormente en entregas precedentes, la MGM pensó que Kate era la partenaire ideal y más compatible para la otra gran estrella de la compañía, Spencer Tracy. Más todavia cuando la propia Hepburn impuso a la productora que para que ella estuviera en la película sería necesario que Spencer fuera su compañero.
Fue en “La mujer del año” (1942) cuando se produjo el encuentro de una de las grandes parejas de cine de todos los tiempos. Una película que hablaba de la lucha de géneros, siendo un título que aún en el día de hoy permanece de plena actualidad. Un choque de caracteres que al final de la película daba lugar a la concienciación de que no podían vivir el uno sin el otro. Estarían juntos a lo largo de nueve películas y veintisiete años.

Curiosa es la anécdota que cuenta que en 1941 Katharine Hepburn leyó el guión de la película “La mujer del año”, el texto era un esbozo de setenta y ocho páginas escritas por Garson Kanin, su hermano Mike y Ring Lardner. Katharine llamó a Garson para preguntarle a quién se le había ocurrido que Spencer Tracy fuera el hombre. Garson le respondió que creía que estaría muy bien en ese papel. Katharine respondió: “Pués… no lo sé. Me pregunto si funcionaríamos bien juntos. !Somos tan distintos!”
Garson explicó que cuando le dijo a Spencer Tracy que tenía un guión que sería estupendo para él y Katharine Hepburn, Spencer respondió: “¿De veras… crees que podríamos trabajar juntos? Somos tan… tan diferentes…”.

El encuentro se produjo un día en que Hepburn salía de un edificio de la MGM donde vio a Joseph Mankiewicz con Spencer Tracy . Se acercaron a ella y cuando Kate le tendió la mano (repasando a su nuevo actor principal de la cabeza a los pies) le dijo: “Señor Tracy, usted no es tan alto como esperaba”. A lo que Mankiewicz replicó: “No te preocupes, Kate, él te reducirá a su tamaño”.

Parece ser que cuando se inició el rodaje, el director del film, George Stevens, tenía una relación sentimental (por segunda vez) con Katharine, sin embargo al cabo de unos días ocurrió algo extraordinario en el plató, el romance descrito en la película se estaba desarrollando ante los ojos de todo el equipo. El magnífico guión se vio realzado porque una auténtica química surgió entre los dos protagonistas

CentenarioKatharineHepburn_Lamujerdelaño.jpgEn “La mujer del año” él es un reportero especializado en deportes. Ella, una famosa periodista política que necesita que la recuerden los placeres simples de la vida. En definitiva, una inteligente comedia de lucha de sexos llena de humor, conexión y simpatía.
La temática resulta absolutamente actual, ya que nos presenta una pareja en la que ambos trabajan y en la que, curiosamente, la mujer tiene mayores éxitos profesionales que el marido. Un tema de actualidad como es el de la conciliación de la vida laboral y familiar. ¿Es posible que una brillantísima mujer pueda hacer compatibles su carrera profesional con una vida familiar plena y adecuada, fundando y manteniendo un hogar?
Ninguno de los dos quiere renunciar a sus principios pero su forma de entender y vivir la vida son diametralmente opuestas porque sus orígenes y su formación también lo son.

A pesar de un historial amoroso bastante amplio, que incluye a nombres como Howard Hughes, John Ford, e incluso alguna amiga de confianza como su secretaria, como afirma su última e incendiaria biografía, la Hepburn sólo estuvo casada una vez, y fue con Ludlow Ogden Smith, del que se separó a los 21 días de la boda. Sin embargo, Spencer fue el hombre de su vida, con el que estuvo en los buenos y en los malos momentos, siendo considerado un matrimonio a todos los efectos por la industria de Hollywood, a pesar de que algunas malas lenguas afirman de que entre los dos más que amor hubo amistad y lealtad, ya que entre otras cosas se recalca la repugnancia que provocaba en Katharine el sexo.

Vídeo

Tu primo.
Coronado

 

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario